¿Existen los fantasmas?

4
(1)

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas y cuentos para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

Recuerda que puedes subscribirte de forma gratuita para estar al tanto de todas nuestras novedades, y apoyar a la web.

¿Existen los fantasmas?

Hace cientos de años, en un pueblo de china, dos maestros después de impartir las clases salieron a pasear y al pasar junto al cementerio uno de ellos dijo:

– ¡A lo mejor por aquí hay fantasmas!

– ¡Quién sabe! Yo no creo en ellos, pero por si acaso mejor es que regresemos.

Estaba terminando de hablar cuando vieron a un hombre que se acercaba y los saludaba con amabilidad

– Buenas tardes, caballeros. Acabo de salir y me gustaría estirar las piernas ¿Quieren acompañarme y compartir un rato conmigo?

Los maestros se miraron y decidieron, para no ser descorteses con el recién llagado seguir caminando.

– Aunque ya regresábamos será un placer acompañarle un rato.

El forastero preguntó:

– Díganme… ¿Creen ustedes en los fantasmas?

Respuesta

Uno de los maestros se apresuró a responder.

– Precisamente hablábamos de eso y le comentaba a mi amigo que por aquí podría haberlos. ¡Yo siempre he creído en su existencia!

– ¿Y usted? ¿Qué opina al respecto?

– Verá… Los dos somos maestros y hemos dedicado nuestra vida al estudio. Sabemos muchas cosas sobre artes, ciencias y astrología. En cambio, en ningún libro hemos podido encontrar testimonios reales que demuestren la existencia de espíritus que se aparezcan a los vivos.

– Mi amigo tiene razón. Nadie hasta ahora ha podido demostrar que los fantasmas existen, así que depende de cada uno el creer o no.

Conversaron de muchas cosas hasta que el forastero dijo:

– Señores, se ha hecho muy tarde y antes de irme tengo que hacerles una confesión: quiero que sepan que soy un fantasma que vengo del más allá

Si uno de ustedes no hubiera creído en ellos no habría podido hablar con ustedes, así que muchas gracias por haberme permitido pasar un rato tan agradable en su compañía. ¡Hasta siempre!

Y como por arte de magia, el anciano se esfumó en su presencia

– Amigo… ¡Creo que ahora podemos decir a ciencia cierta que los fantasmas existen! Pero no diremos nada a nuestros alumnos no nos vayan a tomar por locos

Y así, felices por haber conocido a un fantasma de verdad regresaron al pueblo inmersos en la oscuridad de la noche.

🎥El vídeo de ¿Existen los fantasmas?

 

 

Enseñanza: El hombre está compuesto de cuerpo y espíritu.

📜Comprensión

1.- ¿Dónde se desarrolla el cuento?

A.- En un pueblo de Sevilla

B.- En un pueblo de China

C.- En un pueblo de África

2.- ¿Qué estaban haciendo los maestros?

A.- Enseñar

B.- Discutir

C.- Dar un paseo

3.- ¿Por donde pasaron cerca?

A.- De la fuente

B.- Del cementerio

C.- Del rio

4.- ¿Qué afirmó uno de ellos?

A.- Que a lo mejor se iba de vacaciones

B.- Que a lo mejor había fantasmas

C.- Que a lo mejor no iba a clase

5.- ¿A quien vieron venir?

A.- A un turista

B.- A una mujer

C.-A un hombre

6.- ¿Qué les dijo el hombre?

A.- Que era su vecino

B.- Que era un fantasma

C.- Que era el alcalde

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

Entre la lluvia y el sol, un arco a todo color.

❓2.- Acertijo:

Está en la navaja y está en el cuaderno, se cae del árbol antes del invierno.

Las soluciones al final de la página

]En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

[/su_box]

👉¿Qué nos enseña ¿Existen los fantasmas?

Un fantasma es una figura irreal, imaginaria o fantástica y normalmente incorpórea, que alguien cree ver; especialmente, imagen de una persona fallecida que se aparece a alguien.

Decimos que el espíritu es la entidad abstracta tradicionalmente considerada la parte inmaterial que, junto con el cuerpo o parte material, constituye el ser humano; se le atribuye la capacidad de sentir y pensar.

Sabemos por el Génesis que “Dios creó al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, hombre y mujer los creó”. Pero, ¿qué significa “a imagen de Dios”? ¿quién es realmente el hombre? ¿por qué y para qué ha sido creado? ¿es un ser más en medio de la naturaleza? ¿Dónde está su alma?

Dios creó todo para el hombre (cf. GS 12,1; 24,3; 39,1), pero el hombre fue creado para servir y amar a Dios y para ofrecerle toda la creación: «¿Cuál es, pues, el ser que va a venir a la existencia rodeado de semejante consideración? Es el hombre, grande y admirable figura viviente, más precioso a los ojos de Dios que la creación entera; es el hombre, para él existen el cielo y la tierra y el mar y la totalidad de la creación, y Dios ha dado tanta importancia a su salvación que no ha perdonado a su Hijo único por él. Porque Dios no ha cesado de hacer todo lo posible para que el hombre subiera hasta él y se sentara a su derecha» (San Juan Crisóstomo, Sermones in Genesim, 2,1: PG 54, 587D – 588A).

👉¿Cómo te puede ayuda ¿Existen los fantasmas?

La persona humana, creada a imagen de Dios, es un ser a la vez corporal y espiritual. El relato bíblico expresa esta realidad con un lenguaje simbólico cuando afirma que “Dios formó al hombre con polvo del suelo e insufló en sus narices aliento de vida y resultó el hombre un ser viviente” (Gn 2,7). Por tanto, el hombre en su totalidad es querido por Dios.

El cuerpo del hombre participa de la dignidad de la “imagen de Dios”: es cuerpo humano precisamente porque está animado por el alma espiritual, y es toda la persona humana la que está destinada a ser, en el Cuerpo de Cristo, el templo del Espíritu (cf. 1 Co 6,19-20; 15,44-45): «Uno en cuerpo y alma, el hombre, por su misma condición corporal, reúne en sí los elementos del mundo material, de tal modo que, por medio de él, éstos alcanzan su cima y elevan la voz para la libre alabanza del Creador. Por consiguiente, no es lícito al hombre despreciar la vida corporal, sino que, por el contrario, tiene que considerar su cuerpo bueno y digno de honra, ya que ha sido creado por Dios y que ha de resucitar en el último día»

👉Reflexión sobre ¿Existen los fantasmas?

A menudo, el término alma designa en la Sagrada Escritura la vida humana (cf. Mt 16,25-26; Jn 15,13) o toda la persona humana (cf. Hch 2,41). Pero designa también lo que hay de más íntimo en el hombre (cf. Mt 26,38; Jn 12,27) y de más valor en él (cf. Mt 10,28; 2M 6,30), aquello por lo que es particularmente imagen de Dios: “alma” significa el principio espiritual en el hombre.

La unidad del alma y del cuerpo es tan profunda que se debe considerar al alma como la “forma” del cuerpo (cf. Concilio de Vienne, año 1312, DS 902); es decir, gracias al alma espiritual, la materia que integra el cuerpo es un cuerpo humano y viviente; en el hombre, el espíritu y la materia no son dos naturalezas unidas, sino que su unión constituye una única naturaleza.

La Iglesia enseña que cada alma espiritual es directamente creada por Dios (cf. Pío XII, Enc. Humani generis, 1950: DS 3896; Pablo VI, Credo del Pueblo de Dios, 8) —no es “producida” por los padres—, y que es inmortal (cf. Concilio de Letrán V, año 1513: DS 1440): no perece cuando se separa del cuerpo en la muerte, y se unirá de nuevo al cuerpo en la resurrección final.

Repuesta a la adivinanza: El arco iris

Respuesta al acertijo: La hoja

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.