Belen Cribs Kids - Banner

Kafka y la muñeca viajera

👧 Kafka y la muñeca viajera. Un bello cuento que te hará pensar 📚

0
(0)

Disfruta con la fábula de Kafka y la muñeca viajera, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

¿Te has preguntado alguna vez cuando lees una fábula, leyenda o cuento en que te puede ayudar en tu vida?. Si dudas sigue leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

No importa la edad que tengas; una fábula como una parábola te marca un camino que puedes  seguir.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

👧Kafka y la muñeca viajera

Hola, amigos, hoy os voy a contar esta bonita historia que os va a encantar. Un día Franz Kafka paseaba por un parque en Berlín y de pronto se encontró con una niña pequeña que lloraba. Le preguntó: ¿Qué te pasa, por qué lloras?

La niña desconsolada contestó: he perdido mi mejor muñeca, la ha visto usted.

Ay, ay. contestó Kafka, no llores más tu muñeca no se ha perdido es que se ha marchado de viaje.

¿Y cómo lo sabes tú? preguntó la niña.

“Porque me escribió una carta”.

La niña recelosa le preguntó: “¿Tienes ahí la carta?”.

Y Kafka quiso darle largas y le dijo “No, lo siento, la dejé en mi casa, pero mañana te la traigo.”

Que bien de acuerdo, ¡mañana a esta hora te estaré esperando aquí!

Kafka volvió a su casa y escribió la carta como si la muñeca estuviera en París.

Al día siguiente, volvió al parque como le había prometido a la niña.

Ella lo estaba esperando, y como todavía no sabía leer, él se la leyó en voz alta: Lamento mucho no estar contigo, pero estaba cansada y necesitaba salir y hacer nuevos amigos.

Ya sabes que te quiero, pero necesitaba salir y viajar, por tanto, debo separarme de ti una temporada. A cambio te prometo que te escribiré todos los días y te contaré las cosas que haga y así estarás al corriente de mis actividades.

Como le había dicho, Kafka, todos los días escribía una carta que le leía, puntualmente, a la niña en el parque.

Las cartas de Kafka

A través de esas cartas, Kafka, iba informando de su muñeca a la niña y así se enteró que la muñeca iba creciendo, iba al colegio, conoció nuevas gentes en distintos lugares, empezó a buscar los helados de limón que tanto le gustaba y disfrutaba muchísimo.

Y en todas las cartas le decía al final: Te sigo queriendo, pero no puedo verte de verdad que lo siento.

Poco a poco, Kafka iba preparando a la niña para el momento ese en que la muñeca desapareciera de su vida.

En su última carta, la muñeca le dice: Me he enamorado de un chico y próximamente nos casaremos e iremos a vivir a otro país. Te recordaré siempre y te tendré como mi mejor amiga.

La niña que ya empezó a recordarla como lejana en su vida le dijo a Frank Kafka: cuando le escribas la próxima vez dile que yo también la quiero y que cuando yo sea mayor iré a visitarla esté donde esté.

Así acaba esta historia, esta bonita historia con su moraleja incluida.

🎥El vídeo de Kafla y la muñeca viajera

Moraleja: A veces los pequeños detalles de comprensión y cariño ayudan más de lo que pensamos.

📜Comprensión lectora

0

Kafka y la muñeca viajera

¡Ponte a prueba y responde a este trivia y descubre cuanto has comprendido sobre esta fábula!

1 / 6

¿Qué le dijo Kafka a la niña?

2 / 6

¿En qué ciudad se desarrolla la historia?

3 / 6

¿Con quién se encontró Kafka?

4 / 6

¿Qué perdió la niña?

5 / 6

¿Qué estaba haciendo Kafka?

6 / 6

¿Qué estaba haciendo la niña?

Tu puntación es

The average score is 0%

0%

1.- ¿Con quién se encontró Kafka?

A.- Un parque

B.- Una mujer

C.- Una niña

2.- ¿Qué estaba haciendo Kafka?

A.- Dando una vuelta

B.- Dando un paseo

C.- Jugando al escondite

3.- ¿En qué ciudad se desarrolla la historia?

A.- En Dublín

B.- En París

C.- En Berlín

4.- ¿Qué estaba haciendo la niña?

A.- Riendo

B.- Llorando

C.- Divirtiéndose

5.- ¿Qué perdió la niña?

A.- Unos zapatos

B.- Un libro

C.- Una muñeca

6.- ¿Qué le dijo Kafka a la niña?

A.- Que le siguiera

B.- Que fuera buena

C.- Que no llorara

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

Una señorita muy señoreada, lleva sombrero verde y blusa colorada. ¿Qué fruta es?

❓2.- Acertijo:

No soy de plata, plata no soy. Ya te he dicho quién soy.

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

👉¿Cuál es la moraleja de la fábula de Kafka y la muñeca viajera?

La moraleja del cuento Kafka y la muñeca viajera nos dice que los pequeños detalles tienen importancia.

Podemos decir que por esos pequeños detalles se conocen la grandeza de las personas, porque esos pequeños detalles es el lenguaje del corazón.

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

👉¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula de Kafka y la muñeca viajera?

Los padres como primeros educadores son los que deben enseñar las normas sociales en la niñez. son los que enseñan el respeto, la cortesía y ese tipo de comportamientos con los cuales se construye un tejido de tolerancia donde convivir los unos con los otros.

Ahora bien, más allá de las normas de cortesía, más allá de la frontera del «por favor»  “las “gracias” o los “buenos días”; se debe crear esa conciencia íntima donde se engendra la auténtica personalidad.

👉Reflexiones sobre la moraleja de la fábula de Kafka y la muñeca viajera.

Hay quien piensa que el amor se demuestra en los grandes actos, pero se equivoca ya que las manifestaciones de cariño y amor son aquellas donde, día a día, se renueva el vínculo.

Son en los pequeños gestos donde se esconden los valores. En las cosas pequeñas

La felicidad está hecha de pequeñas cosas, de pequeños momentos, de pequeños detalles.

Si reflexionas un momento te darás cuenta de que la vida está hecha de pequeñas cosas, de ahí que la felicidad solo la encontraremos si sabemos valorar y apreciar esas  cosas pequeñas.

 

Repuesta a la adivinanza: La fresa:

Respuesta al acertijo: El plátano

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *