Cuento de Navidad. Una Navidad distinta

0
(0)

Un cuento de Navidad para cambiar el mundo

Yo me llamo Niko y hoy quiero contaros este cuento de Navidad.

Había una vez una niña que estaba harta de ver las cosas malas que pasaban por el mundo.

Pensó, este año por Navidad voy a pedir al niño Jesús que todo el mundo sea bueno y que tenga espíritu navideño.

Y resultó que, mágicamente, su deseo se vio cumplido.

Cuando salió a la calle, todo el mundo parecía feliz y nadie era capaz de hacer mal.

Un niño que tiró una piedra a un perro se arrepintió y la piedra se convirtió en confetis.

Vio a otro niño que ayudaba a una mujer ciega a cruzar el paso de peatones.

Un conductor de autobús esperó a un niño que venía corriendo para que subiera.

La niña al ver el espíritu navideño se sentía feliz.

Ese día su mamá le había dado un dinero para que se comprara unos chuches.

Ella se fue directamente a la tienda de golosinas.

Pero cuando iba a comprarlas se acordó del pobre que estaba pidiendo en la esquina y se volvió y le dio el dinero de las golosinas al pobre.

Cuando estaba llegando a su casa se dio cuenta que llevaba doble dinero que le había dado al pobre.

Se volvió nuevamente a la tienda de las golosinas y al pasar por la esquina donde estaba el pobre se encontró con un cartel que decía: gracias por tu generosidad que disfrutes de tus golosinas.

Entonces se dio cuenta que había pedido que todos mejoraran, y para ello lo mejor es empezar por uno mismo.

Moraleja: bastaría con que un hombre cambie para que comience a cambiar el mundo.

Comprensión lectora del Cuento de Navidad

1.-¿Qué le pasaba a la niña del cuento de Navidad?

A.- Que quería tener juguetes

B.- Que estaba harta de ver cosas malas

C.- Que estaba harta de comer chuches

2.- ¿Qué le pidió al Niño Jesús?

A.- Que todo el mundo disfrutara

B.- Que todo el mundo se riera

C.- Que todo el mundo fuera bueno

3.- ¿Qué estaba haciendo el niño con la mujer ciega?

A.- Le ayudaba a contar cuentos

B.- Le ayudaba a pasar por el paso de peatones

C.- Le ayudaba a que encontrara su casa

4.- ¿Qué vio la niña en la esquina?

A.- Un músico tocando

B.- Un hombre enfermo

C.- Un hombre pidiendo

5.- ¿Dónde fue la niña?

A.- A la escuela

B.- Al supermercado

C.- A una tienda de golosinas

6.- ¿Qué hizo la niña?

A.- le dio una golosina al pobre

B.- Le dio el dinero de las golosinas

C.- Le dio un cuaderno

Actividades

1.- Dibuja un portal de belén

2.- Adivina adivinanza:

¡Vaya lío! ¿Qué es mío el hijo de mi tío?

Acertijo ¿Cómo se saca un elefante de una piscina?

Si no sabes las respuestas las tienes al final de la página.

El espíritu navideño en el cuento: Una Navidad distinta

El Espíritu de la Navidad es una actitud, esa predisposición que nos piden a celebrar estas fechas tan señaladas de la Navidad donde celebramos el hecho mas trascendente de la historia de la humanidad.

En el cuento: Una Navidad distinta el espíritu de Navidad lo encarna en primer lugar la niña que quiere que el mundo cambie a mejor.

También tiene espíritu navideño el niño que tiró la piedra que se arrepintió de haberlo hecho, a continuación el otro niño que ayuda a la ciega a cruzar el paso de peatones, que es una muestra de caridad con los más débiles.

Igualmente tiene espíritu de Navidad el conducto que espera al niño que se le había hecho tarde para coger el autobús de la escuela pero que venía corriendo para no perderlo.

Y en la historia está encarnado por los pastores que fueron los primeros en acudir a adorar al Niño celebrando así la primera Navidad. Fueron los primeros que Dios escogió por su humildad y sencillez.

Después vinieron los Reyes Magos y los niños inocentes que con su sangre hicieron un holocausto al Niño Jesús que no conocieron pero que lo verían en su gloria por ser los primeros mártires.

Desgraciadamente mucha gente considera espíritu navideño derrochar el dinero en regalos, comidas, etc.

Hemos de ir a las raíces de lo que es el espíritu de Navidad, para ello te propongo que cuando leas este artículo comiences por preguntarte:

¿Qué puedo hacer para mejorar….? y ahí puedes poner: tu carácter, tu amor a los demás, tu cariño con tu esposa e hijos, tu trabajo y un largo etcétera.

El espíritu navideño esta más acorde con la sobriedad y tu relación con los demás. Como dice la moraleja del cuento: bastaría con que un hombre cambie para que comience a cambiar el mundo.

Además recuerda que quien nace en un establo es Jesús que, aunque, nace pobre nace rodeado por el cariño de las dos personas que más le ha querido su madre y san José.

Por último te animo a que veas en nuestro canal los cuentos de Navidad donde podrás sacar tus propias conclusiones.

Respuesta a la adivinanza: primo

Respuesta al acertijo. Mojado

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *