El león que quería ser rey

0
(0)

 

Hola amigos yo me llamo Niko y hoy quiero contaros la historia del león que quiso ser rey

Érase una vez en la selva vivían toda clase de animales.

Un joven león que se había independizado de su familia salió a buscar un territorio donde vivir y proclamarse rey.

Cuando iba buscando el mejor lugar para establecerse se encontró con león mal herido.

El joven león se acercó a él para socorrerlo y curarle las heridas. El joven león le pregunto que le había pasado.

El león herido le contestó: yo era el rey de esta selva y lo demostraba por mi fiereza. Todos los animales me temían y obedecían.

Pero un día vino otro león que quería mi reino y luchamos, él me venció y me dejó como me ves, menos mal, que has acudido tú y me has curado si no hubiera muerto. Te lo agradezco.

Una vez que el joven león vio que el viejo rey se podía mantener en pie y estaba curado de sus heridas. Se marcho.

 Siguiendo su camino encontró a otro león que estaba encerrado en una jaula con fuertes barrote.

El joven león le preguntó: que haces ahí.

Yo derroté al antiguo rey y cuando estaba gozando de mi reinado vinieron unos hombres y me cazaron, ahora, aquí me ves.

Viendo el joven león que no podía hacer nada por el león enjaulado siguió su camino a la vez que se preguntaba qué podría hacer él para llegar a ser un buen rey.

Ya había visto a los dos leones que toda su fuerza y fiereza no les habían servido de nada.

Debía encontrar otra forma. Andaba en esa reflexión cuando se encontró con un enorme tigre que se divertía humillando a un pequeño zorro. Estaba claro que ese tigre era el nuevo rey.

El joven león salió en defensa del zorro y dirigiéndose al tigre le dijo: por favor, deja a ese zorro.

El tigre le contestó: Es que tú quieres ser el nuevo rey. Para ello tendrás que luchar contra mí.

Yo no quiero ser el rey combatiendo el respeto me lo he de ganar haciendo el bien. Poco a poco el joven león se ganó la fama de ser justo con los otros animales.

El tigre le tuvo envidia y dirigiéndose el joven león le dijo si quieres ser rey me tendrás que vencer.

El joven león que había visto los resultados de los otros dos leones dijo: no quiero luchar mi prestigio lo he ganado respetando a los otros. Pero el tigre se le echo encima para matarlo.

Los demás animales viendo a su benefactor en peligro se echaron encima del tigre y este tuvo que huir avergonzado a toda prisa.

Y así fue cómo el joven león encontró que uniendo: justicia, inteligencia y valentía, se había convertido en rey, amado y respetado por todos.

Comprensión lectora

1.- ¿Qué buscaba el joven león?

A.- Un buen lugar

B.- Un territorio

C.- Una selva

2.- ¿Qué encontró el joven león la primera vez?

A.- Un elefante herido

B.- Un león herido

C.- Un tigre herido

3.- ¿Dónde estaba encerrado el otro león que encontró?

A.- En una trampa

B.- En una piedra

C.- En una jaula

4.- ¿Qué hacia el tigre con el zorro?

A.- Lo saludaba

B.- Lo humillaba

C.- Lo mimaba

5.-¿Cómo se había ganado el prestigio el joven león?

A.- Respetando a los otros

B.- Luchando con otros

C.- Jugando con otros

6.- ¿Qué tuvo que hacer el tigre?

A.- Tuvo que luchar

B.- Tuvo saludar

C.- Tuvo que huir

Actividades

1.- Escribe el nombre de cinco animales de la selva

2.- Con uno de esos animales escribe un cuento

La justicia en los niños

Hay estudios que afirman que la justicia surge de forma natural en los niños y niñas desde muy pequeños, aproximadamente a la 4 años. Por ello es muy importante que los padres den ejemplo para que los pequeños aprendan de acciones positivas.

Los padres han de elogiar las buenas reacciones con respecto a este valor. En muchas circunstancia los padres pueden enseñar el valor de la justicia.

Otra de las cosas que los padres han de potenciar es la autoestima para que se sientan seguros y así en las situaciones injusta que viven o vivirán las afrontarán con equidad.

Los juegos con sus reglas, que han de respetar puede ser un buen cauce para que los pequeños aprendan el sentido de la justicia.  Además de divertirse con los juegos y  socializarse, se ven obligados  a respetar a los demás, a cumplir las normas, a esperar su turno, a esforzarse para ganar a los otros.

Es un error, cuando los padres juegan con ellos, dejarse ganar siempre. Hacerlo de vez en cuando puede ayudar al niño a tener más autoconfianza, pero actuar así como norma, no lo es. Los pequeños, son pequeños pero no tontos, y no importa que de vez en cuando tengan sus pequeñas frustraciones.

Como resultado de lo anteriormente dicho podemos concluir que los pequeños deben ser tratados con justicia y consideración, precisamente por el profundo sentido de la justicia que tienen. Para ellos establecer reglas no es nada contrario a sus razonamientos mentales, lo exigen, porque de esa manera los niños saben apreciar y se dan cuenta de lo justo e injusto que puede ser una actitud.

UNICEF promueve la justicia para los niños, la cual debe estar diseñada para el beneficio de todos los niños y niñas en contacto con el sistema de justicia a fin de asegurar que se encuentren mejor atendidos y protegidos.

Del mismo modo a lo dicho podemos decir que la justicia es un valor que consiste en conocer, respetar y hacer valer los derechos de las personas y también los propios, reconocer a personas que han tenido un buen comportamiento, reconocer los méritos ajenos además de los propios, premiar al buen estudiante e incentivarlo.

Es por ello que resulta tan importante enseñarlo a los niños desde el hogar principalmente, y en el colegio reforzar ese concepto.

Es por ello, que el valor de la justicia hay que enseñarlo desde la edad temprana. Enseñar lo que es bueno y lo malo, lo que es la recompensa y el castigo. Los niños deben aprender a condenar los actos de justicia e injusticia.

Para reflexionar

Podemos definir la justicia como el principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde.

Es además el conjunto de valores esenciales sobre los cuales debe basarse una sociedad y el Estado. Estos valores son los de respeto, equidad, igualdad y  libertad.

Hay varios tipos de justicia pero todos derivados  de la raíz que viene del latín iustitia que significa “justo”.

Comenzaremos  por la justicia distributiva que es la distribución equitativa de la riqueza o recursos entre las personas de tal forma que todos los ciudadanos se vean beneficiados.

Por lo tanto podemos decir que ninguna sociedad puede alcanzar la paz verdadera si no hay una justicia distributiva basada en la equidad (que cada persona obtenga la riqueza que merece según su esfuerzo).

Otra es la justicia retributiva que establece que cada persona debe ser tratada de misma forma en la que trata a otros. Todos somos iguales ante la ley.

También tenemos la justicia procesal que establece normas y reglas que deben ser respetadas por todas las personas por igual.

y por último la justicia social que es un valor que promueve el respeto igualitario de los derechos y las obligaciones de cada ser humano en determinada sociedad.

El Papa León XIII promulgó la encíclica «Rerum  Novarum» el 15 de mayo del año 1891. Con esta encíclica la Iglesia Precisó los principios para buscar la justicia social  en la economía y la industria. La encíclica Rerum Novarum  es una pieza clave de la doctrina social de la Iglesia católica.

El Papa Pio XI en su encíclica  «Quadragesimo anno Trata sobre la restauración del orden social y su perfeccionamiento en conformidad con la ley evangelizadora.

Al terminar la Primera Guerra Mundial, la Organización Mundial del Trabajo incorporó la noción de justicia social en el primer artículo de su constitución, expresando que solo es posible la paz permanente si está basada en la justicia social.

Decía Sócrates que es peor cometer una injusticia que padecerla, porque quien la comete se convierte en injusto y quien la padece no.

 

 

 

 

 

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *