Belen Kids

Cuentos y videos infantiles

Cuentos infatiles belencribs banner

 

Cuentos infantiles, fábulas y cuentos para dormir

Comenzaremos definiendo el cuento como un relato breve, oral o escrito, en el que se narra una historia de ficción con un reducido número de palabras. Así mismo, como toda narración debe contener, una intriga, un clímax y un desenlace, es decir, una introducción, un nudo y un desenlace.

Por tanto, el objetivo de todo cuento es causar emoción en el receptor de una forma rápida y concisa.

Generalmente los cuentos se escriben para los niños y por ello decimos cuentos para niños o cuentos infantiles cuyos términos los usamos indistintamente.

De manera similar podemos hablar de literatura escrita para niños, es decir cuentos escritos para un público infantil.

Seguramente, al hablar de cuentos para niños los asociamos a los cuentos de hadas, pero diremos que no todos los cuentos de hadas son para niños, ni todos los cuentos para niños son de hadas.

Claro está que cuando hablamos de cuentos infantiles todos nos retrotraemos a nuestra infancia, por lo menos en la mía, era frecuente decir cuentos de hadas a todos los cuentos infantiles o para niños.

Sobre todo, hemos de decir que los cuentos infantiles poseen una narración clara y tienen una sencilla comprensión adaptada a las edades de los pequeños.

 

Clases de cuentos

El cuento podemos decir, sin equivocarnos, que es tan viejo como la historia.

Aunque no quedan vestigios escritos de los hombres primitivos es seguro que los padres contarían a sus hijos historias de caza y de animales.

Como resultado los cuentos se han transmitido de generación a generación hasta nuestros días.

Si se transmitieron de padres a hijos, por ello, podemos decir que hay diversa clase de cuentos, algunos lo dividen en cuentos populares, cuentos literarios y cuentos clásicos.

Los cuentos populares son aquellos que se han transmitido por tradición.

Generalmente de una forma oral transmitida de unos a otros y contados por tanto de muchas maneras distintas, dando lugar a versiones y variaciones del cuento.

Los cuentos populares los había de hadas, de mitos, de fábulas, leyendas o de hechos reales transformados en cuentos ficticios.

Los cuentos populares han gozado de una larga tradición. Muchos de esos cuentos populares eran narraciones locales y muchas de ellas han llegado hasta nuestros días.

Mas tarde, esos cuentos fueron escritos en papel de los cuales conocemos cuentos de distintos de lugares distintos.

Tal vez de los cuentos populares más conocidos son los de los hermanos Grimm.

Cuentos que siguen siendo la delicia de los pequeños y grato recuerdo de los mayores.

Todos recordamos: La cenicienta, Caperucita roja, Blancanieves, El enano saltarín por mencionar algunos.

Ciertamente, estos cuentos populares son los que nuestros padres nos contaron cuando éramos pequeños y que ahora los seguimos contando nosotros.

En todas las culturas existen los cuentos de tradición oral o cuentos populares de esos pueblos o naciones.

Así tenemos, por ejemplo, los cuentos populares indios que son una fuente de sabiduría plasmada en incontables leyendas.

Los cuentos en la India, lo mismo que ocurre en los cuentos populares de otras naciones, no fueron únicamente un medio de esparcimiento, sino que cumplieron otras muchas funciones educativas y sociales.

Los cuentos literarios

Los cuentos literarios se diferencian de los populares porque estos se escriben con una intención meramente estética y literaria.

Aunque el cuento literario, es también una narración breve tiene la intencionalidad de llevar un mensaje de carácter ético que puede generar un cambio o un aprendizaje.

La unilateralidad de su estructuración y la sencillez de sus formas le hacen uno de los géneros literarios más abordados por escritores.

Por tanto, el cuento literario suele estar escrito por un autor conocido que decide fijar el texto para expresar unas ideas o unas emociones.

Además, el cuento literario abarca un público más específico. No será lo mismo escribir un cuento para niños que un cuento para adultos.

El primer cuento literario en lengua española es el del Conde Lucanor que recoge más de cincuenta cuentos en los que el conde le pregunta a su consejero sobre asuntos del reino y el consejero le ofrece su opinión mediante una breve historieta.

Cuentos clásicos

Igualmente son narraciones breves que se han transmitido oralmente en distintas localidades y alguien los ha recopilado.

La mayoría de los cuentos que han llegado a nuestros días se recopilaron en el siglo XIX.

Claro está que se transmitieron de boca en boca y se escribieron en una versión aceptada por los habitantes de las localidades concretas.

Los cuentos que presentamos en nuestra web son estupendos cuentos para niños que le ayudarán a fomentar el amor por la lectura.

En nuestra página web encontrarás todos los cuentos infantiles que necesitas como recurso pedagógico y divertimento.

Son cuentos infantiles cortos en español donde encontrarás los cuentos populares adaptados a los tiempos y sus valores.

En Belencribskids nos hemos esforzado para que los cuentos infantiles lleguen a los niños y para que los padres y maestros los utilicen como herramienta pedagógica.

Muchos de nuestros cuentos infantiles son fabulas con sus correspondientes moralejas que nos ayudan a educar en valores.

cuentos infantiles pedagogicos en clase y familia

Es, precisamente, en esas sencillas y divertidas historias donde los peques hacen suyo el mensaje y lo incorporan a su existencia vital.

Por ello decimos que los cuentos infantiles, es una de las mejores herramientas para el aprendizaje.

Ellos están diseñados para enseñar y divertir y los niños aprenden muchos valores que de otra forma les costaría más aprender.

Los cuentos infantiles, son un instrumento ideal de comunicación que sirve a los padres y maestros como vehículo para transmitir un mensaje y algún valor o virtud.

Cuentos para soñar

En realidad, casi la mayoría de los cuentos son para soñar, por ese algo que la misma palabra “cuento” tiene

Todos los cuentos que realiza Belencribs están pensados para despertar la imaginación de los pequeños.

La mente de los infantes esté en continua ebullición, para desarrollar sus capacidades cognitivas que engloban procesos como la percepción, el pensamiento, la conciencia, la memoria, imaginación, etc.

Por ello intentamos que los cuentos infantiles cortos de Belencribs estén llenos de valores para que penetren en sus mentes de manera casi natural.

Como todos los cuentos infantiles están estructurados para captar de una manera rápida la atención de los pequeños.

Por ello, en pocas líneas se desarrolla la clásica estructura de la narración:

Comienzo: es el inicio de la historia, donde se presentan los personajes

El Nudo: es la parte central del relato, donde se plantea el conflicto, la trama, el clímax

El Desenlace: donde se resuelve el conflicto.

Los cuentos de siempre

Con este título queremos decir los cuentos tradicionales o populares que, en todos los países, con uno u otro matiz, se han contado por los padres o abuelos.

Belencribs ha procurado adaptar el lenguaje al tiempo actual para captar rápidamente la atención de los peques.

Si eres padre o maestro y entras en nuestra página web encontrará los cuentos que necesitas para cada momento, bien por su brevedad o por el aporte de algún valor que quiera transmitir.

Igualmente estimulareis a vuestros hijos o alumnos a que creen el hábito de la lectura, que tan beneficioso les servirá para su vida.

Cuantas veces, cuando éramos pequeños, les pedíamos a nuestros padres que nos contaran un cuento a la hora de ir a la cama.

Eran los que llamamos cuentos para dormir y ejercían un poder casi hipnótico porque casi nunca terminábamos de escuchar el final porque el sueño nos atrapaba.

Si ahora tus hijos te piden que les cuentes un cuento y tu imaginación no está despierta o porque te sientes cansado recurre a tu móvil y busca belencribskids y ahí encontrarás alguno que te sierva para ese preciso momento.

Si quieres hazlo con tus propias palabras ya que a los niños les gusta escuchar la voz de su mamá o su papá, los nuestros son simples recordatorios de los muchos cuentos o fábulas tradicionales que te pueden servir de guía.

Por todo ello, en belencribs continuamos trabajando e intentando que cada semana encuentres un nuevo cuento que transmita valores.

Así mismo, en nuestra web encontrará cantidad de fábulas de las cuales te voy a introducir en ese mundo.

Las fábulas

Lo primero que hay que definir es que es y el porqué de una fábula: Según la Real Academia de la Lengua:

Fabulas en clase y familia

Las fábulas son relatos o composiciones literarias en prosa o en verso que proporciona una enseñanza o consejo moral.

En esas narraciones casi siempre los personajes principales suelen ser animales o cosas inanimadas que hablan y actúan como seres humanos.

De esta forma la enseñanza queda más generalizada y se puede aplicar como contrapunto a los seres humanos.

También y de manera similar podemos precisar que una fábula clásica es una leyenda que narra las acciones de los dioses o héroes de la Antigüedad.

Es por ello por lo que la fábula clásica tiene una doble estructura; porque se encuentra una oposición entre dos personajes de posiciones subjetivas encontradas. Así como muchas de las fábulas que encontrarás en nuestra web.

Así mismo, la fábula, posee una intención didáctica ético-moralizante de carácter universal que casi siempre aparece al final que se llama generalmente moraleja o lección moral.

De hecho, Helena Beristáin Díaz que fue una investigadora y académica mexicana, así mismo, indica que “se trata de un género didáctico mediante el cual suele hacerse crítica de las costumbres y de los vicios locales o nacionales.

Por lo tanto, también de las características universales de la naturaleza humana en general”.

A causa de su carácter práctico, se la ha llamado «la pariente pobre del mito».

Como resultado de lo dicho anteriormente podemos decir que una fábula tiene:

Primero: Un elemento narrativo donde se relatan los hechos.

Segundo: una estructura que generalmente se plantea una problemática o dilema moral que puede tener solución o no.

En tercer lugar: Los personajes. Casi siempre, los personajes suelen ser animales.

Dichos personajes viven las pasiones humanas: la envidia, la codicia, la soberbia, etc. Como los hombres las viven.

Por último, mencionamos el tema, cuya intención es la de criticar los comportamientos y actitudes que se van desarrollando dentro de la fábula.

En casi todas las fábulas los personajes siempre hay uno que tiene una posición social más alta mientras que el otro la tiene baja.

Las fábulas se han transmitido oralmente de generación en generación.

Por lo tanto, se diferencian de otros géneros narrativos más mutables como el cuento, el relato o la novela.

Las fábulas era un género literario que se utilizaba en Mesopotamia hace más de dos mil años.

En la antigua Grecia se escribió la primera fábula: la fábula del ruiseñor.

Son muchos los escritores que de una u otra forma han escrito fábulas entre los clásicos podemos destacar a Esopo.

Durante el Renacimiento el propio Leonardo Da Vinci escribe un libro de fábulas.

En Francia podemos destacar a Jean de la Fontaine.

Así mismo en España tenemos Tomás Iriarte y Félix María Samaniego

En la actualidad la fábula ha tomado valor reivindicativo o de protesta con el napolitano Sabatino Scia.

Las fábulas para educar a los niños

Como hemos visto en el anterior epígrafe las fabulas tienen un gran valor educativo para los niños. Con las fábulas los padres pueden enseñar de una manera fácil valores y principios a sus hijos.

Expertos en educación afirman que aparte de su enseñanza moralizante tiene otra componenda como es la expresión oral.

Cuentos infantiles en clase y familia

La fábula, de igual forma, tiene un valor acumulativo y asociado a la experiencia del individuo:

Primero: La misma fábula revisada por el mismo individuo en etapas diferentes tiene perspectivas diferentes. Por lo tanto, sigue aportando su valor.

La fábula es una herramienta útil y sencilla que pueden utilizar los maestros para educar a sus alumnos.

Las fábulas se diferencian de otros géneros literarios como el cuento y la novela porque en la fábula siempre hay una moraleja. Dicha moraleja sacada del comportamiento de los protagonistas permite a los padres y maestros a reflexionar sobre lo que está bien y lo que está mal.

A los niños les gustan las fábulas porque

Primero: son relatos cortos asimilables por los niños.

En segundo lugar: los personajes son, generalmente, animales, que les encanta a los niños porque muchos de esos animales los han tenido como peluches en sus casas.

Así mismo las fábulas debido a la brevedad de la narración captura la atención de los pequeños.

Por último, debido a esa brevedad los niños retienen la fábula que recordarán en el futuro.

Los padres y maestros pueden utilizar las fábulas para estimular a los pequeños a la lectura.

Te voy a dar unas razones que refuerzan la utilidad de la fábula:

–  Enseñan valores.

– Aprenden a diferenciar lo bueno de lo malo.

– Estimulan la afición por la lectura.

  • Fomentan la reflexión.
  • Estimulan la creatividad e imaginación
  • Conecta a los niños con los animales:
  • Para cualquier edad.

Los cuentos infantiles

Pocas cosas existen tan cargadas de magia como las palabras de un cuento.

Un cuento está lleno de sugerencias y de un extraño poder que arrebata y pone alas hacia mundos donde no existen ni el tiempo ni el espacio.

Los cuentos representan uno de los aspectos más inolvidables e intensos de la primera infancia.

Cada cuento es único y en todos ellos damos rienda suelta a la imaginación, a la creatividad, al aprendizaje individual, al sentimiento, a la duda, a la observación, a la emoción, a la escucha, a la palabra, a las sorpresas, al querer, al compartir y al sentir.

Mi experiencia como maestro te puedo decir que los cuentos aportan grandes beneficios para los pequeños. Te nombraré algunos que si eres madre/padre o maestro los conoces perfectamente:

Primero: Fomentan la creatividad y el poder de la imaginación.

Tercero: Mejoran el dominio verbal: amplían el vocabulario y enseñan nuevas frases.

Cuarto: Desarrollan la atención: mejoran las habilidades de escucha y la capacidad de atender durante más tiempo.

Quinto: Aumentan la memoria y mejoran la concentración.

Sexto: Mejora la comunicación: la narración de cuentos anima a los niños a hacer las preguntas adecuadas y a expresarse correctamente.

Séptimo: Ayudan a interpretar hechos y a sacar conclusiones.

Octavo: Favorecen la extroversión al ofrecer otra forma de ver el mundo a través de los demás.

Noveno: Es un tiempo lúdico que hace disfrutar a las niñas/os

Décimo: Si el cuento es narrado en familia refuerza los lazos afectivos entre los participantes.

En conclusión, podíamos decir que el cuento infantil y las fábulas tienen un gran valor educativo.

Es un recurso metodológico en educación infantil.

Y sirve de base a muchas actividades de enseñanza-aprendizaje.

Es un recurso tanto de la educación formal como no formal.

A través del cuento, fábula o literatura infantil se contribuye al desarrollo global de los pequeños en todos sus ámbitos: lenguaje, social, emocional, cognitivo y motor.