📈 El perro, el gato y el anillo mágico. Una leyenda mexicana ❤️

0
(0)

Hola, amigos hoy os voy a contar esta bonita historia:

Cuenta una vieja leyenda que hace muchos años vivía un matrimonio que tenían un perro y un gato.

El matrimonio tenía muy pocas cosas materiales, pero poseían un anillo, que era mágico sin que ellos lo supieran.

Este anillo mágico les proporcionaba la comida y, mientras ese anillo permaneciera en el hogar junto a ellos, nunca les faltaría algo para comer.

Cuando el hombre salía por las mañanas a trabajar, el anillo se encargaba de hacer todo lo posible para que tuviera trabajo ese día y poder regresar a casa con dinero para comprar alimentos.

Como no conocían el poder mágico del anillo un día el hombre pensó que sería buena idea venderlo y obtener por él unas cuantas monedas.

Así lo hizo y a partir de ese momento, las cosas le empezaron a ir de mal en peor, ya no podía conseguir trabajo para poder comprar comida.

El perro y el gato del matrimonio también estaban pasando hambre igual que sus dueños.

Y como eran muy listos y ellos si sabían que el anillo era mágico, empezaron a pensar en la forma de recuperar aquel anillo mágico.

Yo sé dónde está el anillo – Dijo el gato – Seguí a la persona que lo compró. Lo tiene guardado en un bonito cofre de madera.

El perro le dijo al gato:

–  Ya sé lo que vamos a hacer! Caza un ratón y lo llevaremos hasta el cofre que roa la caja y así podremos recuperar el anillo.

El gato se dispuso a cazar un ratón y en pocos minutos tenía un pequeño roedor listo para llevar a cabo sus planes.

Mas tarde, el gato, el perro y el ratón, fueron a la casa del nuevo dueño del anillo.

Como era ya de noche y el hombre dormía en su cama, así que entraron sigilosamente en el dormitorio y se acercaron al cofre.

El ratón comenzó a roer la caja y en un rato había hecho un agujero por donde pudieron agarrar el anillo y salir los tres corriendo.

Como el perro iba a toda prisa,  el gato que llevaba el anillo en la boca comenzó a trepar por los tejados de las casas para llegar antes que el perro.

Los dueños vieron llegar al gato con el anillo, y como ya se habían dado cuenta de que el anillo era mágico se pusieron muy felices de recuperarlo y dijeron:

– Este gato merece que le demos el doble de cariño y comida que antes, porque ha recuperado nuestro gran preciado anillo. De ahora en adelante lo cuidaremos como a un hijo”.

La mujer le dijo: Así lo haremos es un gato, muy inteligente

Momentos después llegó el perro, muy cansado de tanto correr, y el dueño exclamó:

– Este perro es un vago. Viene sudoroso de corretear en vez de buscar el anillo como el gato. A partir de ahora no le daremos cariño.

El perro, al ver esa injusticia, le dijo al gato: explica que entre los dos hemos recuperado el anillo.

_ El gato egoísta se quedó callado y no dijo absolutamente nada.

Como había conseguido lo que quería se fue a dormir tranquilamente junto a la chimenea, acomodado en unos cojines.

A partir de ese día, el perro y el gato fueron enemigos y nunca más han podido estar juntos un perro y un gato sin pelearse.

Moraleja: si quieres hacer amigos se generoso con ellos.

Comprensión lectora

1.- ¿Qué tenían el matrimonio?

A.- Un perro y un loro

B.- Un perro y un gato

C.- Un gato y un ratón

2.- ¿Qué poseía el matrimonio?

A.- Un espejo mágico

B.- Un anillo mágico

C.- Un anillo estupendo

3.- ¿Conocían los poderes del anillo?

A.- Si.

B.- No

C.- Quizá

4.- ¿Qué pensó un día el marido del anillo?

A.- Venderlo

B.- Regalarlo

C.- Guardarlo

5.- ¿Qué le dijo el perro al gato?

A.- Que llevara cuidado

B.- Que cazara un ratón

C.- Que cogiera el pan

6.- ¿Dónde se fue a dormir el gato?

A.- Al tejado

B.- Al raso

C.- Junto a la Chimenea

Actividades

Adivina adivinanza

Dos hermanitos muy igualitos, en llegando a viejecitos abren los ojitos.

Acertijo

Verde en el campo, blanco en la plaza, y barre en casa.

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

Generosidad en el cuento del perro y el gato

En el cuento del perro y el gato a este último le falta generosidad y le sobra ambición y egoísmo

Pero que es generosidad diremos que es un valor o rasgo de la personalidad caracterizado por ayudar a los demás de un modo honesto sin esperar obtener nada a cambio.

Por ello, una persona que practica la generosidad se la suele calificar como generosa.

La generosidad se asocia normalmente al altruismo, la solidaridad y la filantropía.

No sólo hace referencia a compartir u ofrecer bienes materiales, sino que también se entiende como estar disponible y ofrecer ayuda de todo tipo.

La idea de generosidad puede variar en función de cada persona y está influida en gran medida por el entorno cultural y social.

Por ejemplo, lo que en ciertas culturas puede considerarse un simple acto de cortesía o de educación, en otras culturas puede verse como una manifestación de enorme generosidad.

Del mismo modo, en algunas ocasiones, un exceso de generosidad puede provocar situaciones de incomodidad.

Pero en otras ocasiones, pueden darse casos de injusticia cuando una persona puede tratar de aprovecharse de la generosidad de otra como ocurre con el gato que se aprovecha del perro.

Repuesta a la adivinanza: Los zapatos

Respuesta al acertijo: La escoba

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *