Las tres rejas

Las tres rejas. Cuento de origen oriental

0
(0)

Disfruta con la fábula “Las tres rejas“, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

Recuerda que puedes subscribirte de forma gratuita para estar al tanto de todas nuestras novedades, y apoyar a la web.

Las tres rejas

Erase una vez un joven discípulo de un sabio filósofo que llegó a su casa y le dijo:

-Maestro, un amigo tuyo estuvo hablando mal de ti con mala intención

-¡Espera! -lo interrumpe el filósofo con calma-. ¿Hiciste pasar por las tres rejas lo que vas a contarme?

-¿Las tres rejas? -preguntó su discípulo.

-Sí. La primera es la verdad. ¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?

-No. Lo oí comentar a unos vecinos.

-Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que es la bondad. Eso que deseas decirme, ¿es bueno para alguien?

-No, en realidad no. Al contrario…

-¡Ah, vaya! La última reja es la necesidad. ¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta?

-A decir verdad, no.

-Entonces… -dijo el sabio sonriendo-, si no es verdad, ni bueno ni necesario, sepultémoslo en el olvido.

?El vídeo de las tres rejas

Moraleja: Las cosas que escuchamos hay que pasarlas por las tres rejas sobre todo antes de enjuiciar a alguien.

?Comprensión lectora

1
Los cuatro peregrinos

Las tres rejas

¡Ponte a prueba y responde a este trivia y descubre cuanto has comprendido sobre esta fábula!

1 / 6

¿Dónde fue el discípulo?

2 / 6

¿Cuál es la primera reja?

3 / 6

¿Cuál es la segunda reja?

4 / 6

¿De quién era discípulo el joven?

5 / 6

¿Cuál es la tercera reja?

6 / 6

¿Quién hablaba mal del sabio?

Tu puntación es

The average score is 50%

0%

1.- ¿De quién era discípulo el joven?

A.- De un maestro chino

B.- De un sabio matemático

C.- De un sabio filósofo

2.- ¿Dónde fue el discípulo?

A.- A la escuela

B.- A la universidad

C.- A la casa del sabio

3.- ¿Quién hablaba mal del sabio?

A.- Un colega

B.- Un amigo suyo

C.- Un discípulo

4.- ¿Cuál es la primera reja?

A.- La bondad

B.- La verdad

C.- La necesidad

5.- ¿Cuál es la segunda reja?

A.- La bondad

B.- La verdad

C.- La necesidad

6.- ¿Cuál es la tercera reja?

A.- La bondad

B.- La verdad

C.- La necesidad

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

Suena a la misma hora todas las mañanas, para decirnos a todos: ¡Fuera de la cama!

❓2.- Acertijo:

Se parece a mi madre pero es más mayor, tiene otros hijos que mis tíos son
Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

TEST DE ORTOGRAFÍA

1. disc_pulo

 
 

2. re_as

 
 

3. _erdad

 
 

4. a_solutamente

 
 

5. _ondad

 
 

¿Cuál es la moraleja de la fábula de las tres rejas?

La moraleja nos dice que las cosas que escuchamos hay que pasarlas por las tres rejas sobre todo antes de enjuiciar a alguien.

Cuántas veces vamos por la vida con la costumbre de contar cosas que ni siquiera sabemos con certeza y que a menudo hacen daño, lo mejor del asunto es que pensamos que lo hacemos para bien, pensando que ayudamos.

A mi parecer lo mejor que podemos hacer es coger el habito de las tres rejas y ver que sucede, seguramente nos sintamos mejor con nosotros mismos y no hagamos sufrir a nadie.

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

?¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula de las tres rejas?

Las palabras que decimos pueden llegar a producir mucho daño en él que las escucha. Antes de decir nada pásales el filtro de las tres rejas, verdad, bondad y necesidad.

Si nuestra intención no es provocar en el oyente un sentimiento de tristeza y amargura, es mejor que pensemos bien lo que vamos a decir antes de hacerlo.

?Reflexiones sobre la moraleja de la fábula de las tres rejas.

¿Te ha ocurrido alguna vez que por enfado, envidia, despecho o cualquier otro motivo, has buscado las palabras más duras para decirle a otra persona con el único propósito de hacerle daño?

Hay ocasiones en las que intencionadamente le he dicho a alguien algo que sabía que le iba a doler, y quería hacerle daño.

He conseguido mi propósito, he hecho daño, pero yo no me siento mejor, al contrario me siento muy mal y desearía con todas mis fuerzas retirar lo dicho.

La forma de evitar que te dominen las emociones es el autocontrol y si no nos motiva el hecho de no dañar al otro, debemos ser un poco egoístas y pensar que las palabras dichas se volverán contra nosotros y el daño que queremos hacer también lo recibiremos nosotros.

Otro motivo por el que hablamos más de la cuenta es que nos gusta chismorrear y comentar cosas que no hacen ningún bien, que no sabemos seguro si son ciertas y que tampoco es necesario decirlas.

El chismorreo es muy contagioso y lo único que puede hacer es daño.

 

Repuesta a la adivinanza: El despertador

Respuesta al acertijo: La buela

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría recibir tu opinión por favor deja tu comentariox
()
x