El niño que no quería leer

El niño que no quería leer. Como motivar a los “peques” a la lectura

5
(1)

En este cuento de “El niño que no quería aprender a leer” te enseña en la moraleja que en los libros hay miles de cosas nuevas que se pueden aprender. Si te marcas buenos objetivos te dará muchas satisfacciones. Además, disfruta con las actividades que te hemos preparado después del cuento. También, si lo deseas, puedes ver esta en fábula en formato vídeo.

 

El niño que no quería leer

Hola amigo, te has preguntado alguna vez cuando lees o escuchas un cuento o una narración en que te puede ayudar en tu vida. Si dudas sigue leyendo este cuento encontraras, tal vez, una solución a lo que estás buscando. No importa la edad que tengas; un cuento como una parábola o una fábula te marca un camino que puedes.

Desde BelenCribs queremos ayudarte y para ello te hemos preparado varias fábulas para entretenerte y colaborar contigo en la educación de tus hijos o alumnos. Junto con las fábulas, también, te traemos ejercicios de comprensión lectora y otras actividades que puedes realizarlas con los niños.

? Pablo era un niño que no quería aprender a leer.

Porque tantas letras juntas le parecía un aburrimiento enorme, y no terminaba de entender por qué todos los mayores y muchos otros niños, disfrutaban tanto con la lectura.

Como a Pablo le gustaban mucho las historias de monstruos buenos, un día fue a una biblioteca donde se encontraba un joven bibliotecario que era capaz de inventar los monstruos más alucinantes.

Siempre que llegaba un niño y le pedía un libro le contaba la historia de un monstruito nuevo que se había inventado.

-¿Hola niño buscas algún libro?

-No, los libros no dicen nada interesante

– ¿Cómo qué no? – respondió el bibliotecario.

– Pues claro, no dicen nada de monstruos que es lo que a mí me gusta – añadió el niño.

– ¡No puedo creerlo! – exclamó sorprendido el joven bibliotecario.

-¿Aún no te he contado mi secreto?

-¿Qué secreto?

El bibliotecario cogió un libro de cuentos lo abrió por el principio y se lo enseñó a Pablo.

-¿Qué ves aquí?

-Letras, solamente

-¿No ves algo diferente?

-No

Veamos, dijo el bibliotecario y comenzó a leer: había una vez un monstruo azul que le gustaba jugar con los niños, pero como era un poco raro ningún niño quería jugar con él.

Pablo le dijo al bibliotecario a mí me gusta mucho los cuentos de monstruos.

-Pues si sigues leyendo descubrirás muchos otros monstruos que aparecen en las hojas de este cuento. Te voy a revelar mi secreto es este: cuando leo un libro de monstruos yo le pongo cara y cuerpo a lo que estoy leyendo y así me invento tantos monstruos como quiero, depende de mi imaginación.

-Te dejaré este para que en tu casa lo leas y mañana vienes y me dices los monstruos que has encontrado.

Pablo le agradeció al bibliotecario que le hubiera revelado su secreto, cogió el libro y se marchó a casa y comenzó a leer el libro.

Efectivamente allí fue descubriendo muchos monstruos a los que él les ponía cara en su imaginación.

Ese día descubrió monstruos rojos, azules amarillo con diversas formas de acuerdo como él se los imaginaba.

Desde aquel momento era raro no encontrar a Pablo con un libro en la mano, buscando los monstruos que escondía, y él se imaginaba.

Pablo se dio cuenta que en los libros hay miles de cosas nuevas que se pueden aprender.

?El vídeo de “El niño que no quería leer”

?Ejercicio de comprensión lectora

9
El niño que no quería leer

El niño que no queria leer

¡Ponte a prueba y responde a este trivia y descubre cuanto has comprendido sobre esta fábula!

1 / 6

¿Qué cogió el bibliotecario?

2 / 6

¿Qué pensaba Pablo sobre los libros?

3 / 6

¿Dónde fue Pablo un día?

4 / 6

¿Qué historias le gustaban a Pablo?

5 / 6

¿Cuál era el secreto del bibliotecario?

6 / 6

¿De qué se dio cuenta Pablo?

Tu puntación es

The average score is 55%

0%

1.- ¿Qué historias le gustaban a Pablo?

A.-De miedo

B.- De monstruos buenos

C.- De monstruos malos

2.- ¿Dónde fue Pablo un día?

A.- A una librería

B.- A un colegio

C.- A una biblioteca

3.- ¿Qué pensaba Pablo sobre los libros?

A.- Que no decían nada interesante

B.- Que eran aburridos

C.-Que eran alucinantes

4.- ¿Qué cogió el bibliotecario?

A.- Un libro azul

B.-Un libro de cuentos

C.-Un libro de lectura

5.- ¿Cuál era el secreto del bibliotecario?

A.- Tener muchos libros

B.- Leer rápido

C.- Su imaginación

6.- ¿De qué se dio cuenta Pablo?

A.- Que los libros son buenos

B.- Que hay miles de cosas

C.- Que son muy prácticos

Test de Ortografía

1. jo_en

 
 

2. le_tura

 
 

3. le_endo

 
 

4. sie_pre

 
 

5. e_clamó

 
 

6. e_clamó

 
 

☑️Actividades

1.- Adivina adivinanza:

Abierto siempre estoy para todos los niños. Cerrado y solo me quedo los domingos.

2.- Acertijo:

Soy pequeña y de cristal, méteme al hoyo y no perderás.

✍️3.- Dibuja un monstruo y coloréalo

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

?¿Cuál es la lección del niño que no quería leer ?

En el cuento sobre el niño que no quería leer el bibliotecario es el elemento motivante para que el niño se aficione a la lectura.

Muchas veces a los niños les cuesta aficionarse a leer.

Para ello os voy a dar unos consejos que pueden ser útiles a los padres para aficionar a vuestros hijos a la lectura.

Por ley, el aprendizaje de la lectura es esencial para superar el currículum escolar.

Pero lo que se trata no solo es que aprendan a leer, sino que se aficionen a la lectura por los muchos beneficios que aporta.

Hay una cosa que engancha a los hijos, que es el ejemplo, por eso es bueno que te vean a ti leer.

Si te ven con un libro en la mano, ellos querrán imitarte.

Es mejor que te vean con un libro que que con el teléfono o la Tablet.

La motivación es esencial y tú sabes como hacerlo.

?¿Cómo te puede ayudar este cuento para la lectura?

En primer lugar, tienes que tener en cuenta que la lectura aporta conocimientos, igualmente nos entretiene y mejora nuestras habilidades cognitivas.

Por ello, os indico algunas cosas que podéis hacer con vuestros hijos para aficionarlos a la lectura, aunque como sabéis no existen fórmulas mágicas.

Si tú, personalmente, tienes alguna formula ponla en práctica. Lo que te pido es que seas constante y no tires la toalla si ves que tus hijos al principio no son muy proclives a la lectura.

La paciencia es una virtud que hay que practicar cuando estamos enseñando algo.

El niño que no quería leer

Sobre todo, puedes comenzar leyéndoles cuentos por la noche. A los pequeños les encanta que sus padres les cuenten cuentos. La magia del cuento engancha.

En consecuencia, si un niño ve a sus padres leyendo les picará la curiosidad y ya has empezado a que se interesen por leer.

?Reflexiones sobre la lectura.

Si quieres motivar a la lectura te aconsejo que busques los temas que a ellos les gusta. Tenemos que respetar sus gustos.

Si les interesa un tema potenciarlo animándolos a que lean sobre eso. Sus gustos no tienen por que coincidir con los nuestros.

Igualmente, hemos de tener en cuenta que no hemos de obligarles a leer.

No hay cosa mas odiosa que te obliguen a leer algo que no te gusta. Forzar a cualquiera a leer es la mejor manera de hacer que acabe odiando la lectura.

En el cuento el bibliotecario simplemente comenzó a leer: había una vez un monstruo azul que le gustaba jugar con los niños, pero como era un poco raro ningún niño quería jugar con él.

Claro está que lo que hace el bibliotecario es buscar aquello que le gusta al niño y así lo motiva.

Facilítales los libros, ponlos a su disposición, que estén a su alcance, a su altura para que puedan cogerlos, ojearlos y trastearlos. Cuanto más sencillo lo pongamos, mejor.

Establecer espacios y rutinas flexibles de lectura. Por ejemplo, después de cenar o de merendar sin ser impositivos. Si nos ponemos a leer nosotros ellos nos imitarán.

Interesarte por lo que leen. Que te cuenten lo que han leído o les gustaría leer

Convierte la lectura en un placer

Respuesta a la adivinanza: El colegio

Respuesta al acertijo: La canica

 

 

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.