La taza roja

La taza roja

0
(0)

Disfruta con la fábula “La taza roja“, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

Recuerda que puedes subscribirte de forma gratuita para estar al tanto de todas nuestras novedades, y apoyar a la web.

La taza roja

Había una vez alfarero que le gustaba hacer tazas para regalar.

Un día fabricó una con sumo cuidado porque quería regalársela a su hija por su cumpleaños. La taza era de color rojo porque era el color que prefería la niña.

Gracias, papá, es una taza maravillosa es la mejor de toda nuestra vajilla, seguro que si las otras tazas hablaran le tendrían envidia.

Y así era, por las noches cuando la niña se había tomado su taza de leche en su taza roja y la dejaba en el armario de la cocina las otras tazas comenzaban a decirle: esta es una mimada se cree la mejor y la más bonita de todas las tazas, nosotras fuimos fabricadas antes que tú y la niña nos escogía indistintamente, pero ahora solo te escoge a ti solo.

La taza al ver que las demás le tenían envidia y no la aceptaban como amiga se puso muy triste y no quería que la niña la cogiera solamente a ella. Para ello procuraba estar llena de polvo.

Que le pasa a esta taza que ahora amanece con polvo todos los días, dijo la niña mirando a la taza cuando la llevaba a lavar.

Y aunque la taza roja no habla era tanta la tristeza que tenía por no tener amigas que ese día le dijo a la niña: no quiero que me cojas solamente a mi porque las demás tazas me tienen envidia.

Te prometo, que a partir de hoy usaré las otras para tomar mi desayuno.

Las otras tazas que habían escuchado la conversación se sintieron felices y a partir de aquel día todas las tazas fueron amigas.

 

🎥El vídeo de La taza roja

 

 

La envidia es el dolor que causa la prosperidad de los otros. (Aristóteles)

📜Comprensión lectora

1.- ¿Qué le gustaba fabricar al alfarero?

A.- Platos

B.- Jarras

C.- Tazas

2.- ¿Para que las fabricaba?

A.- Para venederlas

B.- Para regalarlas

C.- Para exponerlas

3.- ¿Qué color era el preferido por la niña?

A.- Rosa

B.- Azul

C.- Rojo

4.- ¿Qué le dijo la niña a su papá?

A.- Que lo quería

B.- Que era muy bueno

C.- Gracias

5.- ¿Qué tomaba la niña por las noches?

A.- Agua

B.- Zumo

C.- Leche

6.- ¿Cómo se puso la taza por no tener amigas?

A.- Contenta

B.- Triste

C.- Cantarina

 

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

divina quién soy, cuanto más lavo más sucia voy

❓2.- Acertijo:

La habrás oído nombrar. Piensa, medita, recuerda, ¿qué instrumento musical no tiene mas que una cuerda?

Las soluciones las encontrarás al final de la página

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

👉¿Qué nos enseña La taza roja?

En este cuento se nos habla de la envidia. Decimos que la envidia es un sentimiento en el cual una persona se siente desdichada por no tener lo que tiene otra, bien sean bienes, cualidades u otra clase de cosas tangibles o intangibles.

La RAE define la envidia, como: “Tristeza o pesar del bien ajeno, o como deseo de algo que no se posee”.

En todo caso, la envidia tiene consecuencias desagradables tanto para la persona que la siente como para los demás.

Además, la envidia es una emoción negativa, que provoca conductas y consecuencias desagradables en las personas y es uno de los problemas emocionales más frecuentes en las personas.

👉¿Cómo te puede ayuda La taza roja?

Una de las características de la envidia, es que su valoración moral generalmente suele ser ofensiva; hasta el punto, que es muy difícil que alguien admita sentirla.

Esto ocurre, porque al admitir que se siente envidia se está reconociendo que se codicia lo que tienen los demás, se desea su mala suerte y además se demuestra una inferioridad con respecto a la persona que es objeto de este sentimiento.

Habitualmente, la envidia se produce cuando otras personas superan al envidioso en habilidades, logros o en cualquier otra variable psicológicamente relevante.

Podemos decir que la envidia como cualquier otra experiencia emocional tiene una serie de funciones psicológicas, que son lógicamente relacionadas con el estado afectivo que se padece.

👉Reflexión sobre La taza roja.

{Texto}

Repuesta a la adivinanza: El agua

Respuesta al acertijo: La campana

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.