Belen Cribs Kids - Banner

🐢 Zeus y la tortuga. Una fábula de Esopo con moraleja

5
(1)

¿Te has preguntado alguna vez cuando lees una fábula en que te puede ayudar en tu vida?. Si dudas sigue leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que puedes  seguir.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

La fábula de Zeus y la tortuga

Cuenta la mitología que el dios griego Zeus, para celebrar sus bodas, invitó a todos los animales.

Les dijo Queridos amigos, quiero que todos estén presentes para disfrutar con nosotros. Aves, reptiles, mamíferos, insectos, ¡todos están invitados!

Al escuchar la invitación, todos los animales estallaron de alegría

El león le dijo a la tortuga: como vas a ir a la fiesta.

—Yo no pienso ir a esa fiesta —dijo ella.

—¿Pero por qué no? —— ¿es que no te das cuenta de que puedes ofender a Zeus? Además, todo el mundo se muere por ir. Vamos a bailar, a comer y a estar todos juntos. ¿No quieres divertirte?

—Prefiero la seguridad de mi casa. Además, podrían pasarme muchas cosas en el camino… no, aquí, en mi casa, estoy muy bien.

Fueron todos los animales a la gran fiesta de Zeus y se divirtieron mucho.

Zeus echó de menos a la tortuga y la llamó

—¿Cómo no viniste a mi fiesta? sólo tú has faltado, entre todos los animales

—Quise quedarme en casa —respondió la tortuga. —Tú sabrás el dicho: ¡Hogar familiar, hogar ideal! Hay que cuidarla.

— Criatura necia y estúpida así que te gusta mucho tu casa —replicó Zeus indignado. pues ya que te gusta tanto estar metida dentro de ese caparazón, desde ahora lo has de llevar a cuestas día y noche sin descanso. ¡Te encerraré para siempre en tu casa!

Y desde entonces la tortuga lleva a cuestas su pequeño mundo. todas las tortugas nacen con un caparazón y jamás pueden salir de él.

Moraleja: Nunca te encierres en tu mundo, sal y anímate a conocer gente nueva, hacer amigos.

Comprensión lectora

1.- ¿Cómo se llama el dios griego?

A.- Apolo

B.- Zeus

C.- Ares

2.- ¿Para qué invitó el dios griego?

A.- Para su cumpleaños

B.- Para su boda

C.- Para su hablar

3.- ¿ Qué le pregunto el león a la tortuga?

A.- Si estaba cansada

B.- Si estaba tranquila

C.- Si iba a la fiesta

4.- ¿Qué prefería la tortuga?

A.- Andar mas deprisa

B.- Quedarse en casa

C.- Llevar flores

5.- ¿Qué le preguntó el dios a la tortuga?

A.- Que estaba encantado de verla

B.- Por que no estaba en la fiesta

C.- Por que iba tan lenta

6.- ¿Qué le dijo el dios a la tortuga?

A.- Te estoy muy agradecido

B.- Te encerraré para siempre en tu casa

C.- Te invitare a otra fiesta

Actividades

1.- Dibuja una tortuga y dale color

2.- Adivina adivinanza:

¿Quién es la hermana de mi hermana que no es mi hermana?

3.- Acertijo:

Tiene dientes y no come, tiene cabeza y no es hombre.

Si no sabes la respuesta la tienes al final de página.

¿Cuál es la moraleja de la fábula de Zeus y la tortuga?

En esta fábula de Zeus y la tortuga, esta muestra un gran egoísmo, se encierra en si mismo y no le gusta participar de la alegría de los demás.

Estaba más a gusto en su hogar y pone excusa de que tiene que cuidar su casa.

A veces, por quedarnos en la seguridad de nuestra casa, nos perdemos de las mejores sorpresas que la vida tiene para ofrecernos.

¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula

de Zeus y la tortuga?

La fábula de Zeus y la tortuga nos enseña el valor de la amistad.

Por esto, lo mismo que ocurre en la fábula, nos puede ocurrir a nosotros si no cultivamos la amistad : el horizonte en que se encierra se vuelve cada vez más reducido y será cada vez más difícil salir de él.

Dice el Papa Francisco que la amistad va más allá que la simple cortesía o apariencia.

Con las relaciones digitales puede suceder que perdamos la sociabilidad.

No siempre sucede, pero está el peligro que ese tipo de relación digital omita el cultivo de una amistad verdadera o una reciprocidad estable.

Reflexiones sobre la moraleja de la fábula de

Zeus y la tortuga.

Por ello, muchas veces esas relaciones digitales no construyen verdaderamente un “nosotros” sino que suelen disimular y amplificar el mismo individualismo.

La conexión digital no basta para tender puentes, no alcanza para unir a la humanidad.

“Hacen falta gestos físicos, expresiones del rostro, silencios, lenguaje corporal, y hasta el perfume, el temblor de las manos, el rubor, la transpiración, porque todo eso habla y forma parte de la comunicación humana”

En la fábula la tortuga al quedarse en casa se perdió todo eso que dice el Papa.

Respuesta a la adivinanza: Yo

Respuesta al acertijo: El ajo

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *