Los zánganos y las abejas

La mula. Una fábula de Esopo

0
(0)

Disfruta con la fábula “Los zánganos y las abejas“, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

¿Te has preguntado alguna vez cuando lees una fábula, leyenda o cuento en que te puede ayudar en tu vida?. Si dudas sigue leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que puedes seguir.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

?Los zánganos y las abejas

En uno de los árboles del bosque había un panal de rica miel. Los zánganos decían que era de ellos, pero las abejas se oponían diciendo que era suyo.

El pleito llegó al tribunal de la juez Avispa. Esta pidió información a varios insectos pero no pudo aclarar la duda.
Entonces la avispa juez muy enfadada dijo: Seis meses hace que está pendiente el litigio, y nos encontramos lo mismo que el primer día.
Sin más preámbulos trabajad los zánganos y las abejas para ver quién sabe hacer panales tan repletos de rica miel.
Los Zánganos admitieron que aquel arte era superior a su destreza, por lo tanto, la Avispa juez adjudicó la miel a sus verdaderos dueños, las abejas.

?El vídeo de los zánganos y las abejas

Moraleja: Por sus obras se conoce al dueño

?Comprensión lectora

1
Los zánganos y las abejas

Los zánganos y las abejas

¡Ponte a prueba y responde a este trivia y descubre cuanto has comprendido sobre esta fábula!

1 / 6

¿Cuántos meses llevaba el litigio?

2 / 6

¿Qué contenía?

3 / 6

¿Quiénes discutían?

4 / 6

¿Hasta donde llegó el pleito?

5 / 6

¿Quiénes eran los dueños?

6 / 6

¿Qué había en uno de los árboles del bosque?

Tu puntación es

The average score is 83%

0%

1.- ¿Qué había en uno de los árboles del bosque?

A.- Un pájaro

B.- Un nido

C.- Un panal

2.- ¿Qué contenía?

A.- Azúcar

B.- Miel

C.- Caramelos

3.- ¿Quiénes discutían?

A.- Los labriegos

B.- Los leñadores

C.- Los zánganos y las abejas

4.- ¿Hasta donde llegó el pleito?

A.- A la audiencia

B.- Al juez Avispa

C.- Al tribunal

5.- ¿Cuántos meses llevaba el litigio?

A.- Tres meses

B.- Seis meses

C.- Nueve meses

6.- ¿Quiénes eran los dueños?

A.- Los zánganos

B.- Los pájaros

C.- Las abejas

Test de ortografía

1. a_ispa

 
 

2. jue_

 
 

3. preá_bulos

 
 

4. _arios

 
 

5. ri_a

 
 

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

¿Qué cosa es que cuanto más le quitas más grande es?

❓2.- Acertijo:

Amarillo por fuera, blanco por dentro, tienes que pelarlo para comerlo.

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

?¿Cuál es la moraleja de la fábula de los zánganos y las abejas?

En el Evangelio se nos dice que por sus obras los conoceréis. Lo dijo Jesús para darnos un criterio que nos ayude a distinguir entre los verdaderos y los falsos profetas…

¿Y cuál es el criterio para reconocer a los verdaderos discípulos de Jesús y, por tanto, a los verdaderos profetas (profeta es todo aquel que habla en nombre de Dios y ayuda a descubrir un sentido a la historia)? Para Jesús está claro: las obras, los hechos, las actuaciones concretas… Es decir, no se trata de palabras grandilocuentes, ni de figuras que nos atraen por su verborrea o por una apariencia deslumbrante… ¡No! El criterio de verificación son las obras… Oír no sólo lo que dicen, sino mirar cómo viven, como actúan.

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

?¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula de los zánganos y las abejas?

Porque, como dice Jesús, al árbol se lo conoce por sus frutos… ¿De qué me sirve decir que hay que perdonar si a la hora de la verdad, guardo rencor en mi corazón o aconsejo a otra persona: nada de poner la otra mejilla…

?Reflexiones sobre la moraleja de la fábula de los zánganos y las abejas.

Pidámosle al Señor que nos vaya haciendo un corazón semejante al suyo para que, cuando los demás vean nuestras “buenas obras”, es decir, cuando actuemos como Jesús, descubran a ese Dios que llevamos dentro y que quiere darse a conocer como Padre.

Repuesta a la adivinanza: El agujero

Respuesta al acertijo: El plátano

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.