Los tres hermanos samuráis. Una fábula japonesa

0
(0)

Hola amigo, te has preguntado alguna vez cuando lees una fábula en que te puede ayudar en tu vida. Si dudas sigue leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando. No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que puedes seguir.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

Hola, amigos hoy os voy a contar este cuento de origen japonés.

Un anciano Samurái, que era muy bueno en el arte marcial, sintió que su vida estaba a punto de acabar.

Tenía tres hijos, y les había enseñado el arte de los combates, pero no le dio tiempo a enseñarles el de la defensa, por lo que temía que fueran blanco fácil para sus atacantes.

El hombre pensó que podía dejar a sus hijos como legado, algo que pudiera ayudarlos y protegerlos. Y entonces recordó que había labrado durante mucho tiempo unas hermosas flechas de madera.

– Ya sé cuál será mi legado-dijo para sí.

Para ello, un día, llamó a sus tres hijos y les dijo:

– Mi vida llega a su fin y quiero dejaros un legado a cada uno de vosotros.

En todo este tiempo os he enseñado cosas básicas de ataque, pero os falta aprender lo más importante, que es la defensa.

Por eso, cada uno de vosotros por separado aún corréis mucho peligro. Pero he encontrado la forma de haceros fuertes.

Tomad una de estas flechas.

– ¿Una flecha? Pero padre… ¿Cómo vamos a vencer con una simple flecha? ¡Podría partirla con mis manos!

– Es cierto, si intentas partirla, podrás hacerlo. Pero, ahora, junta las tres flechas e intenta doblarlas.

El hijo hizo lo que le pidió su padre y efectivamente, fue incapaz de partirlas.

– Las tres flechas unidas son tan fuertes que no podréis doblarlas nunca. Lo mismo sucederá con cada uno de vosotros.

Vuestra fortaleza reside en vuestra unión. Juntos, seréis realmente fuertes.

Los tres hijos entendieron el mensaje y se convirtieron en bravos Samuráis.

Nunca combatían por separado. Su unión les hizo indestructibles.

Moraleja: La unión hace la fuerza

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *