San José y el Niño

Los que amamos el belenismo celebramos hoy,  junto a la  Iglesia universal, a nuestro patrono San José y el Niño.

San José fue, como dice la escritura, ese hombre fiel y solícito a quien el Señor ha puesto al frente de su familia de la cual también todos formamos parte. Dios lo escogió y lo llenó de gracias para que cumpliera una misión singular y entrañable la de cuidar del Niño y de su madre.

El centro de su vida fueron Jesús y María. Por eso los amantes del belenismo estamos de enhorabuena porque tenemos un patrono que como decía santa Teresa de Jesús: «No he conocido a nadie que le tenga verdadera devoción y le haga particulares servicios, que no lo vea más aprovechado en la virtud; pues ayuda mucho a las almas que a él se encomiendan»(V 6, 7).

Hablar de San José es hablar de  fidelidad: siervo bueno y fiel, entra en el gozo de tu Señor serían las palabras que Dios le diría el día de su tránsito al cielo. Porque nada desvió a San José de su misión en la tierra. ¿Qué otra cosa fue su vida sino una entera dedicación al servicio para el que había sido llamado?

San José consumió su vida atendiendo y sirviendo a aquella familia que Dios la había puesto bajo su custodia. No se arredró ante ninguna de las dificultades por las que tuvo que pasar, se fió siempre de Dios y puso todos los medios humanos a su alcance para sacar adelante lo que Dios en sueños le había encomendado por medio de un ángel.

A todos los amantes del belén los felicito en el día de nuestro padre y señor san José y les recuerdo lo que nos decía la santa de Ávila: «Es cosa que espanta las grandes mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado santo, y de los peligros de que me ha librado, así de cuerpo como de alma; que a otros santos parece que les dio el Señor gracia para socorrer en una necesidad; pero a este glorioso santo tengo experiencia de que socorre en todas, y quiere el Señor darnos a entender, que así como le estuvo sometido en la tierra, pues como tenía nombre de padre, siendo custodio, le podía mandar, así en el cielo hace cuanto le pide»

Cuando en los días de navidad estemos montando nuestro belén acudamos a San José para pedirle por esta gran familia que formamos todos los amigos del belén

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *