El osito Bubú

0
(0)

El oso Bubú era un oso pardo que había crecido en el bosque. Desde muy pequeño le gustaba mucho la miel porque era algo goloso. Mamá osa le advertía que tuviera mucho cuidado cuando se acercara a los panales. Un día se encontró con un panal de rica miel en un árbol entonces sin pensarlo fue a cogerlo sin darse cuenta de que estaba lleno de abejas. Tan pronto como el osito Bubú puso su garra en el panal, acudieron las abejas y comenzaron a picarle a la vez que decían: al ladrón, al ladrón. El osito salió corriendo hasta donde estaba su mamá, que le dijo: ya te avisé que tuvieras mucho cuidado cuando fueras a coger miel porque las abejas no quieren que les robes su rica miel. Si quieres algo hay que pedirlo por favor.

Otro día fue a bañarse al río allí encontró a otro oso que había pescado varios salmones y los tenía colocados en la hierba para darse un buen festín. El osito Bubú al ver los salmones en el prado verde cogió uno y salió corriendo el oso que lo vio salió detrás de él para cogerlo y le dijo: oye osito ladrón no te ha enseñado que no se debe robar lo que otro tiene.

El osito Bubú al ver que el oso grande le iba a coger se  refugió detrás de su mamá.

Su mamá al ver lo que había hecho le dijo: devuelve ese salmón a su dueño ya te dije que no se puede quitar nada a otros. La mamá osa devolvió el salmón al oso grande y al osito Bubú  lo dejó sin comer.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *