El amor de una madre

El amor de una madre

0
(0)

Disfruta con la fábula “El amor de una madre“, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

Recuerda que puedes subscribirte de forma gratuita para estar al tanto de todas nuestras novedades, y apoyar a la web.

El amor de una madre

Había una vez un niño que cada vez que se sentía triste acudía al mismo lugar porque lo confortaba.

Se decía: Hoy encuentro todo sombrío, así que iré donde todo es claro, donde mis dudas se disipan, donde las culpas se sienten de otra manera y los dolores encuentran consuelo.

Si, iré a ese cálido y amoroso lugar que siempre está dispuesto a recibirme.

Una vez que hubo crecido y se hizo mayor siguió haciendo lo que había hecho desde niño: acudir a ese lugar tan consolador, tan esperanzado.

Se dijo: Probablemente en ese lugar no resolveré todos mis problemas, pero allí todo lo podré ver con más claridad, con menos angustia, con más esperanza.

¿Sería correcto que ahora, que soy ya un adulto siguiese refugiándome en el mismo lugar que de pequeño?

Donde la vida parece pesar menos, donde el cielo es siempre azul, donde siempre el sol brilla, donde mi alma se acurruca y es feliz.

¿Por qué no ir a donde me siento tan bien?

Sí, lo tengo decidido. No importa cuántos años tenga, mientras ese lugar exista, allí me refugiaré.

¿Y cuándo ya no exista? ¿Cuándo ese refugio sea tan sólo un bello recuerdo? ¿Buscaré otro? ¿Encontraré alguno igual? Tal vez sí, tal vez no. Y aún en esa duda, estoy seguro de que ningún otro podrá igualarse.

¿Por qué es tan especial ese lugar? ¿Tan amoroso y transparente? ¿Por qué todo allí se siente diferente y mejor?

Ah, ya sé: porque ese lugar son los brazos de mi madre. Porque desde el comienzo de mi vida y hasta que Dios lo disponga siempre encontraré en ella, en esa mujer, el refugio más agradable que la vida puede darme.

Había una vez un niño que cada vez que se sentía triste acudía al mismo lugar porque lo confortaba.

Se decía: Hoy encuentro todo sombrío, así que iré donde todo es claro, donde mis dudas se disipan, donde las culpas se sienten de otra manera y los dolores encuentran consuelo.

Si, iré a ese cálido y amoroso lugar que siempre está dispuesto a recibirme.

Una vez que hubo crecido y se hizo mayor siguió haciendo lo que había hecho desde niño: acudir a ese lugar tan consolador, tan esperanzado.

Se dijo: Probablemente en ese lugar no resolveré todos mis problemas, pero allí todo lo podré ver con más claridad, con menos angustia, con más esperanza.

¿Sería correcto que ahora, que soy ya un adulto siguiese refugiándome en el mismo lugar que de pequeño?

Donde la vida parece pesar menos, donde el cielo es siempre azul, donde siempre el sol brilla, donde mi alma se acurruca y es feliz.

¿Por qué no ir a donde me siento tan bien?

Sí, lo tengo decidido. No importa cuántos años tenga, mientras ese lugar exista, allí me refugiaré.

¿Y cuándo ya no exista? ¿Cuándo ese refugio sea tan sólo un bello recuerdo? ¿Buscaré otro? ¿Encontraré alguno igual? Tal vez sí, tal vez no. Y aún en esa duda, estoy seguro de que ningún otro podrá igualarse.

¿Por qué es tan especial ese lugar? ¿Tan amoroso y transparente? ¿Por qué todo allí se siente diferente y mejor?

Ah, ya sé: porque ese lugar son los brazos de mi madre. Porque desde el comienzo de mi vida y hasta que Dios lo disponga siempre encontraré en ella, en esa mujer, el refugio más agradable que la vida puede darme.

🎥El vídeo de El amor de una madre

Moraleja: Una madre es tanto un nido como un horizonte. Es una poderosa hada que nos cuenta relatos maravillosos de la vida y los hace reales.

📜Comprensión lectora

1.- ¿Qué hacia el niño cuando se encontraba triste?

A.- Acudía a un hospital

B.- Acudía con los amigos

C.- Acudía al mismo lugar

2.- ¿Por que acudía a ese lugar?

A.- Porque lo conocía

B.- Porque lo confortaba

C.- Porque le hacía ilusión

3.- ¿Cómo era el lugar?

A.- Estupendo

B.- Luminoso

C.- Cálido y amoroso

4.- ¿En ese lugar veía las cosas?

A.- Con más claridad

B.- Con más interés

C.- Con más serenidad

5.- ¿Importa tener mas o menos años?

A.- No

B.- Si

C.- Tal vez

6.- ¿Por qué es tan especial aquel lugar?

A.- Porque es estupendo

B.- Porque encuentro amigos

C.- Porque son los brazos de mi madre

 

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

Aunque al dormir, me consultan; nunca tiendo a contestar.

❓2.- Acertijo:

Sube llena, baja vacía, y si no se da prisa, la sopa se enfría.

La solución al final de la página

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

👉¿Qué nos enseña El amor de una madre ?

La madre es la persona que auxilia a sus hijos y que está a su lado, sin importar el día o el horario. Pues su amor es tan grande que solo puede estar tranquila cuando sabe que su razón de ser no se encuentra en ninguna situación angustiante.

El amor de una madre lucha contra todo y permite que se encuentre la plenitud, aún en los tiempos más difíciles. De esa manera, permanece resiliente, se hace más fuerte que cualquier obstáculo y le comunica a su hijo que no existe nada que pueda apagar el vínculo.

Lo mejor de todo es que ese amor dura para toda la vida, pues en la etapa de la adultez la madre aún refugia y guía a sus hijos por el mejor camino. Y para ello utiliza el cariño y transmite las mejores enseñanzas que ayudarán a sus pequeños a ser mejores personas.

👉¿Cómo te puede ayuda El amor de una madre?

El amor de una madre es una de las piezas más fundamentales para que los hijos tengan una autoestima inmejorable. A causa de ello, con ese valor permite que sus hijos reconozcan sus habilidades, se enfoquen en sus sueños y estén convencidos de que pueden lograrlo todo.

Ese amor es el mejor legado que le deja una mamá a los hijos, que les permite tener un sinfín de recuerdos y enseñanzas enriquecedoras para usar a lo largo de sus vidas, incluso cuando ella ya no está.

Ese amor de madre se queda para toda la eternidad en la vida de las personas. Y con solo evocar su imagen se irradia la energía y la bondad que ella se encargó de transmitir día a día.

👉Reflexión sobre El amor de una madre

Una madre siempre quiere lo mejor para sus hijos y se encarga de demostrarlo segundo a segundo. Por eso, lo más importante es disfrutar de cada palabra, de cada caricia o gesto para hacerla sentir correspondida y obtener una felicidad inigualable.

Del mismo modo, los hijos también se deben encargar de cuidar a la madre en todo momento. Pues ella también necesita que la alienten y le recuerden lo maravillosa e importante que es en la vida de todos.

Repuesta a la adivinanza: La almohada

Respuesta al acertijo: La cuchara

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.