♟ La leyenda del juego del ajedrez. Una historia hindú ❤️

0
(0)

Hola, amigos, hoy quiero contaros esta bonita historia para que disfrutéis.

Hace muchísimos años vivía un rey en la India que se sentía muy desdichado porque su hijo había muerto en la guerra.

Por tanto, esa pérdida le llevó a la melancolía y descuidaba las cosas del reino y sus habitantes. Todos sus consejeros y allegados trataban de animarle y de distraerlo.

Sin embargo, él no dejaba de pensar que la victoria de la guerra había supuesto la muerte de su hijo y eso le hacía tremendamente infeliz.

Uno de los consejeros llamó a un sabio para que intentara animar al monarca.

Sissa, que así se llamaba el sabio, decidió crear un juego que pudiera devolverle la alegría al rey, además de hacerle comprender sus errores en la guerra.

Una vez que había inventado el juego se presentó ante el rey para mostrárselo.

Abrió una caja y apareció un tablero con 64 casillas 32 figuritas de madera unas de color oscuro y otras de color madera.

Tras explicarle al rey que era un juego de guerra en el que participaban dos personas y explicarle sus reglas, se pusieron a jugar.

El ajedrez un invento hindú

Emocionado el rey con el juego, jugó durante horas contra sus ministros y consejeros y contra todo aquel que lo retaba.

Agradecido a Sissa por haberle sacado de su estado de depresión le dijo: pídeme lo que quieras, cualquier cosa que esté en mi poder te lo daré.

Sissa le dijo: no tiene que darme nada, lo he hecho con mucho gusto.

Pero como el rey insistió el sabio le dijo: quiero un grano de trigo en la primera casilla, dos en la segunda, cuatro en la tercera y así sucesivamente hasta completar las 64 casillas.

El rey se extrañó que pidiera tampoco así que ordenó a sus consejeros que calcularan los granos de trigo que tenían que darle al sabio Sissa y que se lo dieran.

Así que los consejeros calcularon la cuantía y le dijeron que no había trigo en todo su reino para darle lo que pedía el sabio.

¿Decidme cuantos granos son?:

Como resultado, los consejeros le dijeron son unos dieciocho mil billones cuatrocientos cincuenta mil billones setecientos diez mil millones de granos de trigo (18 446 744 073 709 551 615)

El rey se quedó boquiabierto porque nunca había figurado la cantidad tan enorme que tenía que pagar.

Humildemente, el rey le dijo a Sissa: no puedo pagarte lo que me pides.

Sissa le respondió: estoy pagado con ver a mi soberano sonriendo y feliz.

Moraleja: No prometas nada sin haber calculado cuánto puedes dar.

Comprensión lectora

1.- ¿Por que se sentía desdichado el rey?

A.- Por tener poco dinero

B.- Porque se aburría

C.- Porque había muerto su hijo

2.-  ¿Dónde murió su hijo?

A.- En palacio

B.- En el jardín

C.- En la guerra

3.- ¿Qué trataban los consejeros hacer con el rey?

A.- Animarlo

B.- Que olvidara

C.- Que se riera

4.- ¿Cómo se llamaba el sabio?

A.- Asisa

B.- Sissa

C.- Isa

5.- ¿Qué inventó el sabio?

A.- Un coche

B.- Un carromato

C.- Un tablero

6.- ¿Cuántas casillas tiene el tablero?

A.- 54

B.- 64

C.- 44

Actividades

1.- Adivina adivinanza

De noche llegaron sin ser invitadas. De día se perdieron: no están extraviadas.

2.- Acertijo

Tiene lecho pero no duerme, tiene boca pero no habla.

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página.

 

Repuesta a la adivinanza: Las estrellas

Respuesta al acertijo: El río

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *