El gato del rey

El gato del rey. Un gato agradecido

0
(0)

Disfruta con la fábula “El gato del rey“, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

Recuerda que puedes subscribirte de forma gratuita para estar al tanto de todas nuestras novedades, y apoyar a la web.

🐈El gato del rey

Hacía mucho frío aquel día de invierno, un gato sucio y flaco iba de puerta en puerta buscando quien le pudiera dar algo caliente para comer y cobijo. Nadie se lo daba, solo escuchaba: vete de aquí sucio gato.

En las afueras del pueblo se encontró una casita pequeña y vieja. El gato llamo a la puerta, a los pocos minutos apareció una dulce señora.

-Pobre gatito, ¿Qué te ha pasado?, debes tener hambre y frío. Aquí no tenemos casi nada, somos muy pobres, pero un sitio caliente y algo de comida podemos darte, pasa gatito.

El gato pasó varios días en la casa de la señora y cuando recupero las fuerzas una mañana, el gato le dijo a la señora:

-Muchas gracias, amable señora por su ayuda, nadie me quiso dar ni comida ni casa por mi desaliñado aspecto, ahora tengo que marchar a mi hogar, pero volveré y le devolveré el favor que me ha hecho.

Y de esta forma el gato desapareció.

Pasó el tiempo y de nuevo otra mañana de invierno apareció una carroza real. Cruzó por las calles del pueblo y se detuvo delante de la pobre casa donde vivía aquella dulce señora.

El rey descendió de su carroza y justo detrás de él un hermoso y lustroso gato. La señora enseguida reconoció al gato

-Gatito, estas aquí, que lustroso y hermoso te veo, cuanto me alegro de verte de nuevo.

El rey le dijo a la señora: le agradezco a usted y su familia que hayan cuidado de mi gato. Como agradecimiento le arreglaran la casa y reciban esta bolsa de monedas de oro.

Desde entonces la señora y su familia dejaron de ser pobres gracias a su amor por los animales.

🎥El vídeo de El gato del rey

Moraleja: Hemos de ser agradecidos

📜Comprensión

1.- ¿Qué hacía ese día?

A.- Calor

B.- Lluvia

C.- Frio

2.- ¿Qué estación era?

A.- Primavera

B.- Verano

C.- Invierno

3.- ¿Qué hacía el gato?

A.- Ir al campo

B.- Ir de puerta en puerta

C.- Ir buscando amo

4.- ¿Qué buscaba?

A.- Amigos

B.- Comida y cobijo

C.- Ser reconocido

5.- ¿Qué encontró a las afueras del pueblo?

A.- Unos amigos

B.- Una casita

C.- Una lámpara

6.- ¿Quién apareció en la puerta?

A.- Un hombre

B.- Un gato

C.- Una dulce señora

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

Tiene famosa memoria, gran tamaño y dura piel y la nariz más grandota, que en el mundo pueda haber.

❓2.- Acertijo:

En rincones y entre ramas mis redes voy construyendo, para que moscas incautas, en ellas vayan cayendo.

La respuesta la tienes al final de página

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

👉¿Qué nos enseña El gato del rey?

 

En este cuento fábula nos habla del agradecimiento . Realmente estamos rodeados de cosas maravillosas y sin embargo, muchas veces no nos damos cuento de ser agradecidos primero con Dios que ha creado un mundo maravilloso y a las personas que nos quieren.

👉¿Cómo te puede ayuda El gato del rey?

Agradecer significa estar atento a todo lo nos rodea, a las otras personas y a nosotros mismos.

El sencillo acto de ser agradecidos, supone ya un modo de crecimiento personal. Es reconocer, es actuar con humildad y sin artificios, aprendiendo a valorar lo que de verdad es importante en la vida.

Nuestras vidas están llenas de moment6os de dar gracias por tantas cosas buenas e incluso malas que recibimos, como dice san Pablo ya comáis ya bebáis dar gracias a Dios

Pocos valores son tan poderosos como reconocer a nuestros semejantes mediante la gratitud.

👉Reflexión sobre El gato del rey

Aquí te dejamos unos consejos por si te interesan y seas agradecido:

  • Di “gracias” siempre que sea posible, y acompaña esta palabra con una sonrisa. Para ello, debes estar atento/a a los pequeños gestos que los demás tengan contigo: el conductor del autobús que te lleva cada mañana al trabajo, la panadera que siempre te sonríe, el vecino que te espera en el ascensor, el compañero de trabajo que se interesa por tu familia y un mil acciones que realizas al día.
  • Recuerda lo que más aprecias y piensa en esas cosas que te generen gratitud: pasar un buen rato con los amigos, una comida deliciosa, tus hijos/as, el lugar donde vives y da gracias.
  • Antes de dormir, piensa en tres cosas por las que estás agradecido al día que acabas de vivir. Quizás algún día te cueste más que otro pero vale la pena el esfuerzo.
  • Piensa en al menos, una persona por la que en este momento estés agradecido/a de tener en tu vida y explora lo que realmente aprecias de ella: su presencia, sus cualidades, lo que hace por ti, como te trata…

 

Repuesta a la adivinanza: El elefante

Respuesta al acertijo: La araña

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.