Fábulas, La naranja

La naranja. Cuento mexicano. Una fábula con moraleja

0
(0)

Disfruta con la fábula de “La naranja“, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

¿Te has preguntado alguna vez cuando lees una historia, fábula, leyenda o cuento en que te puede ayudar en tu vida?. Si dudas sigue leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que puedes seguir.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

Me estaba preparando para dar una clase y decidí llevar una naranja al aula como recurso pedagógico

Ya en clase le pregunté a uno de los alumnos que estaba sentado en la primera fila.

– Si yo exprimiera esta naranja tan fuerte como pueda, ¿qué podría salir?

Él me miró y dijo:

– Jugo, ¡por supuesto!

– ¿Crees que jugo de manzana podría salir de ella?

– ¡No! imposible

– ¿Y jugo de pomelo?

– ¡Tampoco!

– ¿Qué saldría de ella?

– Jugo de naranja, obviamente.

– ¿Por qué?,

Por qué cuando se exprime una naranja sale jugo de naranja. Es lo que lleva dentro

Asentí con la cabeza y le dije:

– Cierto. Vamos a suponer que ésta naranja no es una naranja, sino que eres tú y alguien te aprieta, pone presión sobre ti, y te dice algo que a ti no te gusta;

o te ofende ¿Qué sale fuera de ti ¿sale ira, odio, amargura, miedo. ¿Por qué sale esto?

– Porque eso es lo que hay dentro, respondió el alumno.

Ésta es una de las grandes lecciones de la vida:

¿Qué sale de ti cuando la vida te aprieta, cuando alguien te produce dolor o te ofende?

Si la ira, el dolor y el miedo salen de ti, es porque eso es lo que hay dentro.

Hoy hay una naranja para ti y para mí. Ahora, nos toca reflexionar qué hay dentro de tí y de mí, porque “de la abundancia del corazón habla la boca” [Mat 15:18].

A Jesús lo “exprimieron” y sólo salió de él, perdón, sangre de amor y misericordia por nosotros. Nos dio vivo ejemplo de que, aunque lo insultaron, lo laceraron, lo humillaron y lo trataron peor que a un criminal, ¡de él sólo salió amor!

Entonces tratemos de llenarnos de ese AMOR gratuito y vivamos cada día siguiendo su ejemplo…

?El vídeo de la naranja

 

?Comprensión lectora

1.-¿Que recurso pedagógico usa?

A.- Un pomelo

B.- Una manzana

C.- Una naranja

2.-¿Dónde estaba el alumno sentado?

A.- En una silla

B.- En la primera fila

C.- En la última fila

3.-¿Si se exprime una naranja que sale?

A.- Zumo de pomelo

B.- Zumo de manzana

C.- Zumo de naranja

4.- ¿Qué sale dentro de ti?

A.- Agua

B.- Sentimientos de odio

C.- Zumo de naranja

5.- ¿Si nos ofenden que sale de nosotros?

A.- Amor

B.- Ira

C.- Queja

6.- ¿Qué salió de dentro de Jesús?

A.- No salió nada

B.- Amor

C.- Preocupación

Test de ortografía

1. pedagó_ico

 
 

2. e_primiera

 
 

3. podr_a

 
 

4. e_a

 
 

5. _amos

 
 

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

Tiene luna, no es planeta; tiene marco y no es puerta.

❓2.- Acertijo:

Dicen que quien lo tiene es muy gracioso, se sacude en la mesa contra lo soso.

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

?¿Cuál es la moraleja de la fábula de la naranja?

La moraleja que sacamos de la fábula de la naranja es que damos de lo que llevamos dentro.

A nuestro corazón llegan ideas, comentarios, noticias, lecturas, emociones, alabanzas, críticas, problemas, soluciones, proyectos, miedos que van modelando nuestros sentimientos. Si lo que almacenamos es bueno daremos cosas buenas.

De árbol bueno recogemos frutos buenos y de árbol malo frutos malos.

Aquello que llevamos más dentro, que conservamos durante horas, días, incluso años, genera amargura o paz, rabia o perdón, impulsos al bien o parálisis que asfixian.

Por ello hemos de intentar llenarnos de cosas buenas que nos den paz y sosiego.

Hacer un pequeño examen interior, de vez en cuando, nos ayudaría a reconocer qué entra y qué sale, cuáles son los hechos que más nos preocupan, cuáles producen una inmensa paz interior.

No siempre podemos controlar qué entra y qué no entra en lo más íntimo de nuestras almas. Pero en ocasiones sí podemos poner filtros para que lo malo no nos destruya y para que lo bueno nos estimule sanamente.

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

?¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula de la naranja?

Esos filtros, por ejemplo, harían más fácil ver lo relativo como relativo, para no dar importancia a lo que no la tiene, o para no sufrir por aquello que no podemos remediar.

Al mismo tiempo, esos filtros darían más atención y acogerían señales de bondad que hay a nuestro alrededor, sobre todo las que vienen de Dios y de personas que buscan ayudarnos en tantos momentos de la vida.

Llega la noche. Una noticia dejó una extraña tristeza en mi alma, pues nunca imaginé que alguien a quien llamaba amigo hubiera podido actuar de esa manera.

Pero también recuerdo que hace casi 2000 años el Hijo de Dios se hizo Hombre para ofrecer su perdón, para levantar a los caídos, para enseñarnos a descubrir que su Padre es también Padre nuestro.

Una gran esperanza alegra mi corazón y me impulsa a nuevas metas de belleza, verdad, justicia. Dentro de mí ha quedado una semilla de dulzura y de bondad que es capaz de curar heridas y de promover esa caridad que Cristo ofreció a todos los que quisieran acogerlo..

?Reflexiones sobre la moraleja de la fábula del.

 

Repuesta a la adivinanza: El espejo

Respuesta al acertijo: La sal

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.