Belen Cribs Kids - Banner

El fraile

0
(0)

El Fraile

Hola amigos hoy quiero contaros esta historia que le ocurrió a un muchacho que regresaba a su casa el día de las ánimas por la tarde.

Era el día dos de noviembre, día dedicado a las ánimas del purgatorio, Mucha gente había ido a la iglesia a la misa de difuntos para rezar por sus seres queridos.

Un muchacho llamado Ramón, que era pastor, había ido con el ganado a su campo a que pastaran sus ovejas. Cuando regresaba a su casa después de encerrar el ganado al girar una de las revueltas del camino, vio aparecer a un fraile con su largo y áspero hábito de paño marrón, y la gran capucha cubriéndole la cara.

Cuando el fraile llegó a la altura del muchacho, le preguntó con voz extraña: muchacho sabes dónde está el cementerio del pueblo.

El muchacho contestó «Pues está ahí mismo, son esas tapias blancas que se, dónde están los cipreses.

Sin mediar más palabras, ambos siguieron sus caminos. Pero Andrés no dejaba de pensar en lo extraño que era ver a un fraile por el pueblo, solo y a esas horas de la tarde ¿A qué iría al cementerio? ¿Conocería a alguien allí?

Mientras se hacía estas preguntas giró la cabeza para mirar de nuevo al fraile. En ese momento, una fuerte ráfaga de aire levantó el hábito del fraile y el muchacho casi se desmaya ante la horrible visión: ¡el fraile se había convertido en un esqueleto que se dirigía al cementerio andando tranquilamente!

El muchacho asustado salió corriendo hasta que ya no pudo más. Y cuando se atrevió a volver de nuevo la cabeza, el fraile convertido en esqueleto había desaparecido.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *