🐯 El tigre y la vaca. Cuanto popular del Caribe 🐄

0
(0)

Una fábula que te enseña a cumplir tus promesas, esa es el tigre y la vaca. Un cuento que disfrutarás leyendo y realizando las actividades en familia.

Hola amigo, te has preguntado alguna vez cuando lees una fábula en que te puede ayudar en tu vida. Si dudas sigue leyendo en está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando. No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que te ayudará a mejorar.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

 

La fábula del tigre y la vaca

Hace muchos años cerca de una granja un tigre que merodeaba por allí cayó en un terreno pantanoso y se encontraba en una situación comprometida.

Cerca de allí se encontraba una vaca que estaba pastando en la hierba que al oír los lamentos del tigre se acercó para ver lo que pasaba.

El tigre al ver la vaca le pidió que le sacara de aquella situación ya que iba a morir si seguía así.

La vaca recelosa le dijo: lo siento, pero si te ayudo a salir estoy seguro de que me devoraras.

El tigre viendo que si seguía allí moriría le dijo: Por favor sácame de aquí y te prometo que no te haré daño, como voy a hacer daño a quien me ha salvado de morir. Te estaré eternamente agradecido.

Viendo en la situación que se encontraba el tigre se compadeció de él y con mucho esfuerzo le lanzó una cuerda y el felino salió sano y salvo.

Una fábula que te enseña a cumplir las promesas. Sigue leyendo

Cuando se recuperó del susto como tenía mucha hambre le dijo a la vaca: oye vaca, tengo mucha hambre así que he pensado en comerte.

La vaca muy indignada le dijo no puedes hacerlo me prometiste que si te salvaba no me harías nada, eres un mentiroso y no tienes palabra. He sido una estúpida al confiar en ti.

Estaban en esa discusión cuando pasó por allí un conejo que se acercó para ver si podía solucionar aquella querella.

Veamos que pasa aquí. Por qué estáis discutiendo.

Escuche, señor Conejo yo vi a este tigre que estaba en peligro y la vaca relató todo lo que había ocurrido.

Cuando terminó la vaca de exponer los hechos el conejo le dijo al felino. Ahora tú puedes exponer tus razones.

Después de haber escuchado a los dos el conejo que era muy inteligente se atusó los bigotes y dijo: reconstruyamos los hechos para poder dar mi veredicto.

Tú, tigre vuelve a situarte en la misma posición que estabas y tu vaca en la tuya.

Los dos hicieron lo que les pedía el sabio conejo.

En ese momento, el conejo se volvió a la vaca y dijo:

– ¡Huye, es tu momento para escapar!

La vaca no se lo pensó dos veces y echó a correr. Y el conejo, dirigiéndose al tigre le dijo:

– Tigre, espero que hayas aprendido la lección.  Jamás vuelvas a usar la mentira para tus propios intereses. Y, sobre todo: sé honesto y nunca rompas una promesa.

Moraleja del tigre y la vaca: nunca rompas una promesa

Actividades de la fábula el tigre y la vaca

Comprensión lectora

1.- ¿Qué estaba haciendo  el tigre ?

A.- Dando un paseo

B.- Merodeando

C.- Andando

2.- ¿Dónde cayó el tigre?

A.- en un hoyo

B.- En un terreno pantanoso

C.- En una trampa

3.- ¿Qué hacía la vaca?

A.- Jugar

B.- Corretear

C.- Pastar

4.- ¿Qué le dijo la vaca al tigre cuando este le pidió ayuda?

A.- Que saliera al terreno

B.- Que lo sentía

C.- Que estaba ocupada

5.- ¿Qué le lanzó la vaca al tigre?

A.- Una piedra

B.- Un palo

C.- Una cuerda

6.- ¿Qué preguntó el conejo?

A.- Por que chillaban

B.- Por que discutían

C.- Por que estaban enfadados

Adivina adivinanza

No es reloj, pero hace TIC TAC, no usa pilas pero no para de andar…

Acertijo

Pelo arriba, pelo abajo y al medio un tajo ¿Qué es?

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

¿Cuál es la moraleja de la fábula del tigre y la vaca?

En la fábula del tigre y la vaca nos enseña a que nunca rompamos las promesas si estas han sido pensadas y recapacitadas antes de hacerlas.

Si hay algo que nos caracteriza a los seres humanos es nuestra necesidad de sentirnos seguros en cada momento de nuestras vidas.

Todos sentimos el afán por saber que pasará mañana, cómo me moveré de un lado a otro.

Por lo tanto, en la búsqueda de esta seguridad, una vez que creemos tenerla, entonces, vuelve a surgir seguramente un nuevo deseo de asegurarnos de algo más, y así sucesivamente.

Así que, en medio de este anhelo de seguridad, los seres humanos nos valemos de una palabra dada. Esa palabra es lo que llamamos promesa.

¿Cómo te puede ayudar la moraleja del tigre y la vaca?

En esta fábula el felino lo que intenta es salvarse y hace una promesa que no va a cumplir.

Por lo tanto, la promesa para quien la dice y para quien la recibe, representa un compromiso de cumplimiento de lo que se ha prometido.

Sin embargo, algunas historias que comienzan con promesas terminan en desilusión y mentira.

Esto suele ocurrir porque quien promete no tiene la firme intención de cumplir, como vemos que ocurre en el cuento del tigre y la vaca.

Reflexiones sobre la moraleja del tigre y la vaca.

Las promesas 👍

Igualmente nos ocurre a los seres humanos debido a nuestro carácter limitado, por lo tanto, por muy grande que sea el deseo de nuestro corazón de hacer realidad la promesa hecha, en ocasiones fallamos.

Cuando fallamos en el mayor gesto de seguridad para el otro, termina siendo el peor acto de deslealtad.

Por ello antes de prometer algo hemos de recapacitar si somos capaces de mantener la promesa para siempre.

Solo hay una Persona de quien hemos recibido una promesas y siempre se ha cumplido.

Es en sí misma la fidelidad, la lealtad y el compromiso. Cualquier promesa que salga de su boca, siempre se cumple y ese Ser es la persona de JESUCRISTO.

Repuesta a la adivinanza: El corazón

Respuesta al acertijo: El ojo

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *