Robotín un robot pequeñín

?Robotín un robot pequeñín. Un robot que enseña sobre la paciencia

0
(0)

Disfruta con la fábula de Robotín un robot pequeñín, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

¿Te has preguntado alguna vez cuando lees una fábula, historia, leyenda o cuento en que te puede ayudar en tu vida?. Si dudas sigue leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que puedes seguir.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

? Robotín un robot pequeñín

Robotín era un robot que vivía en un planeta llamado Robotilandia. Todos los robots de ese planeta, eran muy renegones e impulsivos.

Frecuentemente discutían entre ellos, así que si un robot le gritaba a uno, el otro le respondía más fuerte y así, empezaban a discutir.

Robotín era un robot pequeño al cual le afectaba mucho lo que veía en los adultos aunque sus amigos le decían que ya te acostumbraras y serás como ellos.

Robotín no quería ser así, pues pensaba que estaba mal y quería cambiar las cosas. Así que empezó a pensar y pensar para ver cómo podía resolver el problema.

Robotin comenzó a estudiar que les pasaba a los robots adultos y que podría hacer para que cambiaran su actitud. Después de mucho estudiar tuvo la iniciativa de adicionar dos botones a las estructuras de su cuerpo.

El de la derecha le servía para pensar lo que iba a decir antes de hablar y el de la izquierda le servía para hablar cuando estaba listo para hacerlo.

Todos los robots del planeta Robotilanda, vieron que Robotín era un robot distinto a ellos y lo admiraron porque vieron que siendo tan pequeño, tuvo la iniciativa de cambiar las cosas y crear un mundo mejor.

Al poco tiempo, muchos robots estaban añadiéndose los dos botones que Robotín había inventado y ahora muchos hacían una pequeña pausa antes de reaccionar diciendo algo de lo que después podían arrepentirse.

El planeta Robotilandia ahora estaba habitado por robots que no perdían la paciencia y que eran serenos.

?El vídeo de Robotín un robot pequeñín

 

Moraleja: No hay que perder la paciencia por nada

?Comprensión lectora

0

Robotín un robot pequeñín

¡Ponte a prueba y responde a este trivia y descubre cuanto has comprendido sobre esta fábula!

1 / 6

¿Qué hacían frecuentemente?

2 / 6

¿Qué consiguió Robotín?

3 / 6

¿Dónde vivía Robotín?

4 / 6

¿Qué quería Robotín?

5 / 6

¿Qué consiguieron los robot mayores?

6 / 6

¿Qué les pasaba a los robots de ese país?

Tu puntación es

The average score is 0%

0%

1.- ¿Dónde vivía Robotín?

A.- Bubilandia

B.- Robotilandia

C.- Finlandia

2.- ¿Qué les pasaba a los robots de ese país?

A.- Que eran muy nuevos

B.- Que eran de metal

C.- Que eran muy impulsivos

3.- ¿Qué hacían frecuentemente?

A.- Cantar

B.- Bailar

C.- Discutir

4.- ¿Qué quería Robotín?

A.- Que no discutieran

B.- Que fueran mejores

C.- Que supieran leer

5.- ¿Qué consiguió Robotín?

A.- Crear un mundo mas humano

B.- Crear un mundo más tranquilo

C.- Crear un mundo mejor

6.- ¿Qué consiguieron los robot mayores?

A.- Que supieron cantar

B.- Que no perdían la paciencia

C.- Que eran mas fuertes

Test de ortografía Robotín un robot pequeñín

1. i_pulsivos

 
 

2. empez_

 
 

3. ini_iativa

 
 

4. pod_an

 
 

5. pa_iencia

 
 

☑️Actividades

⌛Adivina adivinanza:

¿Quién es este que se arrima trayendo su casa arriba?

❓Acertijo:

Sal al campo por las noches, si me quieres conocer, soy señor de grandes ojos, cara seria y gran saber.

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

?¿Cuál es la moraleja de la fábula de Robotín un robot pequeñín?

La moraleja del cuento de Robotín el robot pequeñín nos dice que no hay que perder la paciencia por nada.

Aprendamos de Robotín:

Primero: si es que queremos que algo cambie para bien tomemos la iniciativa como hizo Robotín.

Segundo: si queremos cambiar el mundo, cambiemos primero nosotros pues nuestro ejemplo influirá en los demás.

Tercero: hagamos una pausa cuando sintamos que perdemos la paciencia, pues si reaccionamos sin control podemos hacer cosas de las que luego nos arrepintamos y ocasionemos daño a los demás y a nosotros mismos.

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

?¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula de Robotín un robot pequeñín?

Paciencia significa tener autodominio cuando no puede controlar la manera de actuar de una persona o cuando las cosas no salen como se quiere.

Ser paciente es ser sereno y tolerante frente a las dificultades.

Tener paciencia significa esperar, soportar sin alterarse ante las situaciones molestas

Por lo tanto, paciencia es perseverancia, es esperar el tiempo que sea necesario para terminar algo. Además, es la capacidad para hacer trabajos minuciosos o pesados.

?Reflexiones sobre la moraleja de la fábula de Robotín un robot pequeñín.

Cuando hablamos de paciencia, además de ser un valor, estamos hablando de una forma de vida en donde prima la serenidad y el autocontrol.

Es decir, paciencia es fortaleza para aceptar con calma el dolor y las pruebas que la vida nos pone para el continuo crecimiento interno.

La persona paciente tiende a desarrollar la capacidad para ver con claridad el origen de los problemas y la mejor manera de solucionarlos.

Por otro lado, la paciencia nos lleva a afrontar la vida de una manera optimista, tranquila y siempre en busca de armonía.

Eso hace que las personas que tienen paciencia sepan esperar con calma a que las cosas sucedan ya que piensan que a las cosas que no dependen estrictamente de uno hay que darles tiempo.

Concluimos que hemos de ser paciente con uno mismo y con los demás.

Repuesta a la adivinanza: El cangrejo

Respuesta al acertijo: El búho

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.