COMO UN PERSONAJE MAS EN EL BELÉN DE SALZILLO

Presentación

 

He escrito este libreto para aportar un pequeño grano de arena a lo mucho que se ha escrito y se seguirá escribiendo sobre Salzillo y al mismo tiempo animar a los belenistas a que continúen  escenificando en sus belenes los misterios que ocurrieron con el nacimiento del Niño Jesús en el siglo I de nuestra era.

Me gustaría que cada belén, con más o menos figuritas, fuera una auténtica catequesis como lo concibió nuestro más insignes escultor murciano Francisco Salzillo, que ya en vida fue considerado por sus contemporáneos como «celebrado escultor de España» y «escultor del mayor crédito de estos reinos».  «una gloria de nuestra patria, uno de esos predilectos hijos del arte, honra y orgullo de las naciones que tienen la gloria de poseerlos»(Julian Gomez de Maya).

       Si hubiera vivido en el siglo XVI, sería igual a los grandes maestros de aquel tiempo; pero nació en el peor que tuvo España para la escultura, y en una ciudad en que no había modelos que imitar ni maestros que enseñasen. (Ceán Bermúdez, Diccionario de Bellas Artes).

       Hombre de profunda fe religiosa de costumbres sencillas y de vida ejemplar. A él le debemos su famoso belén compuesto por 556 personajes populares y 372 animales.

Sus figuras de unos 30 centímetros de altura son tan realistas como sus obras de gran tamaño. Los personajes representados en su belén son una amplia galería de retratos de tipos humanos con sus gestos y actitudes que estudiándolos nos ayudan a penetrar en lo más profundo de sus sentimientos. Esto es lo que he intentado mostrar, con mayor o menor acierto, tomando la personalidad de los personajes elegidos en este pequeño libro.

Para entender cada uno de los misterios de Belén mi consejo es, como decía San Josemaría Escrivá, «hacerse un personaje más: Primero te imaginas la escena, después aplicas el entendimiento» y, yo añado, tratas de imitar a ese personaje que el autor de ese belén lo ha puesto allí para que a sus manera de gloria al Niño que ha nacido en Belén».

La tradición del Belén en España se puede remontar a los siglos medievales. En la región de Murcia se vivió un momento de esplendor artístico a finales del siglo XVII y principios del XVIII. La personalidad del genial escultor Francisco Salzillo acaparó el panorama artístico murciano en esas fechas.

Sus realizaciones escultóricas son de gran belleza y realismo. El tratamiento que da a las figuras del belén es como si fueran de gran tamaño, policromadas y estofadas hasta el más mínimo detalle.

En este libro he querido meterme en la piel de alguna de las figuras del belén de Salzillo para intentar adivinar que hace ese personaje elegido, estudiar su psicología y darle vida como un personaje real.

Saber lo que están pensando, cual es su oficio, su trabajo cotidiano, que hay en el interior de su corazón y que relaciones tienen con otros personajes que conviven con él en el belén es en definitiva el objeto de las líneas de este libreto.

 

Continuará

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *