Como un personaje más en el Belén Salzillo – Episodio IX

Sacar agua del pozo era una faena rutinaria en casi todos los pueblos de España y sigue siendo, por desgracia, en muchos lugares de la tierra donde un mal pozo suministra el agua a una población y otros que para sacar agua del pozo tienen que andar varios kilómetros para encontrarlo. Probablemente el mismo autor de esta obra, Salzillo, tendría un pozo o una aljibe en el patio de su casa.

En la huerta se hacía un pozo hasta la profundidad suficiente para llegar al nivel freático. Se hacía cerca de la casa o en el patio de la vivienda. Por seguridad y utilidad, en la superficie se levantaba el brocal sobre el que se instalaba una polea para subir el cubo que contenía el agua extraída.

El aljibe es un depósito destinado a guardar agua potable, procedente de la lluvia recogida de los tejados de las casas. Igualmente tenía su brocal y su polea o garrucha.

El agua es un elemento básico y un bien escaso en la Región de Murcia, por ello el los murcianos somos muy sensibles al hablar de este tema. La Región ha estado siempre ligada al uso del agua, existiendo desde tiempos del dominio árabe una amplia y compleja red de riego, para llevar el agua donde se necesitaba.

El regadío en Murcia ha contribuido de forma inequívoca a su vertebración territorial, paisajística y económica, convirtiéndose el agua en el principal factor productivo que proporciona viabilidad al crecimiento y desarrollo económico de la Región.

Para ello, el agricultor murciano ha aprendido como nadie a gestionar su escasez y  a racionalizar su uso. Esto ha provocado que la productividad del agua en la Región sea de las más altas de España.

Salzillo y todos los belenistas murcianos centramos nuestro paisaje en la huerta. Allí colocamos la noria o la ceña con su borrico dando vueltas para sacar el preciado líquido que discurrirá por las acequias.

En ese espacio belenístico colocamos igualmente, naranjos, limoneros, hortalizas y a los agricultores que las cultivan con esmero y ciencia y así la huerta se convierte en un vergel.

En el belén podemos ver un amplio  muestrario de oficios y actividades realizadas en la huerta y que Salzillo que estudió del natural.

En esta ocasión me vestiré de huertano con mi camisa, chaleco, mis zaragüelles y mi sombrero, para sacar agua del pozo.

El pozo o el aljibe nos servía no solo para sacar agua sino también para refrescar la fruta o el vino en los calurosos días de verano. ¡Cuántos melocotones, albaricoques, melones y sandías he colocado en el cubo para tenerlos frescos a la hora de la comida!

Como acabo de sacar agua fresca del pozo al portal me acercaré, a ofrecérsela al Niño a la Virgen y a San José, a todos los que se acerquen también se la daré, y como aun me queda un poco en el cubo, con  la mula y el buey la terminaré.

En el belén estaré sacando agua del pozo mientras los belenistas me quieran poner en sus belenes. En el de Salzillo estoy permanentemente para recordar a los visitantes que en otro tiempo el agua no salía por el grifo sino que había que sacarla con esfuerzo del pozo.

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *