La joya del anciano profesor

La joya del anciano profesor

5
(1)

Disfruta con la fábula “La joya del anciano profesor“, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

Recuerda que puedes subscribirte de forma gratuita para estar al tanto de todas nuestras novedades, y apoyar a la web.

? La joya del anciano profesor

Cuenta una historia que un joven fue a visitar a su anciano profesor. Y entre lágrimas le confesó:

“He venido a verle porque me siento tan poca cosa que desearía morir. Todo el mundo dice que no sirvo para nada. ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?”.

El profesor, sin mirarlo a la cara, le respondió: “Lo siento, muchacho, pero ahora no puedo atenderte. Primero debo resolver un problema que llevo días posponiendo. Si tú me ayudas, tal vez luego yo pueda ayudarte a ti”.

El joven, cabizbajo, le dijo: “Por supuesto, profesor, dígame qué puedo hacer por usted”.

El anciano se sacó un anillo que llevaba puesto y se lo entregó al joven y le dijo:

“Estoy en deuda con una persona y no tengo suficiente dinero para pagarle. “Ahora ve al mercado y véndelo. Eso sí, no lo entregues por menos de una moneda de oro”.

Una vez en la plaza mayor, el muchacho empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Pero al pedir una moneda de oro por él, algunos se reían y otros se alejaban sin mirarlo.

Derrotado, regresó a casa del anciano. Y nada más verle compartió con él su frustración:

“Lo siento, pero es imposible conseguir lo que ha pedido. Como mucho me daban dos monedas de bronce”.

El profesor, sonriente, le contestó:

“No te preocupes. Me acabas de dar una idea. Antes de ponerle un nuevo precio, primero necesitamos saber el valor real del anillo. Anda, ve al joyero y pregúntale cuánto cuesta. Y no importa cuánto te ofrezca. No lo vendas. Vuelve de nuevo con el anillo”.

Tras un par de minutos examinando el anillo, el joyero le dijo: es una pieza única” y que se lo compraba por “50 monedas de oro”.

El joven corrió emocionado a casa del anciano y compartió con él lo que el joyero le había dicho.

“Estupendo, ahora siéntate un momento y escucha con atención”: “Tú eres como este anillo, una joya preciosa que solo puede ser valorada por un especialista. ¿Pensabas que cualquiera podía descubrir su verdadero valor?”.

Y mientras el anciano volvía a colocarse el anillo, concluyó: “Todos somos como esta joya: valiosos y únicos. Y andamos por los mercados de la vida pretendiendo que personas inexpertas nos digan cuál es nuestro auténtico valor”.

?El vídeo de la joya del anciano profesor

 

Moraleja: El secreto de la vida es la honestidad y el trato justo

?Comprensión lectora

1.- ¿A quién fue a visitar el joven?

A.- A su amigo

B.- A su padre

C.- A su anciano profesor

2.- ¿Por qué fue a verlo?

A.- Porque quería saludarlo

B.- Porque se sentía poca cosa

C.- Porque quería aprender más

3.- ¿Qué le dijo el profesor?

A.- Que no podía atenderlo

Q.- Que no quería atenderlo

C.- Que no quería saber nada

4.- ¿Qué le pidió el profesor?

A.- Que resolviera un problema

B.- Que le ayudara

C.- Que leyera una carta

5.- ¿Qué le entregó el profesor?

A.- Una tiza

B.- Un cuaderno

C.- Un anillo

6.- ¿Dónde lo mando el profesor?

A.- A comprar en el mercado

B.- Al colegio

C.- Al mercado

Test de ortografía

1. di_e

 
 

2. dí_ame

 
 

3. re_an

 
 

4. ma_or

 
 

5. re_reso

 
 

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

Tiene famosa memoria, gran tamaño y dura piel y la nariz más grandota, que en el mundo pueda haber

❓2.- Acertijo:

En rincones y entre ramas mis redes voy construyendo, para que moscas incautas, en ellas vayan cayendo
Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

?¿Cuál es la moraleja de la fábula la joya del anciano profesor?

La moraleja del cuento “La joya del anciano profesor” es darnos cuenta de que todos somos como esta joya: valiosos y únicos. Y andamos por los mercados de la vida pretendiendo que personas inexpertas nos digan cuál es nuestro auténtico valor”.

De todas las criaturas visibles sólo el hombre es “capaz de conocer y amar a su Creador” (GS 12,3); es la “única criatura en la tierra a la que Dios ha amado por sí misma” (GS 24,3)

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

?¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula la joya del anciano profesor?

Hemos de preguntarnos ¿Cuál es el valor del hombre? Bajo el punto de vista cristiano, es tan valiosos que Dios le pone sobre la obra de sus manos.

De igual manera hemos de preguntarnos ¿por qué y para qué ha sido creado

Sabemos por el Génesis que “Dios creó al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, hombre y mujer los creó”. Pero, ¿qué significa “a imagen de Dios”? ¿quién es realmente el hombre? ¿por qué y para qué ha sido creado? ¿es un ser más en medio de la naturaleza?

?Reflexiones sobre la moraleja de la fábula la joya del anciano profesor.

El hombre ocupa un lugar único en la creación: “está hecho a imagen de Dios”.

En su propia naturaleza une el mundo espiritual y el mundo material.

Es creado “hombre y mujer”

Esa es la gran osadía de la fe cristiana: proclamar el valor y la dignidad de la humana naturaleza, y afirmar que, mediante la gracia que nos eleva al orden sobrenatural, hemos sido creados para alcanzar la dignidad de hijos de Dios.

Repuesta a la adivinanza: El elefante

Respuesta al acertijo: La araña

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.