El sabio Solóm y los dátiles

El sabio Solóm y los dátiles. Una leyenda oriental

0
(0)

Disfruta con la fábula “El sabio Solóm y los dátiles“, una historia aleccionadora que te puede ayudar en tu vida. Si sigues leyendo está fábula encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

Recuerda que puedes subscribirte de forma gratuita para estar al tanto de todas nuestras novedades, y apoyar a la web.

?El sabio Solóm y los dátiles

Se cuenta que, en un oasis del desierto, se encontraba el sabio Solóm.

En eso llegó su amigo Hakim, un rico mercader, que lo vio muy cansado cavando en la arena. Le preguntó: “¿qué haces aquí cavando con el intenso calor del desierto?”

Estoy sembrando”, le contestó.

¿Y qué siembras, Solóm?

Señalando a su alrededor contestó: “Dátiles”.

Hakim se sorprendió y le dijo: “Pero ¡cómo! El calor te ha dañado tu cerebro Deja eso y vamos a beber un buen refresco. Además, tienes más de ochenta años, y lo más probable es que nunca llegues a probarlos. No podrás cosechar lo que hoy siembras”.

Pero Solóm respondió: “Mira, Hakim, yo comí los dátiles que otro sembró. Ahora yo siembro, para que otros puedan comer mañana los dátiles”.

Sorprendido dijo Hakim: “¡Me has dado una gran lección, Solóm! Deja que te pague con esta bolsa de monedas esta enseñanza”. Y le dio una bolsa de cuero con monedas.

Te lo agradezco. Ya ves que decías que no llegaría a cosechar frutos y, sin embargo, ya coseché una bolsa de monedas y la gratitud de un amigo”.

Hakim, asombrado por su sabiduría, le regaló otra bolsa de monedas para demostrarle su agradecimiento.

El anciano le dijo: “Así es la vida yo había sembrado sin pensar en mí mismo y ya he recibido frutos dos veces, sin contar con los dátiles que otros comerán en el futuro.

Entonces Hakim se despidió: “Me voy, no sea que si sigues hablando y no me alcance mi fortuna para pagarte”.

?El vídeo del sabio Solóm y los dátiles

Moraleja: El que sólo piensa para sí mismo reduce su horizonte. Pensar en otros, ensancha el corazón.

?Comprensión lectora

0
El sabio Solóm y los dátiles

El sabio Solóm y los dátiles

¡Ponte a prueba y responde a este trivia y descubre cuanto has comprendido sobre esta fábula!

1 / 6

¿Qué le dio el amigo a Solóm?

2 / 6

¿De qué se asombró el amigo?

3 / 6

¿Qué edad tenía Solóm?

4 / 6

¿Cómo se llamaba su amigo?

5 / 6

¿Conde se encontraba el sabio Solóm?

6 / 6

¿Qué hacía Solóm?

Tu puntación es

The average score is 0%

0%

1.- ¿Conde se encontraba el sabio Solóm?

A.- Cerca de la Playa

B.- Cerca de la montaña

C.- En un oasis

2.- ¿Cómo se llamaba su amigo?

A.- Javier

B.- Jaime

C.- Hakim

3.- ¿Qué hacía Solóm?

A.- Cantar

B.- Sembrar dátiles

C.- Sembrar tomates

4.- ¿Qué edad tenía Solóm?

A.- 60 años

B.- 80 años

C.- 70 años

5.- ¿Qué le dio el amigo a Solóm?

A.- Un buen consejo

B.- Una bolsa de monedas

C.- Una caja

6.- ¿De qué se asombró el amigo?

A.- De lo mayor que era Solóm

B.- De la sabiduría de Solóm

C.- De la agilidad de Solóm

Test de ortografía

1. sa_io

 
 

2. se_brando

 
 

3. d_tiles

 
 

4. ce_ebro

 
 

5. dec_as

 
 

☑️Actividades

⌛1.- Adivina adivinanza:

Soy ave y soy llana, pero no tengo pico ni alas. ¿Sabes quién soy?

❓2.- Acertijo:

Si soy joven, joven quedo. Si soy viejo, viejo quedo. Tengo boca y no te hablo. Tengo ojos y no te veo. ¿Quién soy?

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

?¿Cuál es la moraleja de la fábula del sabio Solóm y los dátiles ?

La moraleja del cuento del sabio Soilom y los dátiles nos dice que el que sólo piensa para sí mismo reduce su horizonte. Pensar en otros, ensancha el corazón.

Todas las personas tomamos decisiones, porque queremos alcanzar unos objetivos. Pero todos vivimos rodeados de otros, y estamos continuamente interactuando con ellos. A veces las cosas que hacemos para conseguir lo que queremos entran en conflicto con los intereses de alguna otra persona ¿qué hacemos entonces?

Pues muy sencillo, se trata de intentar entender cuáles son los intereses de los demás y hacerlos nuestros.

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. Tambien podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

?¿Cómo te puede ayudar la moraleja de la fábula del sabio Solóm y los dátiles ?

Si vamos a la nuestro, sin pensar en los demás te conviertes en un egoísta y acabas siendo un insociable y la gente no querrá tratar contigo.

Menudo fracaso vital. Si haces tuyos los objetivos de los demás estarás continuamente ayudando a la gente. Además, eso no te costará mucho, pues lo que pretenden los demás son cosas que tú estás queriendo. Te apreciarán y serás muy querido.

Los egoísmos solo conducen a la ‘perdición’ de la sociedad como un gran centro de convivencia.

?Reflexiones sobre la moraleja de la fábula del sabio Solóm y los dátiles.

Hemos de pensar en los demás y tratar de intentar entender cuáles son los intereses de los demás y hacerlos nuestros. Si vas a la tuya, a tus objetivos sin pensar en los demás te conviertes en un egoísta y acabas siendo un insociable y la gente no querrá tratar contigo. A. Tienes que intentar cambiar los objetivos de esa persona. En definitiva, ayudarle a ser mejor persona.

No podemos ocuparnos te de la gente solo por el interés de que los demás se preocupen por mí. Eso es un modo sofisticado de egoísmo. En cuanto la gente se percate de tus intentos de manipulación se irán de ti

En definitiva, la cosa es tan sencilla como ponerse en la situación de los demás y preguntarnos cómo nos sentiríamos si alguien nos tratara como nosotros intentamos tratar a otro. Este es un ejercicio muy fácil de formular, pero tenerlo incorporado a nuestra vida requiere una mentalidad muy trabajada.

Desde un punto de vista cristiano la oración es una de las herramientas que Dios nos regaló para comunicarnos con Él. Cuando ofrecemos una oración de amor por los demás demostramos nuestra empatía, incluso por aquellos que no conocemos.

En lel Evangelioa, Jesús nos explica la importancia del amor a Dios y al prójimo. El amor a Dios se mide con el amor que le tenemos a nuestro prójimo ((1 Juan 4, 20),

 

Repuesta a la adivinanza: La avellana

Respuesta al acertijo: El retrato

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.