Belen Cribs Kids - Banner

El mono y el tiburón

🐒El mono y el tiburón. Cuento colombiano ❤️

5
(1)

Disfruta con la fábula «El mono y el tiburón«, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

¿Te has preguntado alguna vez cuando lees una fábula en que te puede ayudar en tu vida?. Si dudas sigue leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que puedes  seguir.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

El mono y el tiburón

🐒 El mono y el tiburón. Cuento colombiano

Hace muchos años en una isla del caribe vivía un mono que se encontraba feliz porque vivía cerca de la playa y tenía la suerte que desde su árbol favorito podía contemplar la inmensidad del océano y las olas bañando las blancas arenas de la playa.

El mono pasaba el día trepando y bajando por su árbol, que era un platanero, y allí entre subir y bajar y disfrutar de las deliciosas bananas pasaba sus días.

Un tiburón que nadaba por aquellas aguas lo observaba con cierta envidia porque le gustaría probar del fruto de aquel árbol.

Un día se acercó hasta la orilla y le dijo al mono: hola mono podrías regalarme uno de esos frutos para que los pruebe, me parecen muy apetitosos.

El mono que era generoso le lanzó uno de los plátanos que el tiburón agarró con sus afilados dientes y se lo comió.

Oye chico esto sabe a gloria está buenísimo. Muchas gracias, eres un amigo.

El mono le respondió: me alegro de que te haya gustado.

Al día siguiente, sobre la misma hora el tiburón saludo nuevamente al mono y le pidió si podía lanzarle otro delicioso plátano.

 Una amistad condicionada

Y así día tras día se repetía la escena con lo que llegaron a hacerse amigos.

Un día el tiburón le dijo al mono: te gustaría visitar donde yo vivo y así poder disfrutar de las bellezas del mar.

No amigo mío yo no sé nadar y tengo miedo al agua.

No te preocupes yo puedo llevarte sobre mis lomos y disfrutarás de lo lindo.

El mono estaba indeciso, pero como los monos son muy curiosos al final aceptó dar un paseo encima de su amigo el tiburón.

Aquello era increíble, veía peces de mil variedades y tamaños, ballenas, cachalotes. No salía de su asombro.

De repente de las profundidades marinas llegó una voz que decía: el rey de los tiburones está muy enfermo y necesita una medicación que se obtiene del hígado del mono.

El tiburón le dijo al mono: has escuchado la voz.

Si la he escuchado.

Somos amigos, pero ante una emergencia como esta te tendré que sacrificar para sacarte el hígado.

El mono y el tiburón

Estrategia del mono

El mono muy astuto le dijo: no te preocupes yo quiero ayudarte para sanar al rey de los tiburones, lo que ocurre es que el hígado lo deje encima del árbol para evitar que se mojara, si vamos rápido puedo cogerlo y dártelo.

Mejor es así porque de lo contrario me vería obligado a sacrificarte

El tiburón nadó lo más rápido que pudo y en pocos minutos llegaron a la orilla.

El mono salió corriendo y se subió a su árbol preferido.

El tiburón le dijo échame el hígado

El mono le dijo: lo más que puedo echarte es otro plátano. El hígado lo necesito yo.

El tiburón viéndose burlado se marchó a las profundidades marinas y el mono no volvió a verlo y siguió disfrutando de los deliciosos plátanos de su árbol preferido.

🎥El vídeo del mono y el tiburón

Moraleja: no te fíes de las proposiciones del enemigo.

📜Comprensión lectora

0

El mono y el tiburón

¡Ponte a prueba y responde a este trivia y descubre cuanto has comprendido sobre esta fábula!

1 / 6

¿Dónde vivía el mono feliz?

2 / 6

¿Qué hizo el mono a lo que le pedía el tiburón?

3 / 6

¿Qué dijo el tiburón?

4 / 6

¿Qué quería el tiburón probar?

5 / 6

¿Cuál era el árbol favorito del mono?

6 / 6

¿Qué decía la voz que venía del fondo del océano?

Tu puntación es

The average score is 0%

0%

1.- ¿Dónde vivía el mono feliz?

A.- En una isla desierta

B.- En una isla del Pacifico

C.- En una isla del caribe

2.- ¿Cuál era el árbol favorito del mono?

A.- El olivo

B.- El platanero

C.- El peral

3.- ¿Qué quería el tiburón probar?

A.- Que la isla era grande

B.- Que la isla era pequeña

C.- Los plátanos

4.- ¿Qué hizo el mono a lo que le pedía el tiburón?

A.- Le lanzó un plátano

B.- Le lanzó una piedra

C.- Le lanzó un coco

5.- ¿Qué dijo el tiburón?

A.- Que estaban podridos

B.- Que estaban riquísimos

C.- Que estaban verdes

6.- ¿Qué decía la voz que venía del fondo del océano?

A.- Que quería una medicación de hígado de mono

B.- Que quería que le regalara un plátano

C.- Que quería escuchar una canción

☑️Actividades

✍️1.- Dibuja un tiburón y dale color

⌛2.- Adivina adivinanza:

Adivina, adivinanza ¿Qué tiene el hombre en la panza?

❓3.- Acertijo:

Redondo, redondo como un queso y tiene el rabo tieso.

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página.

👉¿Cuál es la moraleja de la fábula del mono y el tiburón?

La moraleja de la fábula del mono y el tiburón nos dice no te fíes de las proposiciones del enemigo.

Muchas veces se nos dice que tenemos que ser cautos y no fiarnos de los desconocidos la advertencia está bien y hay que tomarlo como un consejo pero tomándolo en su justa medida.

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

👉¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula del mono y el tiburón?

Desde luego, debemos ser prudentes cuando conocemos a alguien antes de abrirnos a esa persona, pero esto no significa que tengamos que pensar que son malas personas.

Estamos influenciados por el nefasto refrán de piensa mal y acertaras.

Hemos de convenir que la mayoría de las personas son buenas, y no van por la vida pensando en cómo fastidiar a los demás.

👉Reflexiones sobre la moraleja de la fábula del mono y el tiburón.

Sabemos que hay personas dispuestas a hacer el mal, pero estas son muy pocas si lo comparamos con toda la gente con la que nos relacionamos a lo largo de nuestra vida.

Sentir que las personas que nos rodean no son de fiar no sólo nos lleva a no poder relacionarnos con los demás sino también vivir agobiados y recelosos.

La humildad 

Es una virtud humana que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades que cada uno tiene.

La humildad es la cualidad que tiene la persona que sabe y se reconoce con igual dignidad que los demás.

Es por ello que la humildad es la base y el fundamento de todas las virtudes, y que sin ella no hay alguna que lo sea.

Lo mismo que la soberbia y la vanidad están relacionadas así ocurre con la humildad y la modestia.

Entre los clásicos la modestia fue considerada una virtud relacionada con la humildad o la ausencia de la vanidad, el engreimiento, la ostentación y la soberbia.

Características de la humildad

De manera similar a como hemos visto las características de la vanidad y soberbia señalamos por último algunas características de la humildad a tener en cuenta y reflexionar sobre ellas:

  1.  Todas las personas tienen la misma dignidad
  2.  Saber valorar el trabajo y esfuerzo de los demás
  3.  Reconocer las virtudes de los demás y relativizar las propias.
  4.  Reconocer nuestras propias limitaciones
  5.  Escuchar a los demás y tener en cuenta sus opiniones
  6.  Respetar a los demás
  7.  Ser agradecidos

La humildad cristiana

Con sentido cristiano  humildad implica reconocer la propia pequeñez ante el misterio de la vida.

Es por ello, en la primera carta de San Pedro en el capítulo cinco versículo cinco dice “Revestíos de humildad hacia los demás, porque Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes”

Ciertamente como señala San Luis M. Grignion de Montfort al referirse a la humildad de Virgen María “fue tan profunda que no tuvo en esta tierra otro deseo más fuerte y más continuo que el de esconderse a sí misma y a todos, para ser conocida únicamente por Dios”.

Igualmente San Pablo el referirse a Jesucristo dice:

Hallándose en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Repuesta a la adivinanza:  El ombligo

Respuesta al acertijo: La Sartén

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *