El pastorcito pobre

El pastorcito pobre

0
(0)

Disfruta con la fábula “El pastorcito pobre“, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

¿Te has preguntado alguna vez cuando lees una fábula, leyenda o cuento en que te puede ayudar en tu vida?. Si dudas sigue leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que puedes seguir.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

?El pastorcito pobre

La noche que nació el Niño Jesús muchos pastores corrían hacia la gruta llevando regalos. Cada uno llevaba lo que tenía: una, llevaba un corderito, otra leche y queso, otro un saco de vellones de lana y otro un cordero a hombros.

Pero mientras todos los pastores se esforzaban, con generosidad, en llevar lo mejor, había uno que no tenía nada. Era muy pobre, no tenía nada que ofrecer solo le podía ofrecer su sonrisa. Y mientras los demás le daban sus regalos, él se mantenía apartado.

En un determinado momento, san José y la Virgen se vieron en dificultad para recibir todos los regalos, porque eran muchos, sobre todo María, que debía tener en brazos al Niño.

Entonces, viendo a aquel pastor sonriente con las manos vacías, ella le pidió que se acercara. Y la Virgen puso a Jesús en sus manos.

El pastor, tomándolo, se dio cuenta de que había recibido lo que no se merecía, que tenía entre sus brazos el regalo más grande de la historia.

Se miró las manos, y esas manos que le parecían siempre vacías se habían convertido en la cuna de Dios.

Se sintió amado y, comenzó a mostrar a Jesús a los otros pastores, porque había recibido el regalo de los regalos»

?El vídeo del pastorcito pobre

 

?Comprensión lectora

1.- ¿Qué hicieron los pastores cundo nació el Niño Jesús?

A.- Cantaron villancicos

B.- Tocaron la zambomba

C.- Le llevaron regalos

2.- ¿Hacia donde fueron?

A.- Al portal

B.- A la gruta

C.- A la casa

3.- ¿Qué le llevaba la primera?

A.- Un pandero

B.- Un corderito

C.- Una cabrita

4.- ¿Qué le llevaba la segunda?

A.- Requesón

B.- Manteca

C.- Leche y queso

5.- ¿Qué le llevó el pastor pobre?

A.- Una flor

B.- Su sonrisa

C.- Un pan

6.- ¿Qué puso la Virgen María en sus manos?

A.- Un cordero

B.- Al Niño Jesús

C.- Unas castañuela

Test de ortografía El pastor pobre

1. esfor_aban

 
 

2. ofre_er

 
 

3. vac_as

 
 

4. bra_os

 
 

5. reci_ido

 
 

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

El roer es mi trabajo, el queso mi aperitivo y el gato siempre será mi más temido enemigo. ¿Quién soy?

❓2.- Acertijo:

¿Cuál es la estrella que no tiene luz?

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

?¿Cuál es la moraleja del pastorcito pobre?

Si vamos a Jesús con animo de estar junto a Él, Él lo premia entregándosenos.

«Dios siempre toma la iniciativa para salvarnos, y nosotros lo buscamos en la oración, y descubrimos que Él ya nos estaba esperando. Esa es la voluntad de Dios y es lo que pedimos para que se cumpla su plan de salvación»

Desde la Creación, pasando por Abrahán hasta cada uno de nosotros, Dios está atento para dar el primer paso; buscó a Abram, irrumpió en su vida y lo llamó (Gén 12,1-4). Como antiguamente, también hoy Dios toma la iniciativa por amor, porque “Dios es amor” (1 Jn 4,8).

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

?¿Cómo te puede ayudar la moraleja del pastorcito pobre?

Dios quiere que todos los hombres se salven. Por eso hemos de acudir, Él siempre se da

Dios siempre nos precede: en verdad, en belleza, en amor, en justicia, en todo; nos busca, nos llama, nos espera con paciencia y si ve que nos hemos extraviado, sale en nuestra búsqueda hasta que nos encuentra, cual oveja perdida (Lc 15,4-7).

De hecho, ese es el gran misterio de la Navidad. Un Dios que toma la iniciativa y se acerca tanto, hasta convertirse en uno de nosotros, pero desde nuestra nada, desde nuestro anonadamiento: “se despojó de sí mismo tomando la condición de siervo” (Fil 2,7).

?Reflexiones sobre la moraleja del pastorcito pobre.

Si rezamos es porque creemos que las realidades humanas, pueden ser transformadas en instrumentos para generar fecundidad y vida. Dios tiene un proyecto para cada uno de nosotros, y confiando en Él, nos abandonamos en sus manos también en el momento de la prueba, seguros de que escucha nuestro grito y nos hará justicia sin tardar.

Él es el mismo que se acerca y nos devuelve el ánimo cuando nos ve desilusionados y tristes, cuando nos hemos alejado de él, pensando que ya todo ha terminado, como los discípulos de Emaús (Lc 24,13-35). Dios siempre estará listo para perdonarnos, abrazarnos, alzarnos, devolvernos vida y felicidad. Ningún interés mueve al Señor más que su amor y su misericordia.

Repuesta a la adivinanza: El ratón

Respuesta al acertijo: La estrella de mar

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.