El niño que no quería leer

Pablo era un niño que no quería aprender a leer. Tantas letras juntas le parecía un aburrimiento enorme, y no terminaba de entender por qué todos los mayores y muchos otros niños, disfrutaban tanto con la lectura.

Como a Pablo le gustaban mucho las historias de monstruos buenos, un día fue a una biblioteca donde se

encontraba un joven bibliotecario que era capaz de inventar los monstruos más alucinantes. Siempre que llegaba un niño y le pedía un libro le contaba la historia de un monstruito nuevo que se había inventado.

 

Hola niño buscas algún libro.

No los libros no dicen nada interesante

– ¿Cómo qué no? – respondió el bibliotecario.

– Pues claro, no dicen nada de monstruos que es lo que a mí me gusta,  añadió el niño.

– ¡No puedo creerlo! – exclamó sorprendido el joven bibliotecario.

¿Aún no te he contado mi secreto?

¿Qué secreto?

El bibliotecario cogió un libro de cuentos  lo abrió por el principio y se lo enseñó a Pablo.

¿Qué ves aquí?

Letras, solamente

¿No ves algo diferente?

No

Veamos, dijo el bibliotecario y comenzó a leer: había una vez un monstruo azul que le gustaba jugar con los niños, pero como era un poco raro ningún niño quería jugar con él.

Pablo le dijo al bibliotecario a mí me gusta mucho los cuentos de monstruos.

Pues si sigues leyendo descubrirás muchos otros monstruos que aparecen en las hojas de este cuento.

Te voy a revelar mi secreto es este: cuando leo un libro de monstruos yo le pongo cara y cuerpo a lo que estoy leyendo y así me invento tantos monstruos como quiero, depende de mi imaginación.

Te dejaré este para que en tu casa lo leas y mañana vienes y me dices los monstruos que has encontrado.

Pablo le agradeció al bibliotecario que le hubiera revelado su secreto, cogió el libro y se marchó a casa y comenzó a leer el libro. Efectivamente allí fue descubriendo muchos monstruos a los que él les ponía cara en su imaginación. Ese día descubrió monstruos rojos, azules amarillo con diversas formas de acuerdo como él se los imaginaba.

Desde aquel momento era raro no encontrar a Pablo con un libro en la mano, buscando los monstruos que escondía, y él se imaginaba.  Pablo se dio cuenta que en los libros hay miles de cosas nuevas que se pueden aprender.

Ejercicio de comprensión lectora

 

0
Creado en Por tmiranda

El niño que no quería leer

1 / 6

1.- ¿Que historias le gustaban a Pablo?

2 / 6

2.- ¿Donde fue Pablo un día?

3 / 6

3.- ¿Que pensaba Pablo sobre los libros?

4 / 6

4.- ¿Que cogió el bibliotecario?

5 / 6

5.- ¿Cual era el secreto del bibliotecario?

6 / 6

6.- ¿De qué se dio cuenta Pablo?

Tu puntación es

The average score is 0%

0%

 

1.-Que historias le gustaban a Pablo

A.-De miedo

B.- De monstruos buenos

C.- De monstruos malos

2.- Donde fue Pablo un día

A.- A una librería

B.- A un colegio

C.- A una biblioteca

3.- Que pensaba Pablo sobre los libros

A.- Que no decían nada interesante

B.- Que eran aburridos

C.-Que eran alucinantes

4.-Que cogió el bibliotecario

A.- Un libro azul

B.-Un libro de cuentos

C.-Un libro de lectura

5.- Cual era el secreto del bibliotecario

A.- Tener muchos libros

B.- Leer rápido

C.- Su imaginación

6.- De que se dio cuenta Pablo

A.- Que los libros son buenos

B.- Que hay miles de cosas

C.- Que son muy prácticos

Actividades

1.- Redacta una pequeña historia donde el protagonista sea un monstruo azul.

2.- Dibuja un monstruo y colorealo

 

 

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *