Belen Cribs Trivia

El murciélago envidioso

🦇El murciélago envidioso. Una fábula mexicana 🇲🇽

0
(0)

Disfruta con la fábula «El murciélago envidioso«, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

¿Te has preguntado alguna vez cuando lees una fábula en que te puede ayudar en tu vida?. Si dudas sigue leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que puedes seguir.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

🦇 La fábula del murciélago envidioso

Yo me llamo Niko y hoy quiero contaros la historia de un mucilago que tenía envidia de un loro.

Érase una vez que había un murciélago muy vago y con pocas ganas de hacer su trabajo que es cazar mosquitos para alimentarse y mantener el equilibrio ecológico.

Un día vio un loro dentro de una jaula que su dueña le echaba de comer y además le decía palabras bonitas y le entró envidia de aquel pájaro.

Se dijo a sí mismo: mira ese pájaro que no tiene que hacer ningún esfuerzo para conseguir la comida menuda suerte tiene.

Entones pensó: me voy a convertir en pájaro me pondré un pico y unas plumas y me dejaré coger por algún ser humano.

Efectivamente así lo hizo se puso un pico y plumas y se colocó en la rama de un árbol del parque al alcance de la gente.

El murciélago envidioso

Nadie lo cogía porque era un pájaro raro. Un niño miope que paso por allí y como no veía mucho lo cogió y lo puso en una jaula.

El niño le echo pipas para que comiera, pero el murciélago envidioso no comía pipas, así que cada día iba más flaco.

Estuvo a punto de morir, gracias a que el niño dejo la puerta abierta y el murciélago salió volando y buscó mosquitos para alimentarse.

Por fin estoy libre ya no envidiaré a nadie.

🎥El vídeo de la fábula del murciélago envidioso

Moraleja: La envidia es raíz de infinitos males y es la carcoma de las virtudes

📜Comprensión lectora

2

El murciélago envidioso

¡Ponte a prueba y responde a este trivia y descubre cuanto has comprendido sobre esta fábula!

1 / 6

¿Cómo era el niño?

2 / 6

¿Qué le ponía el niño al murciélago para que comiera?

3 / 6

¿Qué vio el murciélago?

4 / 6

¿Dónde se coloco el murciélago en el parque?

5 / 6

¿Cómo era el murciélago?

6 / 6

¿Qué pensó el murciélago?

Tu puntación es

The average score is 58%

0%

1.- ¿Cómo era el murciélago?

A.- Muy trabajador

B.- Muy vago

C.- Muy listo

2.- ¿Qué vio el murciélago?

A.- Un loro con un jaula

B.- Una jaula con loro

C.- Un loro dentro de una jaula

3.- ¿Qué pensó el murciélago?

A.- Me convertiré en pájaro

B.- Me convertiré en loro

C.- Me convertiré en periquito

4.- ¿Dónde se coloco el murciélago en el parque?

A.- En un banco

B.- En una rama

C.- En un árbol

5.- ¿Cómo era el niño?

A.- Listo

B.- Despistado

C.- Miope

6.- ¿Qué le ponía el niño al murciélago para que comiera?

A.- Castañas

B.- Nueces

C.- Pipas

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

Vuelo de noche, duermo de día y nunca verás plumas en ala mía.

❓2.- Acertijo

La A, anda. La B, besa. La C, reza. ¿Qué fruta es esa?

Si no lo has adivinado al final de la página tienes la respuesta

✍️3.- Imprime el elefante y coloréalo

El murciélago envidioso

👉¿Cuál es la moraleja de la fábula del murciélago envidioso?

En la fábula del murciélago envidioso queda bien marcada lo que es la envidia. El murciélago deseaba tener lo que el loro tenía, aunque cuando se ve libre dice que ya no envidiaría a nadie.

Según la moral cristiana es uno de los pecados capitales. Le envidia es el sentimiento de tristeza o enojo que experimenta la persona que no tiene o desearía tener para sí sola algo que otra posee.

El envidioso es la persona que sabe que no le corresponde tener un determinado bien u objeto y lo desea maliciosamente.

Un ejemplo típico es cuando un niño rechaza o descarta un juguete, y por el contrario quiere el de su compañero de juego y entonces intenta arrebatárselo.

El murciélago envidioso

👉¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula del murciélago envidioso?

Cuando una persona desea lo que otro tiene, también, en ese sentido también podíamos hablar de celos, codicia, resquemor, aunque no son sinónimos

Aunque la envidia es un sentimiento malo, podemos hablar de un sentimiento positivo cuando se desea algo que otra persona tiene, pero sin pretender arrebatárselo o sin entristecerse por el hecho de que no lo tengamos.

Alabar lo que otro tiene o sus valores tiene ese sentido positivo.

Las personas envidiosas suelen envidiar las cualidades, la alegría, la felicidad, las condiciones de trabajo, el estado de salud, el dinero, incluso la espiritualidad de otras personas.

Antonio Machado decía que el envidioso guarda su presa y llora lo que el vecino alcanza. Ni pasa su infortunio ni goza su riqueza.

👉Reflexiones sobre la moraleja de la fábula del murciélago envidioso.

Y Cervantes en Don Quijote asegura: Todos los vicios, Sancho, traen un no sé qué de deleite consigo; pero el de la envidia no tal, sino disgusto, rencores y rabias.

La envidia podemos considerarla generalmente como una pasión enfermiza y eso lo ha recogido la sabiduría popular cuando considera que quien envidia a otros se rebaja a sí mismo.

Contra el vicio de la envidia se opone la virtud de la caridad y sí lo señala san Pablo: La caridad no es envidiosa» (1 Cor 13,4).

Por ello debería alegramos de que otras personas posea bienes que nosotros no tenemos.

 

Respuesta a la adivinanza: El murciélago

Respuesta al acertijo: La cereza

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Belen Cribs Trivia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *