La rosa azul

La rosa azul. cuento popular chino

3.7
(3)

Disfruta con la fábula de la rosa azul, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

Te has preguntado alguna vez cuando lees una fábula en que te puede ayudar en tu vida?. Si dudas sigue leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que puedes seguir.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

La rosa azul

La rosa azul

Un poderoso emperador de la China, sabio y bondadoso quería casar a su única hija, tan bella, como inteligente.

Ella por el contrario no demostraba mayor interés en casarse.

El emperador quiso encontrar un pretendiente digno de ella, para lo cual hizo proclamar su deseo de casar a la princesa.

Los aspirantes a la mano de la joven fueron muchos, pero, la inteligente muchacha, encontró un modo de burlar la disposición de su padre.

Padre estoy dispuesta a casarme con una condición: quien quiera tomarme como esposa debe traerme una rosa azul.

Los pretendientes se desalentaron ante ese pedido.

Nadie había visto nunca una rosa azul.

Encontrar la rosa azul era una empresa imposible.

Solamente tres persistieron: un rico mercader, un guerrero y el jefe de justicia.

El mercader se dirigió a la mejor florería de la ciudad, donde, con toda seguridad, debía hallar lo que buscaba. Se equivocó.

El florista le dijo que nunca he visto jamás una rosa azul en todos los años que se dedicaba a las flores, y que intentaría conseguir una.

Al cabo de unos días le llamó para que fuera a recoger la rosa azul.

Imposible describir la alegría del rico mercader cuando el comerciante de flores le hizo saber que ya había encontrado la rosa.

Corrió a la florería, tomó la flor de pétalos azules y no demoró un segundo en llegar al palacio.

Y cuando le mostró a la princesa la flor, la inteligente princesa movió su cabeza y dijo:

—Eso no es lo que yo quiero. Esta rosa ha sido teñida. Lo siento.

Por su parte, el pretendiente guerrero, que había conocido tierras maravillosas en sus campañas, optó por dirigirse hacia el país de los Cinco Ríos donde se encontraba de todo.

El soberano ordenó a uno de sus servidores que corrieran a traer la rosa azul para ofrecerla al guerrero. Volvió el criado trayendo en sus manos un estuche.

Cuando lo abrió, el guerrero quedó deslumbrado. Dentro del estuche había un hermoso zafiro tallado en forma de rosa.

Cuando se la presentó a la princesa ella le dijo: Es muy bella pero no es más que una piedra preciosa, no una flor verdadera. Lo siento

A su vez el jefe de justicia, que había asistido al fracaso de sus dos rivales, vio que el campo quedaba libre para él.

Visitó a un exquisito artista, y le pidió que hiciera una rosa azul de porcelana fina.

El artista se esmeró en su obra, pero cuando se la presentó a la princesa, ella le dijo:

Es un precioso y muy bello el trabajo, pero no es una rosa natural.

La ingeniosa princesa se había salido con la suya, sin que su padre pudiera hacerle el menor reproche.

Y desde entonces ya nadie volvió a hablar del casamiento de la princesa, ni se presentó ningún otro pretendiente a aspirar su mano, con gran regocijo de la joven.

Pasó un tiempo y una tarde que la bella princesa se paseaba con una de las doncellas por el jardín del palacio, cuando llegó a sus oídos una dulce melodía.

Quiso conocer al cantor y le dijo a la doncella:

entérate de quien es el que canta y dile que venga que quiero conocerlo.

La doncella fue y trajo al cantor que era un trovador.

Aquella noche le cantó a la princesa sus más hermosas canciones.

La princesa y el trovador se enamoraron, y el joven volvió otras noches a cantarle.

El trovador quiso presentarse ante el soberano para pedir la mano de la princesa.

Entonces fue cuando la hermosa joven advirtió que la astucia que había empleado para alejar a sus pretendientes impediría que pudiera casarse con el trovador.

Su padre le exigiría también a él que trajera la rosa azul. Y ella sabía que eso era imposible.

Pero su enamorado la tranquilizó y le dijo: Nuestro amor lo puede todo, mañana me presentaré a tu padre para pedirle tu mano.

El trovador se presentó en palacio con una rosa y se la entregó a la princesa.

Le ofreció una hermosa rosa blanca que momentos antes había arrancado del jardín.

La princesa sonrió feliz, con el consiguiente asombro de todos.

Ella manifestó que esa era exactamente la rosa azul que ella quería.

Un murmullo de sorpresa y de indignación corrió por el salón de palacio, y hasta el mismo emperador miró a su hija, como si creyera que se había vuelto loca.

Pero la vio tan dichosa, que comprendió que los dos se amaban, y dijo que si ella, tan inteligente, admitía que la rosa que le presentaban era azul, nadie podía dudarlo.

🎥El vídeo de la rosa azul

Moraleja Así fue como triunfó el amor de la princesa y el trovador.

📜Comprensión lectora

3

La rosa azul

¡Ponte a prueba y responde a este trivia y descubre cuanto has comprendido sobre esta fábula!

1 / 6

¿Qué quería el emperador chino?

2 / 6

¿Qué trajo el rico mercader?

3 / 6

¿Qué trajo el guerrero?

4 / 6

¿Que trajo el jefe de justicia?

5 / 6

¿Qué pidió la princesa?

6 / 6

¿Qué le trajo el trovador?

Tu puntación es

The average score is 83%

0%

Si lo prefieres aquí te dejamos el trivia completo, imprímelo y practica en casa o en el cole.

1.- ¿Qué quería el emperador chino?

A.- Ser mas poderoso

B.- Casar a su hija

C.- Conquista otras tierras

2.- ¿Qué pidió la princesa?

A.- Un collar

B.-Un clavel azul

C.- Una rosa azul

3.- ¿Qué trajo el rico mercader?

A.- Unos pendientes

B.- Una rosa azul teñida

C.- Una rosa roja

4.- ¿Qué trajo el guerrero?

A.- Una rosa

B.- Un zafiro tallado

C.- Una rosa blanca

5.- ¿ Que trajo el jefe de justicia?

A.- Una rosa de porcelana

B.- Una rosa de papel

C.- Una rosa amarilla

6.- ¿Qué le trajo el trovador?

A.- Una rosa azul

B.- Una rosa blanca

C.- Una rosa roja

☑️Actividades

1.- Adivina adivinanza:

Yo tengo 6 hijos, cada hijo tiene una hermana. ¿Cuántos hijos tengo?

2.- Acertijo:

Invita año tras año a tus mejores amigos, os coméis la rica tarta y os lo pasáis divertido

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página.

✍️ 3.- Dibuja una rosa y coloréala

👉¿Cuál es la moraleja de la fábula de la rosa azul?

La moraleja que sacamos del cuento de la rosa azul es que cuando hay amor este siempre triunfa.

Definir el amor algo tan complejo, contradictorio, fascinante y que a la vez nos hace sentir vivos es difícil.

No obstante, daremos la definición clásica diciendo que es: un sentimiento de vivo afecto e inclinación hacia una persona o cosa a la que se le desea todo lo bueno.

Y también podemos decir que es un sentimiento de intensa atracción emocional y sexual hacia una persona con la que se desea compartir una vida en común.

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

👉¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula de la rosa azul?

Decía Gandhi que el amor es esa emoción que nutre al bebé que acaba de nacer, lo que nos ayuda a crecer y el que nos hace sentir parte de un grupo social. El amor por así decirlo nos sitúa en el mundo.

Desde el punto de vista psicológico, el amor es una experiencia afectiva conformada por un conjunto de variables muy concretas como son la necesidad de vincularnos con alguien.

El amor supone una gran entrega, pero sin perder la identidad. El amor es compartir comprender.

👉Reflexiones sobre la moraleja de la fábula de la rosa azul.

La mejor definición del amor la encontramos en san Pablo cuando le escribe a los Corintios y les dice:

Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo que retiñe.

Y aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo amor, no soy nada.

Incluso aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, no me sirve para nada.

El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad.

Por ello, el amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor no pasará jamás.

Por tanto, las profecías acabarán, el don de lenguas terminará, la ciencia desaparecerá; porque nuestra ciencia es imperfecta y nuestras profecías, limitadas.

Cuando llegue lo que es perfecto, cesará lo que es imperfecto.

Mientras yo era niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño, pero cuando me hice hombre, dejé a un lado las cosas de niño.

Ahora vemos como en un espejo, confusamente; después veremos cara a cara.

Ahora conozco todo imperfectamente; después conoceré como Dios me conoce a mí.

En una palabra, ahora existen tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero la más grande de todas es el amor.

Respuesta a la adivinanza: Siete 6 hijos varones y una hija

Respuesta al acertijo: El cumpleaños

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3.7 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *