La foca katrina

💧 La foca Katrina. Una fábula de origen lapón ❤️

0
(0)

Disfruta con la fábula de la foca Katrina, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

¿Te has preguntado alguna vez cuando lees una fábula en que te puede ayudar en tu vida?. Si dudas sigue leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

El personaje mitológico de Ulises nos deja una buena enseñanza para tenerla en cuenta.

No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que puedes seguir.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

 

💖La foca Katrina. Una fábula japonesa

Había una vez una pequeña foca llamada Katrina que quería dejar el Polo Norte para irse a vivir a un lugar más cálido. Todo sus amigos se reía de ella, porque dónde iba a irse ella, con lo lejos que estaban las zonas de calor.

-Eres una foca, y las focas viven en el Polo Norte -le decía su mamá-. Tendrás que acostumbrarte, como todas las demás focas.

-Pero yo quiero ir en busca de calor -decía la pequeña foca. Pero su madre siempre le decía lo mismo.

Katrina este es tu sitio. No irás a ningún sitio, porque lo digo yo que soy tu madre

Un día la foca Katrina decidió escaparse e ir en busca de un lugar más calentito. Pero al poco de salir tuvo que darse la vuelta, pues un enorme monstruo intentó comérsela.

-¿Qué era eso? -se preguntó la foca-. Nunca he visto animales tan grandes.

-Es una ballena -le dijo un pingüino que pasaba por allí.

-¡Pues sí que es grande la ballena! -dijo la foca Katrina.

La disconformidad

Al día siguiente, la pequeña foca se fue sin que la vieran su mamá en busca de otros lugares mejores que el polo norte.

Pero enseguida tuvo que volver, pues aparecieron unos animales de dos patas que llevaban un os palos en las manos y al verla comenzaron a seguirla. Menos mal que se dio cuenta y se lanzó al agua.
-¿Qué era eso? –le preguntó a otra foca que también huía.
-son cazadores furtivos que buscan focas como nosotras para matarnos, lo mejor que puedes hacer es volver a casa.
-Estoy harta de estar en casa, mi madre es una mandona que no me comprende -dijo la foca Katrina. La otra foca viendo que era una cabezota se alejó de ella.

Al día siguiente, la foca volvió a intentar escapar por el mar. Pero esta vez esperó a la noche, pensando que así ningún depredador ni cazador la vería. Pero lo que no vio la pequeña foca fue al oso polar que la estaba siguiendo y que se había lanzado al agua para cazarla.

Estaba a punto de alcanzarla cuando la foca Katrina, reaccionó enseguida y se escapó por los pelos.

La lección

La pequeña foca llegó a casa, toda abatida. Su madre le preguntó ¿Qué ha pasado?. La foca Katrina le contestó:

Por perseguir mi sueño casi me come una ballena, casi me atrapan unos cazadores furtivos y por poco me come un bicho blanco y peludo.

-Un oso polar -aseguró su madre. Mira Katrina tu eres todavía una foca pequeña que no tiene experiencia de lo que es la vida. Yo soy tu madre y mayor que tú y sé lo que te conviene.

La mamá foca abrazó a su pequeña hija y le habló de todos los peligros que le esperaban fuera, y sobre lo importante que era escuchar a los mayores, que tienen más experiencia de la vida.

-Entonces, ¿nunca conseguiré mi sueño? -preguntó la pequeña foca.

-Hay sueños que están fuera de nuestro alcance por nuestra propia naturaleza -dijo la mamá foca-. Pero, si aun así quieres intentarlo, debes pensar en los peligros y las dificultades a las que te enfrentas.

-Gracias, mami -dijo la pequeña foca Katrina- y se fue a nadar con sus amigas las focas.

🎥 El vídeo de la foca Katrina

Moraleja: Hay sueños que están fuera de nuestro alcance por nuestra propia naturaleza

 

📜Comprensión lectora

1

La foca Katrina

¡Ponte a prueba y responde a este trivia y descubre cuanto has comprendido sobre esta fábula!

1 / 5

¿Dónde quería ir Katrina?

2 / 5

¿Qué le decía su madre?

3 / 5

¿Qué quería la foca Katrina?

4 / 5

¿Qué le decía a su madre?

5 / 5

¿Qué hacían sus amigos?

Tu puntación es

The average score is 100%

0%

1.- ¿Qué quería la foca Katrina?

A.- Buscar peces

B.- Dejar el Polo Norte

C.- Dejar a su mamá

2.- ¿Qué hacían sus amigos?

A.- Jugar con ella

B.- Reírse de ella

C.- Pasear con ella

3.- ¿Dónde quería ir Katrina?

A.- A otro lugar

B.- A un lugar despejado

C.- A un lugar más cálido

4.- ¿Qué le decía su madre?

A.- Que callara

B.- Que aquel era su sitio

C.- Que fuera a jugar con las amigas

5.- ¿Qué le decía a su madre?

A.- Que tenia ganas de jugar

B.- Que estaba harta de estar en casa

C.- Que estaba harta de jugar.

☑️Actividades

⌛ 1.- Adivina adivinanza:

No vuela muy alto pero es presumido. Calza espuelas, mira con ojos feroces. Soberbio y distante, pésimo marido, se levanta pronto, grita a dos voces.

❓ 2.- Acertijo:

¿Cuál es el animal, que después de muerto da más vueltas?

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

👉¿Cuál es la moraleja de la historia de la foca Katrina?

En la fábula de la foca Katrina nos enseña que hay sueños que están fuera de nuestro alcance por nuestra propia naturaleza.

Muchas veces nos ocurre que no estamos conforme de como somos y nos gustaría ser otra cosa.

Si eres baja estás desconforme con tu estatura; si tienes el pelo negro te gustaría que fuera rubio; si tienes ojos azules te gustarían que fueran negros.

Nunca estamos conformes con lo que tenemos y siempre deseamos en menor o mayor medida lo que no tenemos.

Eso era lo que le sucedía a la foca Katrina que quería irse al Sur.

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

👉¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la historia de la foca Katrina?

En primer lugar no desear lo contrario de lo que por naturaleza se nos ha dado, estatura, belleza.

Aceptarnos como somos. Muchas veces tenemos caprichos antojadizos que en algunas ocasiones es una fijación por eso que no posees, llegando a veces incluso a caer en un cuadro obsesivo.

¿Y cuál es la razón por la que nos cuesta tanto admitir como somos o tenemos?

Resulta complejo, ya que de forma constante estamos idealizando todo aquello que no somos o tenemos y añoramos algo por la sencilla razón de que crees que con eso estarás mejor y la verdad no sabes con certeza hasta que vives tal experiencia.

Por eso, hemos de ser consciente de todo aquello que tenemos y disfrutar de tu día a día, donde se debe tomar conciencia de lo que tienes, de lo que eres y disfrutar a diario de aquello que la vida te entrega

👉Reflexiones sobre la moraleja de la historia de la foca Katrina.

Reflexionemos y piensa por qué cuando somos pequeños queremos ser mayores y cuando llegamos a los sesenta nos gustaría tener menos años.

Nunca estamos contentos con nuestra edad

Aunque algunas personas lo aceptan mejor que otras, casi todos hemos pasado «por alguna crisis de crecimiento en la cual aterrizamos de golpe sobre nuestra situación personal en ese momento y esto ayuda a reflexionar y mirar con perspectiva para reconducir nuestros pasos.

Esto suele ocurrir que la mayoría de la veces miramos mucho hacia fuera y poco hacia adentro.

Una vida con objetivos muy centrados en el tener o en el poseer nos catapultará a la desazón y acabará por hacernos sentir mal.

Repuesta a la adivinanza: El gallo

Respuesta al acertijo: El pollo (cuando lo asan)

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *