El león y el mosquito

4.7
(13)

El león y el mosquito, una increíble fábula sobre la humildad!.

 

 

 

Un día, un mosquito que volaba cerca de un león se acercó a él y le dijo en tono fanfarrón:

– Tu que dices que eres el rey de la selva, ¿a que no eres capaz de atraparme? Te aseguro que yo puedo más que tú y puedo vencerte.

El león que estaba descansando plácidamente agachó de nuevo la cabeza sin interés ninguno por pelear. El mosquito insistió:

-¡Venga no seas cobarde, defiéndete si puedes!

Diciendo esto, se lanzó contra el león y empezó a picarle en todas partes. El león intento pillar al mosquito y no pudo hacer nada, dolorido y aterrado por el mosquito salió corriendo.

-Ja ja te he vencido, que pensaran los demás animales que un animal tan pequeño como yo vencí al rey.

El mosquito con orgullo empezó a decir que era el verdadero rey de la selva.

-Acabo de derrotar al león soy el animal más fuerte y terrible del mundo.

Como no prestó atención por donde iba, se tropezó con una tela de araña y terminó atrapado por los hilos de la seda.

-Qué triste final, vencí al león y acabo de ser devorado por una insignificante araña.

Procura que la alegría por haber alcanzado un éxito no termine por arruinarte la vida, no te creas nunca el mejor de todo, no seas arrogante y no pienses que los demás son menos.

Ejercicio de comprensión lectora de la fábula el león y el mosquito

Aquí te dejamos el el siguiente ejercicios de comprensión lectora a ver que tal se da, ¿te atreves?.

8

El león y el mosquito

Ponte a prueba y responde a este trivia y descubre cuanto has comprendido sobre la humilidad!

lion-roar

1 / 6

el-leon-y-el-mosquito-pregunta-1

1.- ¿Qué le dijo el mosquito al león?

2 / 6

el-leon-y-el-mosquito-pregunta-2

2.- ¿Qué hizo el mosquito?

3 / 6

el-leon-y-el-mosquito-pregunta-3

3.- ¿Qué dijo el mosquito al león?

4 / 6

el-leon-y-el-mosquito-pregunta-4

4.- ¿Con quien se tropezó el mosquito?

5 / 6

el-leon-y-el-mosquito-pregunta-5

5.- ¿Quién devoró al mosquito?

6 / 6

el-leon-y-el-mosquito-pregunta-6

6.- ¿Que sonido emite el león?

Tu puntación es

The average score is 46%

0%

O si lo prefieres aquí tienes el ejercicio completo para que lo imprimas y revises en casa.

1.-Que le dijo el mosquito al león

A.- No eres el rey de la selva

B.- A que no eres capaz de atraparme

C.- Yo soy más fuerte que un león

2.- Que hizo el mosquito

A.- Empezó a picarle en todas partes

B.- Voló alrededor del león

C.- Se burló del león

3.- Que dijo el mosquito al león

A.- yo soy el más valiente

B.- Él era el verdadero rey de la selva

C.- Ningún animal es más fuerte que yo

4.- Con quien se tropezó el mosquito

A.- con una mosca

B.- con un saltamontes

D.- con una tela de araña

5.-Quien devoró al mosquito

A.-El león

B.-El saltamontes

C.-La araña

6.- Que sonido emite el león

A.- graznar

B.- Rugir

C.- Cacarear

Actividades de la fábula el león y el mosquito

1.- Dibujar un león

Toma una hoja de papel y un lápiz y dibuja una versión tuya de un león. Si quieres copia el león de la siguiente actividad.

2.- Colorear este león

El león y el mosquito - un león para colorear

Descargar dibujo de león para imprimir y colorear

Cuentos, fábulas, historias y oraciones para educar

Todos los cuentos llevan sus actividades para facilitarte el trabajo.

Las fabulas en el león y el mosquito

Lo primero que hay que definir es que es y el porqué de una fábula: Según la Real Academia de la Lengua:

Las fábulas son relatos o composiciones literarias en prosa o en verso que proporciona una enseñanza o consejo moral.

En esas narraciones casi siempre los personajes principales suelen ser animales o cosas inanimadas que hablan y actúan como seres humanos.

De esta forma la enseñanza queda más generalizada y se puede aplicar como contrapunto a los seres humanos.

También y de manera similar podemos precisar que una fábula clásica es una leyenda que narra las acciones de los dioses o héroes de la Antigüedad.

Es por ello que la fábula clásica tiene una doble estructura; porque se encuentra una oposición entre dos personajes de posiciones subjetivas encontradas. Así como la fábula del León y el mosquito que se muestra en este apartado.

Así mismo posee una intención didáctica ético-moralizante de carácter universal que casi siempre aparece al final que se llama generalmente moraleja o lección moral.

De hecho, Helena Beristáin Díaz que fue una investigadora y académica mexicana, así mismo, indica que “se trata de un género didáctico mediante el cual suele hacerse crítica de las costumbres y de los vicios locales o nacionales.

Por lo tanto, también de las características universales de la naturaleza humana en general”.

A causa de su carácter práctico, se la ha llamado «la pariente pobre del mito».

¿Qué debe tener una fábula?

Como resultado de lo dicho anteriormente podemos decir que una fábula tiene:

➡️ Primero: Un elemento narrativo donde se relatan los hechos.

➡️ Segundo: una estructura que generalmente plantea una problemática o dilema moral que puede tener solución o no.

➡️ En tercer lugar: Los personajes. Casi siempre, los personajes suelen ser animales u objetos inanimados. Dichos personajes viven las pasiones humanas: la envidia, la codicia, la soberbia, etc. Como los hombres las viven.

➡️ Por último mencionamos el tema, cuya intención es la de criticar los comportamientos y actitudes que se van desarrollando dentro de la fábula.

Es por ello por lo que el profesor Christian Vandendorpe , especializado en analizar las fábulas más significativas dice:

En casi todas las fábulas los personajes siempre hay uno que tiene una posición social más alta mientras que el otro la tiene baja.

Las fábulas se han transmitido oralmente de generación en generación.

Por lo tanto se diferencian de otros géneros narrativos más mutables como el cuento, el relato o la novela.

Las fábulas era un género literario que se utilizaba en Mesopotamia hace más de dos mil años.

En la antigua Grecia se escribió la primera fábula: la fábula del ruiseñor.

Son muchos los escritores que de una u otra forma han escrito fábulas entre los clásicos  podemos destacar a Esopo.

Durante el Renacimiento el propio Leonardo Da Vinci escribe un libro de fábulas.

En Francia podemos destacar a Jean de la Fontaine.

Así mismo en España tenemos Tomás Iriarte y Félix María Samaniego

En la actualidad la fábula ha tomado valor reivindicativo o de protesta con el napolitano sabatino Scia.

Las fábulas y los niños

 Como hemos visto en el anterior artículo las fabulas tienen un gran valor educativo para los niños. Con las fábulas los padres pueden enseñar de una manera fácil valores y principios a sus hijos.

Expertos en educación afirman que aparte de su enseñanza moralizante tiene otra componenda como es la expresión oral.

La fábula, de igual forma, tiene un valor acumulativo y asociado a la experiencia del individuo:

Primero: La misma fábula revisada por el mismo individuo en etapas diferentes tiene perspectivas diferentes. Por lo tanto sigue aportando su valor.

La fábula es una herramienta útil y sencilla que pueden utilizar los maestros para educar a sus alumnos.

Las fábulas se diferencian de otros géneros literarios como el cuento y la novela porque en laá fábula siempre hay una moraleja. Dicha moraleja sacada del comportamiento de los protagonistas permite a los padres y maestros a reflexionar sobre lo que está bien y lo que está mal.

A los niños les gustan la fábulas porque

Primero: son relatos cortos asimilables por los niños.

En segundo lugar: los personajes son, generalmente, animales, que les encanta a los niños porque muchos de esos animales los han tenido como peluches en sus casas.

Así mismo las fábulas debido a la brevedad de la narración captura la atención de los pequeños.

Por último debido a esa brevedad los niños retiene la fábula que recordarán en el futuro.

Los padres y maestros pueden utilizar las fábulas para estimular a los pequeños a la lectura.

Te voy a dar unas razones que refuerzan la utilidad de la fábula:

  • Enseñan valores.
  • ✅ Aprenden a diferenciar lo bueno de lo malo.
  • ✅ Estimulan la afición por la lectura.

Por tanto:

  • Fomentan la reflexión.
  • Estimulan la creatividad e imaginación.
  • Conecta a los niños con los animales.
  • Son útiles para cualquier edad.

 La vanidad

En el cuento del león y el mosquito detectamos varios vicios que son muy comunes en las personas: la  vanidad.

El mosquito tenía un alto concepto de sus propios méritos. Tenía un  excesivo afán de ser admirado por los demás animales venciendo al que es considerado como el rey de los animales.

Pensaba que con sus que con sus picotazos venenosos podría vencerlo porque tenía un equivocado concepto de sí mismo.

Era arrogante y de manera similar engreído y por ello un soberbio. En lugar de verse como era, es decir un mosquito, pensaba en que todos los animales se fijarían en él cuando venciera al león.

Era otra forma de ser narcisista. Según la mitología griega Narciso era un muchacho joven con una apariencia bella, hermosa y llamativa.

Por esta razón las mujeres y hombres quedaban enamorados de él, pero este les rechazaba. La diosa de la justicia Némesis lo castigó por su engreimiento a que se enamorara de sí mismo, de su propia imagen reflejada en el agua. Es un ejemplo claro de lo que puede llegar a ser una persona vanidosa.

La soberbia del mosquito estaba en el deseo de ser el preferido de todos los animales basándose en la satisfacción de la propia vanidad. El motivo era que su ego se había envanecido.

Otra forma de ver la vanidad hace referencia a un aspecto de la naturaleza humana que se enfoca en aquello que es poco trascendente, poco profundo, efímero, fugaz.

Según una visión cristiana es buscar la propia vanagloria  en vez de buscar la alegría de Dios.

La vanidad es un pecado que refleja la debilidad del ser humano.

De manera similar al mosquito hoy las redes sociales se han convertido en la fragua de vanidades. Son muchas las personas que intentan conseguir el mayor número de likes y debido a ello se convierten en vanidosos.

Cuantas personas, sobre todo los jóvenes, quieren convertir lo que es normal de la vida cotidiana en hacerla especial es lo que se conoce como postureo, aunque en realidad es una forma de vanidad.

El subir a las redes sociales sus fotos solo buscan “likes” y si no lo consigue se encuentran frustrados.

Lo mismo que le ocurrió al ya mencionado Narciso que murió por mirarse a sí mismo de manera similar le pasó al mosquito que de tanto envanecerse y mirarse a sí mismo no miró por donde iba y quedó atrapado en la tela de araña.

Quien presume de sus talentos delante de los demás, un escarmiento tarde o temprano tendrá

El valor opuesto a la soberbia y la vanidad es la

La humildad en la fábula el león y el mosquito

Que es una virtud humana que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades que cada uno tiene.

La humildad es la cualidad que tiene la persona que sabe y se reconoce con igual dignidad que los demás.

Es por ello que la humildad es la base y el fundamento de todas las virtudes, y que sin ella no hay alguna que lo sea.

Lo mismo que la soberbia y la vanidad están relacionadas así ocurre con la humildad y la modestia.

Entre los clásicos la modestia fue considerada una virtud relacionada con la humildad o la ausencia de la vanidad, el engreimiento, la ostentación y la soberbia.

De manera similar a como hemos visto las características de la vanidad y soberbia señalamos por último algunas características de la humildad a tener en cuenta y reflexionar sobre ellas:

  1. Todas las personas tienen la misma dignidad
  2. Saber valorar el trabajo y esfuerzo de los demás
  3. Reconocer las virtudes de los demás y relativizar las propias.
  4. Reconocer nuestras propias limitaciones
  5. Escuchar a los demás y tener en cuenta sus opiniones
  6. Respetar a los demás
  7. Ser agradecidos

Con sentido cristiano  humildad implica reconocer la propia pequeñez ante el misterio de la vida.

En la primera carta de San Pedro en el capítulo cinco versículo cinco dice “Revestíos de humildad hacia los demás, porque Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes”

Ciertamente como señala San Juis M. Grignion de Montfort al referirse a la humildad de Virgen María “fue tan profunda que no tuvo en esta tierra otro deseo más fuerte y más continuo que el de esconderse a sí misma y a todos, para ser conocida únicamente por Dios”.

Igualmente San Pablo el referirse a Jesucristo dice:

Hallándose en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 13

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *