El asno y el cerdo

0
(0)

Disfruta con la fábula “El asno y el cerdo”, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

Recuerda que puedes subscribirte de forma gratuita para estar al tanto de todas nuestras novedades, y apoyar a la web.

El asno y el cerdo

En una granja un asno sentía celos del cerdo que vivía a su lado. Todos los días miraba a su vecino con envidia y se repetía a sí mismo:

– Ojalá yo pudiera vivir como él. Todo el día engullendo toda la comida que quisiere, sin preocuparme del tiempo que haga fuera y descansando tranquilamente a la hora que le apetece.

Sin embargo, yo recibo poco descanso, comida escasa y más de un palo todos los días. Hay que ver que injusta es la vida.

Una tarde, cuando el asno volvió a su cuadra, se dio cuenta de que el cerdo no estaba en su lugar

Preguntó a su amigo el caballo:

Sabes lo que ha pasado con el cerdo que no está en su sitio

Si, los dueños lo han convertido en salchichas, chorizos y otros embutidos

El asno se dijo con sensatez:

– ¡Hay que ver que tonto he sido! Yo que deseaba ser como el cerdo y mira qué final más malo ha tenido.

 

🎥El vídeo de El asno y el cerdo }

 

Moraleja: No desees la suerte de tu vecino, ya que nunca sabes que puede estar esperándole a la vuelta de la esquina

📜Comprensión

1.- ¿Qué sentía el asno?

A.- Calor

B.- Celos

C.- Tristeza

2.- ¿Cómo miraba el asno al cerdo?

A.- Con alegría

B.- Con nostalgia

C.- Con envidia

3.- ¿Una tarde cuando volvió a la cuadra de que se dio cuenta?

A.- Que no había pienso

B.- Que no estaba el cerdo

C.- Que no estaba el amo

4.- ¿A quién le pregunto el asno?

A.- Al dueño

B.- Al caballo

C.- Al cerdo

5.- ¿Qué le preguntó?

A.- Que si sabía donde estaba la escuela

B.- Que si sabía donde estaba el dueño

C.- Que si sabía donde estaba el cerdo

6.- ¿Que dijo el asno con sensatez?

A.- Que listo soy

B.- Que tonto he sido

C.- Que buen lugar para descansar

 

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

Tengo agujas pero no sé coser, tengo números pero no sé leer, las horas te doy, ¿Sabes quién soy?

❓2.- Acertijo:

Antes huevecito, después capullito y más tarde volaré como un pajarito. ¿Sabes quién soy?

La solución a final de página

En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. También podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

[/su_box]

👉¿Qué nos enseña El asno y el cerdo?

La envidia es la tristeza, dolor, enojo, insatisfacción, que se siente cuando se ve que alguien logra o tiene lo que otra no ha podido. Pudiendo ser cosas o cualidades. El ser humano es envidioso por naturaleza.

Es una emoción que, a veces, aparece sin que seamos conscientes que afecta a nuestras relaciones interpersonales.

Admirar a alguien o desear llegar hasta donde ha llegado una persona cercana a nosotros no tiene nada que ver con la envidia.

La envidia es desear lo que el otro tiene, pero esto no es suficiente. El envidioso busca, además, destruir a esa persona.

👉¿Cómo te puede ayuda El asno y el cerdo?

No elijas el camino de la envidia, mejor admira, bendice o felicita a quien tiene lo que tu deseas, a través de ese camino serás una mejor persona y lo lograrás.

No es cuestión de mala o buena suerte, es cuestión que te enfoques en lo que te hace falta. Recuerda dos principios válidos para todo mundo: “en aquello en lo que te centras se expande” y “por el camino que la persona quiere ir, por ese camino es conducida”.

Debemos pensar que nadie es igual y la diferencia es lo que nos hace únicos. Nadie es mejor que tú por haber logrado eso que tú tanto desearías conseguir también.

👉Reflexión sobre El asno y el cerdo

La envidia te hace difamar, mentir, odiar gratuitamente, pensar mal de otros, te vuelve loco, nubla tu razonamiento, etc. y si en eso te enfocas así terminarás mal.

Mejor céntrate en la perseverancia, la admiración, en la gratitud, la fe, el esfuerzo, etc. así si se logran las cosas.

Es mejor y de personas sabias que pienses: “si él pudo yo lo intentaré”, “gracias y felicidades por lograr tu éxito, eso demuestra que si se puede yo también lo intentaré

Estar seguros de nosotros mismos es lo que nos llevará a alcanzar todo lo que nos propongamos. Quizás nuestro compañero haya llegado ya a la meta, pero nuestro camino puede ser muy diferente.

Confía en tus posibilidades y no ceses en tu intento de conseguir lo que quieres, pero, ¡ojo! No consigas aquello que los demás han alcanzado por el mero hecho de envidiar sus logros.

Repuesta a la adivinanza: El reloj

Respuesta al acertijo: La mariposa

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.