Belen Cribs Kids - Banner

Rosa Parks

Rosa Parks. Una mujer que luchó por los derechos civiles

5
(1)

Había una vez, en Estados Unidos, una mujer que iba todos los días a trabajar. La mujer se llamaba Rosa y su apellido era Parks.

Para poder llegar al trabajo, Rosa tenía que coger todos los días el autobús.

-¡Buenos días, señor conductor!- así era como saludaba Rosa cada día cuando se montaba en el autobús.

-Buenos días, Rosa, recuerda que la parte de atrás es para las personas de color oscuro como tú y la zona de adelante es para las personas de color claro- le contestó el conductor.

Pero resulta que Rosa se mareaba mucho en la parte de atrás del autobús. Aunque sabía que en la parte del medio tenían preferencia las personas de color claro, ella siempre prefería sentarse allí.

Esa mañana, al autobús empezó a subir mucha gente y el conductor pidió a Rosa y a tres personas más, que tenían que levantarse para dejar su sitio a las personas que subían.

Todos obedecieron al conductor y se fueron para atrás, pero Rosa no estaba de acuerdo y no hizo caso a lo que el conductor le dijo.

Ella pensaba que no era justo no poder sentarse donde ella quisiera por su color de piel oscuro.

Esa noche, Rosa durmió en la cárcel y tuvo que pagar una multa por no dejar su asiento a las personas de color claro.

Los vecinos del barrio se enteraron de lo que había pasado y estaban muy enfadados por el castigo que le habían puesto a Rosa.

Así que decidieron poner en marcha una manifestación. A la mañana siguiente, había muchísimas personas andando por la calle y todos gritaban juntos:

‘‘¡Mis pies están cansados de andar, pero mi alma es libre!’’

Así fue como Rosa, junto con miles de personas, lucharon para conseguir un derecho que todas las personas debemos tener: el derecho de la igualdad.

Comprensión lectora

1.- ¿ Donde ocurre la historia?

A.- En Méjico

B.- En España

C.- En Estados Unidos

2.- ¿Cómo se llama la protagonista de esta historia?

A.- Juana de Arco

2.- Cleopatra

C.- Rosa Parks

3.- ¿Qué tenía que coger la protagonista par allegar al trabajo?

A.- Un taxis

B.- Un autobús

C.- Un carro

4.- ¿Dónde durmió ese día?

A.- En su cama

B.- En la cárcel

C.- En un banco

5.- ¿Que hicieron sus vecinos?

A.- Una manifestación

B.- Un baile benéfico

C.- Una maratón

6.- ¿Por que lucharon?

A.- Por ser los primeros

B.- Por la igualdad

C.- Por la libertad

Actividades

1.- Dibuja un autobús

2.-Adivina adivinanza

Una vieja con un diente que llama a toda la gente.

3.- Acertijo:

Soy una caja adornada con dos palos para sonar, y en la banda de la escuela,
me puedes encontrar. ¿Qué soy?

Si no sabes las respuestas las tienes al final de página

El respeto a las diferencias

En el mundo que nos toca vivir tan globalizado siempre hemos de respetar

las diferencias, ya sean de raza, cultura, religión y discapacidades.

Hemos de enseñar a los pequeños y prepararlos para que respeten esas diferencias y para que sean solidarios.

Que aprendan que hemos de ser respetuosos y tolerantes y evitar los prejuicios y estereotipos

Los padres han de enseñar a los hijos a ser tolerantes y a aceptar a los demás a través del respeto y el conocimiento.

Si observáis a los niños vemos que no tienen prejuicios no le dan importancia al color de la piel, ni nacionalidad ya que los niños hablan el lenguaje de los juegos.

Por tanto, cuando son pequeños se juntan con otros niños de su edad mediante el juego.

Desafortunadamente, con el tiempo van adquiriendo prejuicios a partir de lo que observan en su entorno e, igual que los valores, estos se transmiten de padres a hijos.

Como consecuencia es muy importante ayudarles a tener una mente abierta enseñándoles con el ejemplo.

Los niños, para bien o para mal, son mucho más conscientes de lo que ocurre a su alrededor de lo que los adultos hablamos.

Nos escuchan, nos ven y saben distinguir cuándo mentimos, nos sentimos incómodos y cuándo lo que decimos y lo que hacemos se contradice.

Por ello hemos de prestar mucha atención a nuestra propia actitud ante los demás.

Como resultado los padres debemos ser ejemplo y modelo positivo de los hijos. La mejor enseñanza es el ejemplo.

Si hemos de hablar a los hijos de tolerancia, hemos de demostrar cómo es nuestra actitud ante la discriminación.

Repuesta a la adivinanza: La campana

Respuesta al acertijo: El tambor

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *