Las cosas pequeñas

0
(0)

Este cuento nos habla de que cuidar de las cosas pequeñas por amor tiene un valor infinito.
Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.
Recuerda que puedes subscribirte de forma gratuita para estar al tanto de todas nuestras novedades, y apoyar a la web.

Nombre del cuento

Un día mientras regresaban de clase Pablo comenzó a expresar sus inquietudes.

—Ana, ¿alguna vez te has preguntado si lo que hacemos realmente importa?

—¿A qué te refieres?

—Estudiar todos los días. Parece algo tan pequeño y rutinario. Me pregunto si tiene algún valor real en el gran esquema de las cosas.

—Pablo, las cosas pequeñas que hacemos por amor tienen un gran valor, aunque nos parezca que no tiene importancia. Déjame contarte algo que me pasó hace unos meses. Recuerdas a Paula, la chica que siempre se sentaba sola en la cafetería, ¿verdad?

—Sí, recuerdo. Siempre parecía muy reservada.

—Un día, me acerqué a ella y le pregunté si quería estudiar conmigo. Al principio, estaba un poco tímida, pero pronto me dijo que sí. Resulta que estaba pasando por un momento difícil y no tenía a nadie con quien hablar. Ese pequeño gesto de amistad para ella fue decisivo.

—Sí, recuerdo que se unió a nuestro grupo. Parecía mucho más feliz.

—Exactamente. Hace poco, Paula me dijo que nuestra amistad le dio fuerzas para seguir adelante

—Llevas toda la razón

—Me he dado cuenta que cada vez que ayudamos a alguien o simplemente escuchamos a alguien, hacemos más que un simple acto. Abrimos horizontes que quizás nunca imaginamos.

—Supongo que he estado buscando significado en las cosas grandes, sin darle importancia a las cosas pequeñas.

—Así es. No se trata de hacer grandes gestos, sino de hacer las pequeñas cosas con amor. Eso es lo que realmente importa. Un pequeño gesto hecho por amor tiene valor infinito.

El vídeo

 

Ejercicio de comprensión lectora.

Ahora que has completado la lectura de “Las cosas pequeñas” ahora puedes realizar este trivia que hemos preparado para probar tu comprensión lectora. ¡Vamos a ello!
{Quiz}
Si lo prefieres, aquí te dejamos todas las preguntas para que lo imprimas y practiques en casa o en el cole.

Actividades.

1.- ¿Cómo se llama el muchacho?

A.- Paco

B.- Pedro

C.- Pablo

2.- ¿Cómo se llama la muchacha?

A.- María

B.- Isabel

C.- Ana

3.- ¿Qué le preguntó el chico a la chica?

A.- Si lo que hacían era bueno

B.- Si lo que hacían importaba

C.- Si lo que hacían era vendible

4.- ¿Como se llamaba la chica que se sentaba en la cafetería?

A.- Antonia

B.- Paula

C.- Mercedes

5.- ¿De que se había dado cuenta?

A.- De que estudiar es importante

B.- Que escuchar a otros es importante

C.- Que ser buen estudiante es importante

6.- ¿Hacer las cosas por amor tiene?

A.- Premio

B.- Valor infinito

C.- Mucho peso

&nsbp;

1.- Adivina adivinanza:

Mi picadura es dañina, mi cuerpo insignificante, pero el néctar que yo doy, os lo coméis al instante. ¿Qué es?

2.- Acertijo:

Es pequeña como una pera, pero alumbra la casa entera. ¿Qué es?

Las soluciones al final de página.

3.-Test de ortografía:

4.-Ahorcado:


Completa las siguientes palabras con la letra correcta. Si no la sabes, búscala en el cuento.

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. También podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

¿Qué nos enseña Las cosas pequeñas?

Nos pasamos la vida buscando la felicidad completa, esperando que llegue a nosotros de una forma aparatosa, y pensamos que es un imposible alcanzarla, pasando por alto esos pequeños momentos de los que todos disfrutamos, y que a penas les sacamos partido por ser cotidianos e insignificantes, dejándolos escapas sin darles importancia.

Una llamada, un mensaje, una visita de un amigo, un gesto amable de alguien a quien nos encontramos, un momento de oración y descanso cuando estamos ya rendidos y cansado de tanto trabajar, un paisaje, una buena música, un paseo relajado, un rato de charla con los amigos… En fin, son muchos los momentos que llegan cada día a nosotros, y de los cuales, no solemos disfruta, pues los vemos tan corrientes y sencillos que nos parecen tan normales, que no apreciamos su importancia.

Solemos darle mucho valor a las cosas que nos han costado muy caras y solemos descuidar algo tan gratuito como la salud, los amigos, nuestra vida interior, la naturaleza, la familia… sin darnos cuenta de que todo es regalo de Dios, y que por lo tanto debemos agradecer y sobre todo disfrutar.

¿Cómo te puede ayudar Las cosas pequeñas?

Procuremos encontrar en esos pequeños regalos de cada día la felicidad, porque es valorando las pequeñas cosas, en donde podemos encontrar y alcanzar la auténtica felicidad.

No esperemos grandes acontecimientos cuando queramos abrazar la alegría completa, pues se nos irán de las manos lo mejor de nuestra vida, lo sencillo, que es en donde está la verdadera felicidad.

.Nos recuerda que son esas aparentes nimiedades las que pueden hacer la diferencia en nuestra existencia.

En El Principito, hay un capítulo cuya enseñanza sobre el valor de lo pequeño suele pasar desapercibida. Cuando cuenta sobre el asteroide en el que vive, dice al viajero que parte de su rutina es arrancar las raíces de los baobabs en cuanto se les distingue de los rosales. Si se les deja crecer, podrían cubrir rápidamente el suelo y perforarlo hasta destruir el planeta.

Los peligros de descuidar las cosas pequeñas, puede traer consecuencias desastrosas. Por el contrario, quien es consciente de su importancia y de su valor, no solamente se esmera por atender los detalles materiales, sino que, además, lo hace vida con sus comportamientos y actitudes.

Reflexión sobre Las cosas pequeñas

Cuántas veces trazamos metas grandes en diferentes ámbitos y nos quedamos en el intento. Recomenzamos y volvemos a fracasar. Quizás el problema es que solo vemos el gran final y por eso creemos que el medio para alcanzarlo debe ser igualmente grande. Puede ser, pero en la mayoría de ocasiones nuestro avance hacia la meta se logra con pasos cortos, constancia y vencimientos diarios. Como las gotas de agua que golpean suave pero constantemente la piedra hasta erosionarla y abrirse paso, así nosotros, con pequeñas acciones y perseverancia, podemos llegar a buen término sin tirar todo por la borda.

Muchas personas tienen la felicidad al alcance de su mano, literalmente, y aún así no la alcanzan. ¿Sabes cuál es el problema? La manera en la que han planteado su vida. Creen que para ser realmente felices hay que lograr grandes cosas. Aunque las consigan, que en muchos casos no lo harán, llegan muy cansados a su objetivo.

La clave consiste en valorar las pequeñas cosas de la vida y en disfrutar del camino que lleva a lo que este mundo considera grande. Al final, ser feliz no debe ser tu objetivo, sino que tienes que ser feliz mientras estás luchando por tus metas.

Respuesta a la adivinanza: La abeja.

Respuesta al acertijo: La bombilla.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría recibir tu opinión por favor deja tu comentariox
()
x