Visita a los Santos Lugares, Israel

Durante la Semana Santa y los días de pascua el presidente de International Network Belencribs junto con otros socios de la Red han estado visitando los lugares don vivió Jesús de Nazaret. Su objetivo era conocer in situ donde nació, vivió, trabajó y murió el Mesías. De dicho viaje resumimos parte de las notas tomadas:

Siguiendo una cronología, visité la ciudad de Nazaret, que es hoy una ciudad árabe con sus 60.000 habitantes, de los cuales entre 30% y 35 % son cristianos.

Los testimonios arqueológicos indican que se trataba, en ese entonces, de una aldea agrícola de, aproximadamente, unos doscientos habitantes. De la frase de Natanael se deduce que era una aldea de poca importancia: «De Nazaret puede salir algo bueno?» (Juan. 1, 46).

  • La casa de la Anunciación a María, la gruta, fue, según los vestigios arqueológicos, una de esas grutas naturales acondicionadas.

     

    Una foto de lo que queda de la casa de los padres de María y donde Ella recibió el anuncio del Ángel Gabriel.

     

Hoy, encima está construida la gran basílica de la Anunciación.

Al siguiente día visitamos Belén: es una ciudad palestina en la región conocida como Cisjordania, situada a unos 9 km al sur de Jerusalén. Según la tradición judaica la población pertenecía a la tribu de Judá y la ciudad es la cuna del rey David,  La ciudad tiene gran significado religioso para los cristianos por ser el lugar donde nació Jesús de Nazaret según el evangelio de san Lucas y san Marcos. Actualmente tiene una población de unos 30.000 habitantes.

Nuestra guía nos llevó a la iglesia de la Natividad y nos leyó el pasaje de san Lucas:

«En aquellos días apareció un decreto del emperador Augusto ordenando que se empadronasen los habitantes del imperio. Este censo fue el primero que se hizo durante el mandato de Quirino, gobernador de Siria. Todos iban a inscribirse a su ciudad. También José, por ser de la estirpe y familia de David, subió desde Galilea, desde la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David que se llama Belén, para inscribirse con María, su esposa, que estaba encinta. (Lc 2, 1-5)»

En Belén contacté con BASSEM JIRIES GIACAMAN que es uno de los socios de BelenCribs y que es dueño de: Blessings Gift Shop and the Olive Wood Factory que está situada al lateral de la Iglesia de la Natividad en 80 Milk Grotto Str. y que se puede visitar sus productos en la web.

Un belén realizado en el taller de BASSEM JIRIES GIACAMAN.

Al día siguiente nos trasladamos al río Jordán donde acuden grandes cantidades de peregrinos a sumergirse en el agua donde la tradición indica el lugar que fue bautizado Jesús. La guía nos leyó el pasaje evangélico:

«Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él. Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó. Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia»

Otro día visitamos Qumrán que es un valle del desierto de Judea cerca del mar Muerto donde es posible que habitara una comunidad de la congregación judía de los esenios en 1947 unos beduinos descubrieron casualmente rollos con textos religiosos manuscritos sobre la historia, tesis, estatutos y reglamentos de la Comunidad y libros de la Biblia en hebreo y arameo más antiguas que se conocen. 

Montaña de Qumrán

De allí pasamos a Jericó donde Jesús hizo varias curaciones y Zaqueo lo recibió en su casa celebrando una gran fiesta. Fue conocida como la ciudad de las palmeras y como el lugar donde los israelitas retornaron de la esclavitud en Egipto, dirigidos por Josué, el sucesor de Moisés.

Otro día visitamos el lago de Tiberiades y Cafarnaúm. La ciudad de Tiberíades fue construida aproximadamente en el año 20 por Herodes Antipas en honor del Emperador Tiberio.

La Cafarnaúm de tiempos de Jesús se encontraba situada en un lugar estratégico y privilegiado. En la orilla noroeste del mar de Galilea, a unos 210 m bajo el nivel del mar Mediterráneo. Distaba 16 km de Tiberíades.

Según los evangelios, Jesús, al comienzo de su ministerio público, abandona Nazareth y se establece en Cafarnaún. Es aquí que reúne a sus primeros discípulos: Simón Pedro, Andrés, Santiago y Juan, todos ellos pescadores, y donde realizará muchos milagros y enseñanzas.

Después visitamos el lugar donde Jesús predicó la Bienaventuranzas y de allí nos fuimos al monte Tabor donde Jesús se transfiguró.

Narra el santo Evangelio (Lc. 9, Mc. 6, Mt. 10) que unas semanas antes de su Pasión y Muerte, subió Jesús a un monte a orar, llevando consigo a sus tres discípulos predilectos, Pedro, Santiago y Juan. Y mientras oraba, su cuerpo se transfiguró. Sus vestidos se volvieron más blancos que la nieve, y su rostro más resplandeciente que el sol. Y se aparecieron Moisés y Elías y hablaban con El acerca de lo que le iba a suceder próximamente en Jerusalén.

Pedro, muy emocionado exclamó: -Señor, si te parece, hacemos aquí tres tiendas, una para Ti, otra para Moisés y otra para Elías. Pero en seguida los envolvió una nube y se oyó una voz del cielo que decía: «Este es mi Hijo muy amado, escuchadlo».

Varios días lo dedicamos a visitar Jerusalén donde participamos de las ceremonias propias de la Semana Santa y de Pascua de Resurrección.

Visitamos el Huerto de los Olivos (llamado también «jardín» en Jn 18,1.26) es una gran parcela de tierra llena de plantas y flores, tranquilo en la quietud de la naturaleza, alejado del jaleo de la Ciudad Santa

Este jardín, con sus añosos olivos, probablemente está entre los lugares más fieles a la Jerusalén de hace dos mil años. Jesús se retiraba a estos parajes cultivados para pasar la noche y rezar; en la noche de aquel primer Jueves Santo, antes de su detención, soportó el sufrimiento que lo llevó a una decisión consciente y al total abandono a la voluntad del Padre.

Visitamos el Santo Sepulcro también se le conoce como Basílica de la Resurrección.  Es uno de los centros más sagrados del Cristianismo y ha sido un importante centro de peregrinación desde el siglo IV.

En dicha basílica se encuentra el sepulcro de Jesús, el monte Calvario donde murió, la piedra donde fue ungido antes de ser sepultado y la aljibe donde fue encontrada su cruz por Santa Elena

El lugar llamado también Gólgota es el punto exacto donde -según los Evangelios se produjo la Crucifixión.

Este lugar santo se encuentra dentro de la ciudad vieja de Jerusalén la cual se ubica entre la Jerusalén oriental (árabe) y la occidental (judía). 

Una de las versiones sobre el primer anuncio de la Resurrección de Cristo, según los Evangelios, es el momento en que las mujeres que iban a ungir su cadáver con especias aromáticas —María Magdalena, María de Cleofás, madre de Santiago el Menor y Judas Tadeo, y Salomé, madre de Santiago y Juan— se encontraron con la piedra desplazada y el nicho expuesto y vacío.

Una parte de la piedra que cerraba la tumba está  sobre un altar y es venerada por los cristianos.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *