El lobo orgulloso. Una fábula de Esopo

0
(0)

¿Te has preguntado alguna vez cuando lees una fábula, leyenda o cuento en que te puede ayudar en tu vida?. Si dudas sigue leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que puedes seguir.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

El lobo orgulloso

Vagaba cierto día un lobo por lugares solitarios a la hora en que el sol se ponía en el horizonte, y, viendo su sombra bellamente alargada, exclamó con vanidad y presumiendo:

– ¿Cómo me va a asustar el león con semejante talla que tengo? ¡Con treinta metros de largo, bien fácil me será convertirme en rey de los animales!

Y mientras soñaba con su orgullo, un poderoso león le cayó encima y empezó a devorarlo. El lobo, en esa comprometida situación, dijo:

– La presunción es la causa de mi desgracia.

Moraleja: Nunca valores tus virtudes por la apariencia con que las ven tus ojos, pues fácilmente te engañarás.

Comprensión lectora

1.- ¿Qué hacía el lobo?

A.- Reir

B.- Vagar

C.- Correr

2.- ¿Dónde ?

A.- En la selva

B.- En lugares solitarios

C.- Por el bosque

3.- ¿A que hora ocurría el hecho?

A.- Al mediodía

B.- Cuando el sol se ponía

C.- Cuando amanecía

4.- ¿Qué veía el lobo?

A.- A un conejo

B.- A su sombra

C.- A un pájaro

5.- ¿Cuántos metros tenía la sombra?

A.- diez metros

B.- Treinta metros

C.- Cinco metros

6.- ¿Quién cayó encima del lobo?

A.- Un camello

B.- Un león

C.- Un tigre

Test de ortografía

1. so_bra

 
 

2. le_n

 
 

3. ca_ó

 
 

4. pon_a

 
 

5. f_cil

 
 

Actividades

1.- Adivina adivinanza:

Por un caminito adelante, va caminando un bicho y el nombre de ese bicho, ya te lo he dicho.

2.- Acertijo:

Al principio hay una cama, la fiera viene después ¿Quién de vosotros sabe quién es?

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

¿Cuál es la moraleja de la fábula del lobo orgulloso?

Podemos definir el orgullo como el exceso de estimación hacia uno mismo y hacia los propios méritos por los cuales la persona se cree superior a los demás.

Esto lo vemos en el lobo orgulloso que se creía al ver su sombra era el animal más importante de la selva

Por lo tanto, el orgullo es un concepto exagerado de sí mismo pudiéndolo llevar a la soberbia.

Igualmente es un sentimiento de valoración de uno mismo por encima de los demás.

Sinónimos de orgullo son: altivez, arrogancia, soberbia, vanidad

¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula del lobo orgulloso?

Connotaciones del orgullo.

La palabra orgullo puede tener una connotación positiva o negativa en función del contexto y del sentimiento que representa.

Es un término despectivo cuando se refiere a un sentimiento excesivo que una persona tiene de sí mismo, de acuerdo con sus características, cualidades y acciones.

Una persona orgullosa muestra soberbia, altivez, vanidad, arrogancia, e incluso puede mostrar un desprecio hacia otras personas.

En ese sentido, el antónimo del orgullo es la humildad.

Ciertamente, las manifestaciones del orgullo son la rebeldía, el autoritarismo, la envidia, la crítica, el malhumor, el enfado, la arrogancia, etc.

Reflexiones sobre la moraleja de la fábula del lobo orgulloso.

Contra el orgullo o soberbia está la humildad.

La humildad es una virtud humana atribuida a quien ha desarrollado conciencia de sus propias limitaciones y debilidades, y obra en consecuencia.

Por tanto la humildad es un valor opuesto al orgullo y la soberbia.

Así que , la humildad como valor se refiere a una cualidad de la persona que se “abaja” frente a los demás, porque reconoce la igual dignidad de cada ser humano en tanto que todos somos humus es decir “de la tierra”.

La posición social no tiene nada que ver con la humildad: una persona humilde no pretende estar por encima de nadie, sea rico o pobre ya que toda existencia tiene el mismo grado de dignidad.

De hecho, podemos ejercitar la humildad en la vida diaria, por ejemplo, reconociendo nuestros errores ante los demás.

Una persona que actúa con humildad no tiene complejos de superioridad ni tiene la necesidad de recordar constantemente a los demás sus éxitos y logros

Quien obra con humildad no se vanagloria de sus acciones. Por el contrario, rechaza la ostentosidad, la arrogancia y el orgullo, y prefiere ejercitar valores como la modestia, la sobriedad y la mesura.

 

 

Repuesta a la adivinanza: La vaca

Respuesta al acertijo: El camaleón

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.