Clases de belenes

Tipos de belenes. Unas ideas prácticas para ayudarte a montar el belén

3.8
(11)

Tipos de belenes

Existen varios tipos de belenes en el mundo. Y la mejor manera de conocerlos es clasificarlos. En esta entrada te queremos contar las clasificaciones de belenes más interesantes

De acuerdo con el montaje de ejecución

Los Belenes son los siguientes:

  • Abiertos o panorámicos, que son los visibles al menos por tres de sus caras o lados.
  • Cerrados los dotados de un cerramiento exterior (cajón, estructura metálica o de madera, cortinajes, etc.), que encierran el belén dejando como única vista un frente.
  • Son como en un teatro, donde se representan las escenas. Se acostumbran a denominar dioramas.
  • escaparate o caja, más estrecho que un diorama, tiene varias caras o lados de vidrio que permite ver su interior y a veces puede estar concebido como un retablo que se cierra.
  • Su contenido es reducido y ligero para ser manejable y portátil, normalmente solo representa el pesebre o misterio.
  • Su característica más singular es que una vez montados no se deshacen más, se exponen durante la Navidad y pasadas las fiestas se guardan para el próximo año.

Según la técnica de confección

Populares son los que se realizan utilizando técnicas sencillas de montaje, con materiales tradicionales (corcho, musgo, serrín, papel plateado, etc.)

Son construcciones prefabricadas adquiridas comercialmente (portal y casitas de corcho y madera, plástico o resina; papeles decorados pintados como fondo, etc.)

Normalmente son “abiertos” y sin técnicas de perspectiva o muy básicas (como colocar en el fondo del paisaje pequeñas construcciones, figuras de mucho menor tamaño, etc.

La sencillez en el montaje no obliga a que las figuras sean también “populares”, ya que muchas veces se utilizan figuras de gran calidad artística, dependiendo del gusto del belenista.

En general son los típicos belenes domésticos.

Artísticos son los que el belenista realiza utilizando técnicas específicas y sofisticadas, propias del arte, la construcción y el maquetismo, intentando que el paisaje y el entorno del belén sea lo más realista posible.

Los belenistas acostumbra a construir los edificios y modelar el paisaje.

Igualmente ponen la iluminación adecuada,

Del mismo modo utilizan materiales muy diversos como el yeso, la madera, el poliestireno, las pinturas, etc.

El belén artístico, además, ha de respetar las reglas de la escala y la perspectiva.

Casi todos los dioramas son de tipo artístico, mientras que los belenes abiertos son artísticos y populares de manera indiferente.

Clasificación por la manera y estilo de las figuras y el paisaje representado

Los bíblicos (también llamados “hebreos” o “palestinos”), que recrean el paisaje, los personajes, los enseres y las costumbres que había en Palestina en el momento del Nacimiento del Salvador.

Los locales o regionales, que utilizan paisajes no bíblicos (normalmente de la zona donde vive el belenista).

Las figuras representan personajes de tipología local, regional y costumbrista, de épocas diferentes a la del nacimiento de Cristo; por ejemplo, los belenes napolitanos donde se utilizan figuras vestidas a la moda del siglo XVIII. En Francia son figuras de finales del XIX.

Sin embargo, en Sudamérica visten las ropas tradicionales de cada provincia o de la gente humilde rural.

Los modernos, serían construidos de forma no figurativa, sino siguiendo las convenciones del arte contemporáneo y llegando hasta la abstracción, utilizando materiales y técnicas no convencionales y de diversa procedencia, como el metal, conchas, tejidos, botellas, luces, etc.

Por los personajes empleados

tenemos dos clases de nacimientos:

Los vivientes, en que personas reales desarrollan las diferentes escenas del belén, incluso con la participación de animales vivos y vegetación natural.

Aunque el primer belén, el de Greccio, fue de este tipo, ha de ser considerado más una representación de tipo teatral o religiosa (como los autos sacramentales) que un belén.

Los tradicionales, en que utilizan figuras realizadas en diferentes materiales para todas sus escenas.

A su vez se subdividen en:

Fijos: Sus figuras no realizan movimientos, las figuras ocupan lugares preestablecidos y fijos de los que no pueden ser movidos (normalmente están fijados a la escena con algún medio)

Animados: Dispositivos mecánicos o eléctricos permiten que las figuras realicen movimientos repetitivos.

Existen otros tipos de belenes fuera de la clasificación anteriormente expuesta, como los belenes polacos llamados szopki, que consisten en una gran construcción de cartón y madera, reproduciendo los templos al estilo eslavo, colocando el nacimiento fijo en un balcón de la fachada y los personajes secundarios (a veces móviles) por el resto del edificio.

 

También es digna de mencionar aquí la tradición checa de los belenes recortables de cartón.

A nivel arquitectónico, una de las mejores plasmaciones artísticas del belén podemos encontrarla en la Fachada del Nacimiento del templo de la Sagrada Familia de Barcelona de Antonio Gaudí.

Montar el belén

Una de las más bellas tradiciones en tiempo de Navidad sin duda es la representación del nacimiento de Jesús en un pesebre contemplado por María y José.

El belenista desde comienza a pensar en el belén que va amontar ese año deja volar la imaginación para conseguir la decoración y ambientación que tiene en su mente.

Pero lo que primero piensa es donde colocar lo que da sentido a todo ese montaje el misterio o pesebre o portal.

Allí colocará colocará con esmero las figuras esenciales: La virgen, el Niño y San José y luego añadirá el burro y el buey, los pastores con sus ovejas y a los reyes magos que caminan por el desierto siguiendo la estrella.

En muchas casas, montar el Belén no solo supone una reunión familiar. También llega a ser una auténtica enseñanza que se transmite de generación en generación.

Una práctica que, sin embargo, no está exenta de modernizarse. De tener un aire diferente, incluso si el Nacimiento es el mismo pasen los años que pasen.

Una propuesta ideal para quienes quieran dar un aire nuevo a este elemento de siempre de la Navidad, es hacerlo con creatividad.

Pero no solo es cuestión de ser originales. Montar un Belén diferente es, en muchas ocasiones, una necesidad de espacio.

Actualmente, las casas generalmente son pequeñas.

Es una buena razón para saber cómo montar un Belén en un espacio más reducido sin deslucir nada el resultado final.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3.8 / 5. Recuento de votos: 11

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
maria lopez
maria lopez
1 year ago

Excelente informacion, gracias

1
0
Nos encantaría recibir tu opinión por favor deja tu comentariox
()
x