Belen Cribs Kids - Banner

El Ángel de la lluvia. Una historia americana

0
(0)

En este cuento de «El ángel de la lluvia» te enseña en la moraleja  a que la oración de los niños lo alcanza todo.  Ayuda a tus hijos a pedir al Señor. Además, disfruta con las actividades que te hemos preparado después del cuento. También, si lo deseas, puedes ver esta en fábula en formato vídeo.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

El Ángel de la lluvia.

Yo me llamo Niko y hoy quiero contaros la historia de un ángel que ayudo a un niño que rezó para que lloviera.

Hace mucho tiempo hubo un año muy caluroso las plantas y los árboles se secaban porque no llovía. La tierra se cuarteaba, de las fuentes  no manaba agua y los pantanos tenían muy poca reserva de agua.

En una casa de campo vivían unos labradores que tenían varios hijos y estaban muy preocupados porque al no llover su cosecha se estaba secando y tenían pocos alimentos para dar de comer a sus hijos.

El padre reunió a los hijos y le explicó lo que ocurría el niño pequeño le dijo: papá no te preocupes porque le voy a rezar a mi ángel custodio para que llueva y veras que se recuperaran las plantas y así tendremos alimentos para nosotros y los demás.

El poder de la oración de los niños

Ese día salió el niño al campo de sus padres y vio que muchos árboles estaban secos y que las plantas estaban agostándose entonces levantó la vista al cielo vio en una nube que se movía a un ángel que le hablaba entonces el niño le pidió al ángel de la nube descargara la lluvia que necesitaban sus papás y todos los agricultores. El ángel desapareció de la nube y al momento comenzó a llover.

El niño le dio gracias al ángel y se marchó a su casa corriendo porque se estaba mojando. Por la noche el niño rezó sus oraciones y nuevamente agradeció a su ángel custodio el regalo de la lluvia.

A los pocos días el niño salió nuevamente al campo a dar un paseo y vio como todas las plantas y los árboles comenzaron a recobrar el verdor de la primavera.

Moraleja: La oración de los niños todo lo alcanza

COMPRENSIÓN LECTORA

1.- Que le pasaba a la tierra

A.- Que se secaba

B.- Que se cuarteaba

C.- Que se quemaba

2.- Donde vivían los labradores de la historia

A.- En una casa de ladrillos

B.- Una casa de madera

C.- En una casa de campo

3.- Que le pasaba a la cosecha

A.- Se estaba secando

B.- Se estaba agostando

C.- Se estaba muriendo

4.- Que le dijo el niño a su papá

A.- Voy a sacar agua del pozo

B.- Voy a rezar a mi Ángel

C.- Voy hablar con mi Ángel

5.- Que vio el niño en la nube

A.- Un pájaro

B.- Gotas de agua

C.- Un Ángel

6.- Que le pidió el niño al Ángel

A.- Que descargara la lluvia

B.- Que comenzara a llover

C.- Que no se mojara

 

Actividades

 

1.- Escribe lo que pedirías a tu Ángel custodio

2.- Adivina adivinanza:

Tamaño de una cazuela, tiene alas y no vuela.

3.- Acertijo:

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

¿Cuál es la moraleja de la fábula del ángel de la lluvia?

La moraleja del ángel de la lluvia nos enseña que la oración de los niños todo lo alcanza

Por su inocencia y sinceridad, es la oración con quienes Dios cuenta.

Hay que enseñar a los pequeños a rezar  es una responsabilidad de los padres

¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula

del ángel de la lluvia?

Las oraciones que aprendemos cuando somos niños, generalmente no se olvidad, y las podemos usar cuando somos adultos para sostener nuestra fe

Esas oraciones que aprendimos son un regalo que nos ayudan en los momentos difíciles

Reflexiones sobre la moraleja de la fábula del ángel de la lluvia.

El poder de la oración para niños es muy grande por ello los padres deben estar preocupados para que sus hijos la practiquen tiene el poder de la oración intercesora.

Porque nuestra oración y la de nuestros niños puede cambiar el mundo.

Además puede ayudar a muchas personas que quizá todavía no conocen al Señor. Podemos rogar al Señor a favor de los que sufren cerca y lejos de nosotros.

 

Repuesta a la adivinanza: El sombrero

Respuesta al acertijo: El pijama

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *