Dino, el pequeño dinosaurio

0
(0)

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.
Recuerda que puedes subscribirte de forma gratuita para estar al tanto de todas nuestras novedades, y apoyar a la web.

Nombre del cuento: Dino, el pequeño dinosaurio

Lucas estaba jugando con su pelota en el parque cuando de repente vio un pequeño dinosaurio entre los arbustos. Se acercó lentamente al dinosaurio para comprobar si realmente era un dinosaurio lo que estaba viendo.

Lucas: (sorprendido) ¡Wow! ¡Eres un dinosaurio de verdad!

Dino: (sonriendo) pues claro, qué pensabas? Me llamo Dino. ¿Y tú como te llamas?

Lucas: Soy Lucas. ¿Cómo es que hablas mi idioma?

Dino: Es una larga historia. Solo te puedo decir que estaba jugando al escondite y me metí en una cueva para esconderme y creo que me he perdido en el tiempo y ahora estoy aquí.

Lucas: (emocionado) ¿Perdido en el tiempo? ¡es fenomenal! ¿Puedes contarme más?

Dino: Claro, pero primero, ¿puedes ayudarme a encontrar un lugar seguro? No quiero que nadie más me vea.

Lucas: ¡Por supuesto! Vamos a la casa de Sofía que tiene un cobertizo y allí veremos qué hacer.

Lucas llevó a Dino a casa de Sofía y lo escondió en el cobertizo y fue a buscar a la niña

Lucas: ¡Sofía! ¡Tienes que ver esto!

Sofía: (riendo) ¿Qué pasa, Lucas? Te veo preocupado

Lucas: Tienes que venir al cobertizo.

Los dos amigos fueron y Sofía al ver a Dino dijo

Sofía: ¿Qué es eso?

Lucas: Es Dino y me ha dicho que se perdió en el tiempo y necesita nuestra ayuda.

Dino: No quiero causar problemas. Solo necesito encontrar la manera de volver a mi tiempo.

Sofía: Vamos a pensar cómo ayudarte, Dino. Dinos como apareciste aquí

Dino: Estaba jugando con mis amigos me metí en una cueva y salí en un bosque comencé a andar y ahora estoy aquí.

Lucas: vayamos los tres al bosque y encontremos la cueva y así Dino podrá regresar a su tiempo

Después de buscar en el bosque encontraron una cueva.

Lucas: ¿es esta la cueva?

Dino: (esperanzado) si, si es esta

Sofía: pues entra en ella y comienza a andar para encontrar tu tiempo

Dino: (con tristeza) Gracias, amigos. Nunca olvidaré amabilidad y ayuda.

Dino entró en la cueva y desapareció.

Lucas: (con una sonrisa) Estoy seguro de que Dino estará más seguro en su tiempo.

Los dos amigos comenzaron a caminar de regreso a casa, sabiendo que vivieron una aventura inolvidable.

El vídeo

Ejercicio de comprensión lectora.

Ahora que has completado la lectura de “Dino, el pequeño dinosaurio” ahora puedes realizar este trivia que hemos preparado para probar tu comprensión lectora. ¡Vamos a ello!
{Quiz}
Si lo prefieres, aquí te dejamos todas las preguntas para que lo imprimas y practiques en casa o en el cole.

Actividades.

1.- ¿Cómo se llamaba el muchacho?

A.- Antonio

B.- Pedro

C.- Lucas

2.- ¿Cómo se llamaba la niña?

A.- María

B.- Soledad

C.- Sofía

3.- ¿Como se llamaba el dinosaurio?

A.- Dono

B.- Duno

C.- Dino

4.- ¿Dónde estaba el dinosaurio?

A.- En un banco

B.- Detrás de un puente

C.- Entre unos arbustos

5.- ¿Qué le pasaba al dinosaurio?

A.- Que estaba despistado

B.- Que estaba perdido

C.- Que no tenía memoria

6.- ¿Qué le dijo el dinosaurio a los niños?

A.- Que fueran buenos

B.- Les dio las gracias

C.- Los invitó a su casa

&nsbp;

1.- Adivina adivinanza:

¡Pi!, cantan los pájaros, miento y digo la verdad; por muy listo que seas, creo que no acertarás. ¿Quién soy?

2.- Acertijo:

36. Camino sin tener patas, a cuestas llevo mi casa. Por donde mi cuerpo pasa queda un hilillo de plata.

Las soluciones al final de página.

3.-Test de ortografía:

4.-Ahorcado:


Completa las siguientes palabras con la letra correcta. Si no la sabes, búscala en el cuento.

Colección especial de fábulas y cuentos infantiles
En BelenCribs encontrarás muchas fábulas, cuentos infantiles e historias dedicadas a los niños y a su formación en valores. Entra en las secciones y visita el cuento que más te guste. También podrás realizar las actividades que te hemos preparado:

¿Qué nos enseña Dino, el pequeño dinosaurio?

Este cuento nos habla sobre la importancia de ayudar a otros aunque sean diferentes a nosotros.

Seguramente has pensado que el ayudar a los demás te convierte en una gran persona y a veces caemos en el error de creer que inclusive te hace mejor que los demás. La realidad es que el servir es algo que va más allá de presumir la ayuda que das a alguien.

Al verlo desde una perspectiva de agradecer la oportunidad de apoyar a alguien tu mente trabaja diferente y lo vuelve benéfico para ti.

¿Cómo te puede ayudar Dino, el pequeño dinosaurio?

Cuando te centras en cambiar el mundo todos los días, es fácil olvidarte de aquellas pequeñas cosas que necesitas para estar emocional, mental y físicamente con energía tanto en tu vida personal como laboral.

Comienza a construir tu propia red de autocuidado poniéndote en contacto con algunos amigos o colegas que puedan relacionarse y sentirte como tú. No siempre es necesario hablar de trabajo, busca cosas de interés común como aquella lista de libros que tienes por leer o reserva un tiempo para comer una vez al mes para ponerte al día. Lo importante es encontrar lo que mejor te funciona y centrarte en lo que sientas es más importante.

Reflexión sobre Dino, el pequeño dinosaurio

La solidaridad y la generosidad son virtudes y actitudes que han dado forma a nuestras interacciones sociales e incluso a nuestras estructuras como sociedad. Históricamente, las comunidades se han unido para superar desafíos comunes, demostrando que el acto de ayudar no siempre está condicionado por la priorización del propio bienestar.

Desde las comunidades primitivas hasta las sociedades modernas cada vez más interconectadas y digitalizadas, la colaboración y el apoyo mutuo han sido esenciales para el progreso y la supervivencia. En este contexto, el proceso de ayudar a otras personas se presenta como una cualidad principalmente positiva. Pero, ¿puede pasar que nuestra ayuda, en lugar de tener un impacto positivo, lo tenga de la forma opuesta? ¿Qué pasa si damos ayuda cuando quienes la necesitamos somos nosotros?

Muchas personas asumen roles de cuidado suponiendo apoyos para otras personas cuando ellas no se encuentran en el mejor momento psicológico y emocional. Querer ayudar a personas de nuestro alrededor cuando nosotros mismos no estamos pasando un buen momento puede tener un impacto negativo para ambas partes. El desgaste emocional que genera ofrecer ayuda cuando quien la necesita somos nosotros puede ser muy destructivo, por eso es importante darse espacio para el autocuidado.

Respuesta a la adivinanza: El pimiento

Respuesta al acertijo: El caracol

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría recibir tu opinión por favor deja tu comentariox
()
x