El niño y el globo azul

El niño y el globo azul

0
(0)

Disfruta con la fábula “El niño y el globo azul“, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

Recuerda que puedes subscribirte de forma gratuita para estar al tanto de todas nuestras novedades, y apoyar a la web.

El niño y el globo azul

Érase una vez un niño que al salir del colegio encontró un globo desinflado de color azul en el en el césped. Lo cogió y lo infló y le ató un hilo. Como tenía una superficie tan suave sacó un rotulador y le pintó unos ojos y una boca. El niño iba muy contento con su globo cuan de repente escucho:

Muchas gracias, buen amigo, me has salvado de ser tirado a la basura y por eso quiero darte las gracias.

El muchacho no sabía quién estaba hablando.

¿Quién eres?, ¿dónde estás?

Levanta tus ojos y verás que soy yo el globo azul

El niño no salía de su asombro, nunca había visto que un globo hablara.

Si me das cuerda te iré contando lo que veo desde arriba.

El niño dejó un poco más de cuerda y le preguntó: dime que ves ahora

Puedo ver el revolotear de las mariposas de bellos colores que se dejan llevar por el viento y se posaban alegres en las flores para libar su dulce néctar.

Si yo también las veo son preciosas.

Dame un poco más de cuerda.

Espera, voy a añadir otro rollo de cuerda

El niño ató el final de la cuerda a otro carrete que tenía en el bolsillo y preguntó: dime que ves ahora

Veo como los pájaros están haciendo sus nidos y en la torre de la iglesia una cigüeña está terminando el suyo.

Si me das más cuerda verá más cosas. Así, ahora estoy en una nube, es suave y blanda.

El globo le dijo nuevamente al niño: dame más cuerda para que suba más.

No puedo darte más no me queda en el carrete.

Entonces suéltame de tus manos y déjame libre que quiero ver el cielo.

Si me prometes que me dirás como es el cielo te dejaré.

Te lo prometo

El niño soltó el hilo y le dijo: ahora, juega con los ángeles

🎥El vídeo de El niño y el globo azul

Moraleja: Intentar ser generoso en todo momento

📜Comprensión

1.- ¿Qué encontro el niño?

A.- Un perrito

B.- Un garito

C.- Un globo

2.- ¿De que color?

A.- Amarillo

B.- Azul

C.- Rojo

3.- ¿Quién le habló al muchcho?

A.- Un pajarito

B.- Un niño

C.- Un globo

4.- ¿Qué le dijo el globo?

A.- Que lo había salvado de la basura

B.- Que lo había limpiado

C.- Que lo había olvidado

5.- ¿De que se extrañó el niño?

A.- De que el globo fuera azul

B.- De que el globo hablara

C.- De que el globo se marchara

6.- ¿Qué le pidió al final el globo?

A.- Que lo desinflara

B.- Que lo dejara libre

C.- Que lo vería más tarde

 

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

Buenas y sonoras cuerdas tengo; cuando me rascan, a la gente entretengo.

❓2.- Acertijo:

Rodando por un camino, van unos largos cajones que producen mucho ruido.
Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

👉¿Qué nos enseña El niño y el globo azul?

En el cueto se nos narra sobre la generosidad del niño que va dando lo que le pide el globo, primero más cuerda y cuando el niño no tiene más le da libertad para que suba más, no lo retiene

Seguramente en muchas ocasiones hemos escuchado la frase “Haz el bien si mirar a quién”, pero ¿qué significa en realidad? Ayudar a los demás sin esperar nada a cambio es la máxima expresión de la generosidad, es un valor que nos impulsa a compartir con los demás.

La generosidad puede darse de 2 maneras, de forma material con acciones como algún donativo económico, regalar juguetes a niños, donar alimentos, etc. y la segunda forma, de manera intangible en donde una persona es generosa a través de sus acciones, por ejemplo, al ayudar a cruzar la calle a un anciano, escuchando a alguien que tiene problemas, al realizar algún voluntariado en beneficio de su comunidad.

En todos estos ejemplos está presente la generosidad ya que son buenas acciones, sin embargo, no debemos olvidar que si las hacemos para buscar el reconocimiento pierden todo el sentido.

👉¿Cómo te puede ayuda El niño y el globo azul?

La generosidad es un valor que nos impulsa a dar sin esperar nada a cambio. El significado de generosidad no solo hace referencia a compartir cosas materiales, sino también a ofrecer ayuda a las personas que lo puedan necesitar. Por este motivo, la generosidad está relacionada con la empatía y el altruismo, que es velar por el bienestar de otros, incluso si esto implica desprenderse de los propios intereses. Ser generosos aporta a quien recibe nuestra acción y a nosotros mismos, porque nos sentiremos satisfechos ayudando a otros.

Ser generosos no solo beneficia a quien recibe nuestra ayuda, sino también a nosotros mismos porque nos sentiremos satisfechos, y por curioso que parezca, las acciones de generosidad intangibles son las que dejan una mayor satisfacción como persona ya que te involucras más y ves el alcance de tu apoyo que al solo donar algo material.

El valorde la generosidad está al alcance de todos, podemos practicarlo con pequeñas acciones en familia, con amigos, en nuestra comunidad ayudando de corazón cuando lo necesiten y ayudándonos a nosotros mismos siendo mejores personas.

👉Reflexión sobre El niño y el globo azul

Las personas suelen valorar el tiempo por su rentabilidad, por los resultados que pueden ver claramente a corto plazo y, en consecuencia, establecen criterios de poco valor intrínseco. Es decir, valoran el tiempo por la cantidad de dinero que pueden ganar o por el número de contactos profesionales que pueden conseguir.

Si la persona no vive la generosidad por una convicción profunda de que los demás tienen el derecho de recibir su servicio, de que Dios le ha creado para servir, difícilmente existirá una generosidad permanente en desarrollo.

Por eso, es más importante el concepto de «darse» que el de dar. Se puede dar, sin identificarse con lo dado, sin simpatizar con la otra persona.

Repuesta a la adivinanza: La guitarra

Respuesta al acertijo: El tren

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.