La niña de los ojos negros. Una historia real

0
(0)

 

Hola yo me llamo Niko y hoy quiero contarte una historia real que ocurrió hace unos años en Estados Unidos de América.

Emy era una linda niña de 5 años. Vivía en los Estados Unidos de América. Su familia era cristiana.

Ella amaba a su familia y admiraba los ojos azules de su padre, de su madre y de sus hermanos.

No sé qué hacer, Todos tienen los ojos azules, menos yo. A mí me gustaría tener los ojos azules como los de mi familia, se decía frecuentemente.

Una noche, antes de dormir, hizo sus oraciones y le pidió a Dios: Señor por favor cuando me despierte que tenga los ojos azules.

Al despertar, corrió al espejo, miró y.… sus ojos continuaban siendo negros.

Se entristeció y lloró. Se preguntaba: “¿Acaso Dios no me oyó?” Aunque renegó y no entendía, acabó por aceptarlo, confiando en Dios.

Emy siguió rezando y era muy generosa con la gente.

Pasaron los años y la invitaron a ir como misionera a la India y aceptó encantada.

En la India había un mercado donde se vendían niños, y Emy se disfrazó, vestida como las mujeres de ese lugar, y compró niños para salvarlos de la esclavitud.

Un día, una amiga la vio disfrazada y dijo: “¡Emy! Estás perfecta, ¿Has pensado que no podrías disfrazarte como las mujeres de aquí si tuvieses ojos azules como los de tu familia?

¡No cabe duda de que Dios ha pensado en todo! Él te dio ojos negros, para que salvaras muchos niños.”

Esa amiga no sabía cuánto lloró Emy por no tener ojos azules… Ahora Emy pudo entenderlo y le dio gracias a Dios por no tener ojos azules.

Todo está en el plan de Dios.

No podemos perder la paz si no nos gusta el color de nuestros ojos o cualquier otra cosa.

Moraleja. Solo hay que confiar plenamente en Dios.

Comprensión lectora

1.- ¿Cuántos años tenía la niña?

A.- 4

B.- 5

C.- 6

2.- ¿Cómo se llamaba la niña?

A.- María

B.- Escarlata

C.- Emy

3.- ¿Cómo tenía los ojos?

A.- Azules

B.- Castaños

C.- Negros

4.- ¿Qué hizo la niña un día al despertar?

A.- Comenzó a cantar

B.- Comenzó a llorar

C.- Se miró en el espejo

5.- ¿A que país se marchó de mayor?

A.- Inglaterra

B.- España

C.- La India

6.- ¿ Que hacía en ese país?

A.- Vender bananas

B.- Comprar loros

C.- Comprar niños

Actividades

1.-  Imprime este dibujo y coloréalo

Pin en plantillas para colorear nayra

2.- Adivina adivinanza: Tengo ocho patas cargadas de ventosas y paseo por las rocas meciéndome en las olas. ¿Quién soy?

Si no sabes la respuesta la encontrarás al final de la página

La xenofobia

El origen de la palabra xenofobia viene del griego Xeno= Alguien  extranjero.

Y fobia= rechazo, repudia o aversión

Por lo tanto, xenofobia podríamos definirla como el rechazo al extranjero

Es decir el rechazo a cualquier persona extranjera por el mero hecho de no ser de la misma nacionalidad.

Por consiguiente la Organización Internacional de la Migraciones, emplea la palabra xenofobia  para  designar “actitudes, prejuicios o conductas que rechazan o excluyen y, muchas veces, desprecian a otras personas, basados en la condición de extranjero o extraño a la identidad de la comunidad, de la sociedad o del país”.

En la historia de La niña de los ojos negros, Emy es admitida en la comunidad como una más, porque se vistió a la usanza del país y porque tenía los ojos negros.

De otra manera si hubiera tenido los ojos azules la hubieran rechazado. En el fondo hay una xenofobia por no ser como los del país.

El racismo

Definimos racismo como ideología que defiende la superioridad de una raza frente a las demás y la necesidad de mantenerla aislada o separada del resto dentro de una comunidad o un país.

Por su parte la Real Academia Española, dice que el racismo es la “exacerbación del sentido racial de un grupo étnico que suele motivar la discriminación o persecución de otro u otros con los que convive”.

Diferencia entre racismo y xenofobia

Como hemos visto, aunque las dos palabras hacen referencia a formas de intolerancia y discriminación contrarias al respeto de los derechos humanos, no significan lo mismo.

La Asamblea General de la ONU emitió en 2018 una resolución recordando los puntos fundamentales sobre el racismo de los que escogemos:

Primero: Todos los seres humanos nacemos libres e iguales en dignidad en derechos

Segundo: Todos y todas tenemos la misma capacidad de contribuir de forma constructiva al desarrollo y bienestar de la sociedad

Tercero; Todas las doctrinas sobre la superioridad racial son científicamente falsas. Y añade que son: “moralmente condenables, socialmente injustas y peligrosas.

Dos ejemplos claros de racismo llevado a sus mas execrables consecuencias fueron el nacismo cuyas principales víctimas fueron las distintas minorías étnicas del continente, especialmente a las personas judías, pero también a personas gitanas y otras.

Otros regímenes racistas fue el Apartheid sudafricano, un sistema político desigual donde la población negra del país era fuertemente discriminada.

La iglesia católica señala que: Las conductas y las ideologías racistas no han comenzado ayer; hunden sus raíces en la realidad del pecado desde el origen del género humano, tal como la Biblia nos lo presenta con el relato acerca de Caín y Abel y de la Torre de Babel.

Y afirma vigorosamente la dignidad de cada persona creada a imagen de Dios, la unidad del género humano en el designio del Creador y la dinámica de la reconciliación realizada por el Cristo Redentor, quien ha derribado el muro de odio que separaba los mundos contrapuestos para recapitular en sí la humanidad entera.

Respuesta a la adivinanza: El pulpo

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *