El brahmin astuto

El brahmin astuto. Una adaptación de un cuento hindú

5
(1)

Disfruta con la fábula “El brahmin astuto“, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

Recuerda que puedes subscribirte de forma gratuita para estar al tanto de todas nuestras novedades, y apoyar a la web.

El brahmin astuto

En un pueblecillo perdido en la inmensidad del Himalaya se reunieron un asceta, un peregrino y un brahmín. Comenzaron a comentar cuánto dedicaban a Dios cada uno de ellos de aquellas limosnas que recibían de los fieles.

El asceta dijo:

– Mirad, yo lo que acostumbro a hacer es trazar un círculo en el suelo y lanzar las monedas al aire. Las que caen dentro del círculo me las quedo para mis necesidades y las que caen fuera del círculo se las ofrendo a Dios.

A continuación, intervino el peregrino y explicó:

– Yo hago también un círculo en el suelo y procedo de la misma manera, pero, por el contrario, me quedo para mis necesidades con las monedas que caen fuera del círculo y doy al Señor las que caen dentro del mismo.

Por último, habló el brahmín para expresarse de la siguiente forma:

– También yo, queridos compañeros, dibujo un círculo en el suelo y lanzo las monedas al aire. Las que no caen, son para Dios, y las que caen las guardo para mis necesidades.

🎥El vídeo del El brahmin astuto

Moraleja: Así proceden muchas personas que se dicen religiosas.

📜Comprensión

0
El brahmin astuto

El brahmin astuto

¡Ponte a prueba y responde a este trivia y descubre cuanto has comprendido sobre esta fábula!

1 / 6

¿Qué comentaron?

2 / 6

¿Cuántas personas se reunieron?

3 / 6

¿Qué dinero ofrecía a Dios el brahmin?

4 / 6

¿Qué dinero ofrecía a Dios el peregrino?

5 / 6

¿Qué dinero ofrecía a Dios el asceta?

6 / 6

¿Dónde se desarrolla el cuento?

Tu puntación es

The average score is 0%

0%

1.- ¿Dónde se desarrolla el cuento?

A.- En un pueblecito de la sierra

B.- En un pueblecito de la playa

C.- En un pueblecito del Himalaya

2.- ¿Cuántas personas se reunieron?

A.- Tres

B.- Dos

C.- Cuatro

3.- ¿Qué comentaron?

A.- Lo que hacían los días de fiesta

B.- Lo que hacían los domingos

C.- Lo que hacían con las limosnas

4.- ¿Qué dinero ofrecía a Dios el asceta?

A.- Con las que caían en el circulo

B.- Con las que caían fura del círculo

C.- Con las que no caían

5.- ¿Qué dinero ofrecía a Dios el peregrino?

A.- Con las que caían en el circulo

B.- Con las que caían fura del círculo

C.- Con las que no caían

6.- ¿Qué dinero ofrecía a Dios el brahmin?

A.- Con las que caían en el circulo

B.- Con las que caían fura del círculo

C.- Con las que no caían

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

Tiene famosa memoria, gran tamaño y dura piel y la nariz más grandota, que en el mundo pueda haber.

❓2.- Acertijo:

En rincones y entre ramas mis redes voy construyendo, para que moscas incautas, en ellas vayan cayendo.

Si quieres saber las respuestas, están al final de la página

TEST DE ORTOGRAFÍA

1. puebleci_o

 
 

2. Himala_a

 
 

3. ta_bién

 
 

4. c_rculo

 
 

5. di_ujo

 
 

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

👉¿Qué nos enseña El brahmin astuto?

Muchas personas que se dicen religiosas actúan como el brahmin . El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará. 2 corintios 9,6.

La Biblia habla bastante sobre la generosidad y la importancia de que compartamos los recursos que Dios nos provee. La generosidad verdadera brota de un corazón genuino y noble que no busca recibir nada a cambio. Ese es el tipo de corazón que Dios quiere que tengamos. ¡Un corazón generoso que refleje el suyo!

👉¿Cómo te puede ayuda El brahmin astuto?

Dios no nos pide nada que él no haya estado dispuesto a hacer. ¡Su corazón es el más generoso de todos! Fue por eso que envió a su Hijo, Jesús, a morir en la cruz para que recibamos el perdón de nuestros pecados y la vida eterna. Y es por eso que él se deleita en concedernos cosas buenas.

Dios ha mostrado su generosidad con nosotros desde el comienzo de la creación. Antes de crear al hombre y a la mujer él se aseguró de crear y proveer todo lo necesario para su supervivencia. Creó el agua, las plantas, los animales y todo lo que contribuiría a que el ser humano pudiera vivir en este planeta con todas sus necesidades básicas cubiertas.

Pero Dios no nos dejó sobre la tierra y se olvidó de nosotros. Todavía hoy, todo lo bueno que hay en nuestras vidas, todo lo que contribuye a nuestro bienestar tiene su origen en Dios. Podemos pensar que es porque nos esforzamos y trabajamos mucho, porque cuidamos bien de nuestra salud, porque supimos escoger a nuestro cónyuge… Por más que intentemos buscar una explicación tendremos que reconocer que Dios es el origen de todo lo bueno. Y así será por siempre pues él no cambia…

👉Reflexión sobre El brahmin astuto

¿Cómo es la generosidad de Dios? Veamos tres cosas importantes sobre su corazón generoso.

1. Dios es generoso con todos, lo merezcan o no: «Él hace que salga el sol sobre malos y buenos, y que llueva sobre justos e injustos».

Dios es generoso y extiende sus bondades a todos, buenos o malos, justos o injustos. Él murió en la cruz por toda la humanidad, para darnos la oportunidad de aceptar su regalo y de ser salvos (1 Timoteo 2:4).

2. Dios nos bendice para que bendigamos: A Dios le gusta dar cosas buenas a sus hijos y lo hace no solo para que las disfrutemos sino para que las compartamos. En 2 Corintios 9:8-11 vemos que Dios nos suple suficiente para cubrir nuestras necesidades y desea que ese recibir nos motive a buscar oportunidades para hacer buenas obras en su nombre.

Al compartir con los demás en lugar de acumular, estamos declarando que confiamos plenamente en Dios y en que él podrá proveer también para nuestras necesidades futuras.

Nuestra generosidad, entonces, es una respuesta a la abundante generosidad de Dios hacia nosotros. Cuando somos generosos, nuestras vidas reflejan el corazón de Dios. Dios usa nuestra generosidad para expresar su propia generosidad, ya que canaliza sus recursos a través de nosotros para bendecir a otros. Cada acto de generosidad que ofreces a alguien últimamente los guía a la generosidad de Dios.

Repuesta a la adivinanza: El elefante

Respuesta al acertijo: La araña

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.